Sound:check Xpo se ha convertido en el reflejo de nuestra industria. Esa, que ha vivido cambios a una velocidad desconocida: otros formatos en la música, alianzas globales y compañías mexicanas que triunfan en el extranjero.

El evento es el termómetro de un mercado más consciente, informado, con acceso a catálogos de cualquier parte del mundo y cuyo objetivo sobrepasa la sola compra de equipo. El perfil del nuevo usuario no se limita a tener un producto: también busca servicio, respaldo y valor agregado por parte de distribuidores y tiendas locales.

El cliente ahora es conocedor y exigente, porque está preparado, conoce los adelantos y cotiza en internet productos o servicios. Se ha capacitado, recibe asesoría o acude a los centros de entrenamiento. Los tiempos lejanos del ingenuo que adquiría cuentas de colores no volverán.

 
 
Nuestra industria debe prepararse para atender una demanda especializada y concreta. La única forma que nuestro ramo crezca es basándonos en la educación. Por eso, la novena edición de sound:check Xpo fue tan importante.

Como cada año, el Programa Educativo AES se presentó como una sólida propuesta para elevar el nivel técnico de los operadores, a partir de escuchar las experiencias de profesionales consagrados como David Rideau, John Pellowe, Gavin Lurssen o Jack L. Renner; figuras que dejan un legado cultural al final de cada conferencia.

Los músicos también tienen la obligación de prepararse. Para ellos, la novena Xpo trajo clínicas y master classes de primer orden, con artistas de la talla de Billy Martin, Alex Otaola y Gonzalo Rubalcaba.


Las salas demo con lo último en tecnología nacional e internacional, las expresiones pictóricas de Josémaría Pérez Noriega Piru, el Encuentro de Bandas Escolares y los pasillos Music:Business tuvieron una gran respuesta por parte de los 21 mil visitantes que acudieron al World Trade Center de la Ciudad de México. Estrellas musicales de popularidad indiscutible, como Panteón Rococó, Belanova o Sabo Romo, hicieron en el Music:Fest las delicias de los jóvenes, herederos de la industria que construimos.


A casi una década de haber reunido a las grandes marcas y sus representantes mexicanos, podemos decir que hoy comienza a predominar una nueva generación de profesionales productores de espectáculos. Debemos estar a la altura de las exigencias del entorno. La empresa que logre capacitarse, educar a su personal y mantener la mente enfocada en la actualización será la única que pueda salir adelante en una esfera de alto riesgo como la nuestra. Las demás serán absorbidas o desaparecerán.


Sound:check Xpo 2011 es una reunión para ponerse al día en nuestro difícil ramo; donde el que balancea dos huevos sobre su nariz, uno sobre otro, solamente tendrá público hasta que aparezca alguien que pueda con tres.

Así es el espectáculo.