Exitosa empresaria, madre, esposa y mujer con firme convicción en sus metas, Pilar Costa es la dueña y fundadora de Grace Audio Technologies y Grace Corporation, compañías de alcance internacional dedicadas a la comercialización de equipos profesionales de audio, video e iluminación para la industria del espectaculo.Originaria de Perú, esta mujer lleva las riendas de su negocio desde California, Estados Unidos, apoyada por un grupo de personas pequeño pero de mucha confianza, pues ella sabe lo importante que son las buenas relaciones humanas para alcanzar el éxito y solidez a largo plazo. Durante sound:check Xpo 2012 y en su luminoso stand, tuvimos una amena conversación con ella y aquí la compartimos.
¿En qué momento notaste la magnitud del mercado del espectáculo?
“Anteriormente yo trabajaba en la industria bancaria y cuando decidí formar mi propia empresa estando en Miami, encontré este mundo tan diferente al corporativo y también me di cuenta de las grandes inversiones que se realizan en el medio del entretenimiento y de todo el movimiento que representa esta industria en países como México, por ejemplo. Entonces comprendí que podía aprovechar todo lo que aprendí como vendedora bancaria para incursionar en las ventas de equipo para espectáculos; obviamente requería de una preparación y entrenamiento para conocer los equipos, pero al final el objetivo sería el mismo”.
“Cuando estuve en Florida no logré conectar muy bien con la industria mexicana, pero cuando por motivos personales me mudé a California, prácticamente se me abrieron las puertas, comiencé a conocer a mucha gente y a contactar a bastantes empresas por internet. Con base en mucho esfuerzo y constancia pude ir creciendo y ganándome un lugar en el mercado, que increíblemente aún estando en Estados Unidos es bastante machista en ocasiones. Sólo mostrando resultados fue como pude conseguir el respeto que merecía”.

“Por otra parte, mis clientes en México se identificaron muy bien conmigo; de alguna manera sentían que yo los representaba de este lado y podían confiar en mí, sobre todo porque principalmente en ese tiempo comerciábamos equipo usado y ellos sentían la seguridad de que lo que yo les vendía estaba en excelente estado”.
¿Después de diez años con tu empresa, qué cambios importantes has implementado en ella?
“Hemos tenido cambios importantes: ahora tenemos dos empresas más en Grace Corporation, a través de las cuales comercializamos pantallas LED y luces, con la cuales nos ha ido muy bien, pues muchos de nuestros clientes de Grace Audio Technologies también las adquieren”.
“En este sentido, debo decir algo: muchos productos que nosotros comercializamos en cuestión de video e iluminación es principalmente de origen chino y es cierto que han padecido de mala fama desde hace muchos años, pero en los últimos tiempos las cosas han mejorado. Yo llevo alrededor de seis años vendiéndolos y han dado muy buenos resultados. Todavía existen cosas por mejorar en esta manufactura, pero nuestra empresa se encarga de tener un buen control de calidad y en algunos casos nosotros mismos damos los toques finales a los equipos antes de venderlos, para poder ofrecer una garantía a nuestros clientes”.
 “Uno de los secretos es encontrar la empresa correcta con la cual se harán negocios en aquel país. Afortunadamente nosotros acertamos en ello y tanto en pantallas LED como en luces llevamos trabajando más de cinco años con las mismas compañías. Mi intención es crear relaciones de negocios duraderas y sólidas”.¿Cuántas personas integran actualmente tu empresa?
“Somos alrededor de veinte personas, yo trato de tener siempre el mismo equipo de personas para mantener el mismo ambiente de confianza con quienes empezamos. Mi esposo y yo estamos en California, pero también contamos con personal en Lima, donde se encuentra mi hermano. También nos funciona tener un equipo de personas trabajando desde Sudamérica, pues en ciertas áreas los costos son menores allá que en Estados Unidos”.
 
¿Qué gama de productos estás impulsando con más fuerza en estos momentos?
“Además de las luces para escenario también estamos incursionando en luminarias para calle. Constantemente estamos trayendo nuevos productos en cuando a pantallas LED se refiere y hemos tenido mucho éxito, nuestros productos han sido usados en giras de Shakira, Santana, Rubén Blades, Jennifer Lopez y Marc Anthony. En estos años hemos adquirido mucha experiencia y actualmente sabemos qué se necesita para que toda esta tecnología funcione a la perfección, hablando no sólo de la parte mecánica, sino también del software con el que estos equipos se controlan”.
¿En qué territorios está enfocado principalmente tu mercado?
“Trabajé el comercio internacional desde que estuve en los bancos y actualmente hago lo mismo con mi empresa. Nuestro mercado principal es México, pero también llevamos nuestros productos a Puerto Rico, Panamá, Guatemala, Colombia, Ecuador, Bolivia, Holanda e Inglaterra, entre otros. En Estados Unidos hemos hecho buenos negocios con personas que coordinan espectáculos en el ámbito religioso, el cual también posee un movimiento importante”.

 

¿Qué planes de crecimiento tienes para tus empresas?
“Por ahora estamos consolidando relaciones y reforzando nuestros negocios en todos los lugares a los que mandamos nuestros equipos. Nos funciona muy bien tener nuestra base en California, en cierta forma a nuestros clientes les gusta eso y les da confianza debido al buen servicio que siempre procuramos otorgar. Por otro lado estamos sólo a una hora y media de Tijuana, lo que contribuye a que nos sintamos cerca de México y de alguna manera de Perú. Trabajamos muy bien con la compañía de transportes de toda la vida, que llega hasta nuestro almacén, carga los camiones y se encarga de llevar nuestros productos a donde sea. Al igual que con nuestros clientes mantenemos muy buena relación con nuestros proveedores.
Las buenas relaciones con personal y proveedores son las luces con las que Grace Audio está iluminada. Su fundadora es sin duda el pilar de su compañía, que desafío estereotipos arraigados también en nuestra industria.Redacción: Carlos Gálvez