La industria de los espectáculos y conciertos ha sido uno de los sectores que más padecido los estragos de la pandemia iniciada a principios de este año y de la cual nunca se imaginaron sus alcances. Músicos, productores, ingenieros, técnicos y todo aquel inmerso en este sector han visto afectado su trabajo e ingresos debido a las medidas necesarias que se han implementado. Si bien los shows on line han ayudado a mitigar la difícil situación, disfrutar de la música en vivo es una experiencia que no se compara y ante ello, empresas como Wild Side, Music Live, Blu 2, Foro Pegaso y Meridian Pro, llevaron a cabo reuniones para encontrar soluciones y estrategias una vez que las condiciones permitieran estar de alguna forma de regreso. La opción que se acerca a las circunstancias actuales es la realización de auto-conciertos (drive-in, en países de habla inglesa), y en nuestro país se concretó una serie conciertos en los que participaron Moderatto, El Tri e Intocable. La primera dio el banderazo inicial para que con su rock y energía regresaran los shows masivos en vivo, en una ocasión que pocas veces hubiéramos imaginado que sucediera.

Soluciones impensables para situaciones impensables
De esta forma, y luego de cinco meses de nula actividad, el pasado agosto, Moderatto se presentó en el Foro Pegaso, cercano a la Ciudad de México, y ofreció un auto concierto a un público que olvidó por un momento la situación que se vive por la contingencia sanitaria y disfrutó de un show con música en vivo como hace meses no sucedía. Como se auguraba, el evento fue diferente a lo acostumbrado y en esta ocasión no había personas corriendo para estar cerca del escenario o buscando la mejor zona; la taquilla estaba cerrada y tampoco hubo stands de comida o baños con largas filas.

Las medidas de seguridad implementadas por los organizadores fueron estrictas, destacándose el hecho de que los boletos se vendieron por auto y no por persona. Al ingresar al recinto se tomó la temperatura de todos los asistentes, se desinfectaron las llantas de los vehículos, se ofreció gel sanitizante en todo momento y el uso de cubre bocas fue obligatorio.

Además se permitió un máximo de hasta cinco personas por vehículo mediano y hasta seis por camioneta de tres filas de asientos. No se permitió el acceso de personas a pie y los asistentes podían bajar de sus autos, de forma responsable, ubicándose frente a él. El servicio de entrega de alimentos y bebidas se ofreció por vendedores que se acercaban a los vehículos ofreciendo opciones de paquetes higiénicamente pre-armados y cerrados.

Cabe señalar que las medidas de sanidad no sólo fueron aplicadas al público, sino que tanto el staff como la banda misma acataron las indicaciones. Se tomó la temperatura de todos y además del uso obligatorio de mascarillas, los micrófonos fueron desinfectados.

Más de 1500 vehículos fueron los que ingresaron al Foro Pegaso y en ese momento se rompió el récord de mayor asistencia a un auto-concierto en el mundo; sin embargo, una semana después, el grupo Intocable rompió el récord de este primer evento, ya que al show grupero arribaron alrededor de 1800 vehículos.

Moderatto subió al escenario, el cual destacó por ser de 360 grados, con el fin de que todos los asistentes disfrutaran del show cómodamente desde sus vehículos. Temas clásicos como “Autos, moda y Rock and Roll”, “Zodiaco”, “No podrás”, “Sentimettal”, y otros más. En total fueron 17 temas que las personas cantaron y disfrutaron, y como parte de una nunca antes vista forma de expresar el gusto por la banda, en cada canción se escuchaban claxons y se veían las luces y los limpiaparabrisas al ritmo del rock de la banda liderada por Brian Amadeus.

Tiempo de alianzas
El concepto de auto-concierto es una apuesta por reactivar la industria de la música y el espectáculo; para que las personas podamos oír, ver y sentir la música en vivo, unas de las cosas que más extrañamos y que esta pandemia nos ha arrebatado. El esfuerzo e iniciativa de las empresas que participaron en la organización de los shows de Moderatto, El Tri e Intocable son una muestra de que en estos tiempos se necesitan lazos para encontrar soluciones que ayuden a fortalecer e impulsar este sector.

Entre esas compañías estuvo Meridian Pro Audio, que como muchas otras, no ha visto actividad en los últimos cinco meses debido a la pandemia. Ante ello, tomaron la iniciativa de ser socios en esta serie de conciertos en el Foro Pegaso, como comparte Germán Sevillano, socio fundador de la empresa: “Llevamos a cabo varias reuniones, en las que participaron personas del Foro Pegaso, MH Producciones, Blue 2 y Meridian Pro, entre otras más. Lo planeamos desde mayo y decidimos formar una sociedad. Evidentemente, fue un gran reto para todos, nunca antes habíamos hecho un auto-concierto, hemos perdido mucho y honestamente no teníamos nada que perder. Definimos una serie de conciertos que se lanzaron para el mes de agosto y en septiembre vendrán otros proyectos, cuyo objetivo es hacer espectáculos profesionales bajo esta nueva modalidad. No sabemos cuánto dure esta pandemia, pero estamos buscando opciones y ésta es una para que la industria se reactive”.

Meridian Pro Audio proporcionó equipos de video, escenario y luces en equipo con otras empresas, como fue el caso de Tecno Son, cuyo director, Sergio Zenteno, se encargó de proveer el sistema de audio Clair Brothers, los que apoyaron y se sumaron a este proyecto.

Entre los puntos principales que se trataron en las reuniones previas destacó realizar los auto-conciertos en el Foro Pegaso, ya que es un recinto que cuenta con todos los requisitos para llevar a cabo esta forma de show, además de que se ubica a tan sólo cuarenta minutos de la Ciudad de México y es de fácil acceso.

“Esta experiencia va más allá que sólo música y rock and roll en vivo; detrás de este evento hay mucho trabajo y en esto pensamos, ésta es la base de todo lo que realizamos. Logramos que muchas personas retomaran su trabajo porque llevábamos parados cinco meses y nuestro crew ha padecido mucho esta situación. En este primer auto-concierto fueron más de cien personas las que están participando tan sólo por Meridian. Es una nueva experiencia para todos, la situación está complicada, pero esto nos ayuda a reinventarnos; es un reto para todos, para mí, para la empresa, y estamos celebramos quince años de Meridian Pro Audio con este proyecto”, concluye Germán Sevillano.

Audio en 360 grados
Es el ingeniero Sergio Zenteno quien narra su proceso de trabajo durante este auto concierto: “Fuimos invitados por nuestra empresa hermana Meridian; así nos consideramos porque hemos sido aliados en diversos proyectos. Germán Sevillano nos llamó para introducirnos en el concepto del proyecto, yo ya tenía algo de información acerca de estos eventos que estarían por suceder y no pude menos que expresar mi felicidad por esta invitación.

Después de recibir detalles de planos y comentar respecto a los aspectos de requerimientos de rigging y características de las estructuras, empezamos a trabajar en el diseño y la propuesta.

El montaje se realizó un día antes, a fin de tener todo el sistema listo para pruebas y tratando de reducir en la medida de lo posible los costos involucrados con los tiempos de preparación del sistema.

El equipo se configuró con la intención de lograr una presión y respuesta homogénea en toda el área de audiencia y considerando que tendríamos que cubrir distancias mayores a los cien metros por cada una de las cuatro caras del escenario, ya que la configuración de la audiencia sería para una cobertura radial de 360 grados, debiendo conservar una presión sonora importante hasta las últimas filas de la audiencia, 112, 108 dBA hasta las últimas filas.

El sistema Clair es sumamente poderoso y dado que su diseño está preparado para que no sólo los subwoofers, sino también los arrays colgados de Low / Mid / High, reproduzcan todo el rango completo de respuesta hasta las frecuencias mas bajas, 35 o 40 Hz, dependiendo del largo del arreglo, se obtiene una respuesta completa de todo el rango de frecuencias, aún en las posiciones más lejanas.

El equipo fue sanitizado desde su preparación y salida de bodega, utilizando distintos recursos como la clorhexidina, soluciones de cloro, amonio cuaternario de quinta generación y alcohol isopropílico para las partes más sensibles. El personal técnico ha recibido varias sesiones informativas de capacitación para tomar conciencia sobre la enfermedad Covid-19 y las formas en que actúa y se dispersa y la manera de atacarlo y prevenir su contagio”.

El encargado de audio en sala para el auto-concierto de Moderatto fue el ingeniero Axel Valero, quien se dio a la tarea de implementar acciones para que el sonido tuviera una calidad óptima. La consola que se ocupó fue una Avid Venue S6L, utilizándose 52 canales. Prácticamente se ocuparon los recursos nativos de la mesa, y el plug-in externo Empirical Labs Arousor.

Entre los detalles que destacaron en sala, fue que en la prueba de audio prácticamente se corrió el show completo de la banda y se realizó una grabación track por track, proceso que tomó dos horas. Se tomaron como base las escenas que Moderatto ofreció en Cancún hace tiempo; en aquella ocasión se utilizó una consola Venue Profile y esta vez hubo que adaptar dichas escenas a la consola Venue S6L.

“Fue un show importante después de tantos meses parados; se utilizaron cuatro baterías, cuatro bombos, cuatro tarolas y cuatro toms, arriba y abajo. Igualarlas fue un reto, esto lo logramos en el sound:check y fue largo, pero conseguimos que todo quedara bien ajustado. Afinamos, mucho. A pesar de ser cuatro frentes, la alineación no era exactamente la misma; hubo pequeñas variaciones para lograr el reto de que las cuatro zonas sonaran de forma homogénea. Queremos regresar a la normalidad, esto es un reinicio. Sabemos que no es fácil portar los cubre bocas todo el tiempo y tener distancia, pero es necesario hacerlo para que esto pase pronto”, comenta Axel.

Cabe mencionar que en los monitores se encontró el expertise de Marco Antonio López “Vato”, para lo que echó mano de otra consola Avid S6L (como en sala), además de sistemas inalámbricos Shure PSM 1000 y PSM 900, monitores de piso Clair Global 12 AM/ 12 MIX y Clair Brothers RH4 (en cuatro puntos side-fill).

Iluminación, lenguaje visual
Otro aspecto que destacó en el auto-concierto de Moderatto fue la iluminación. Basta con señalar que se ocuparon más de 250 luces que se integraron de manera adecuada con la transmisión de Cinépolis Klic que se realizó vía streaming y que contó con más de diez cámaras de video.
El diseño de iluminación fue creado para este concepto de show y el encargado de desarrollarlo fue el experimentado profesional Gastón Forti, quien se dio a la tarea de realizar una propuesta, la cual trabajó y ajustó con Meridian Pro.

El concepto de iluminación tomó como base figuras geométricas: en primer plano, una estructura circular estuvo colocada al centro del escenario, arriba de la posición de la batería de Elohim Corona. Al ser un show de 360 grados, esta estructura daría profundidad al escenario y ayudaría a que la gente pudiera visualizar a los músicos en todos los frentes. Arriba del círculo, se ubicó una estructura de forma cuadrada que serviría de back. Otro aspecto a mencionar es que el escenario contó con cuatro vehículos colgados tipo Volkswagen de utilería, los cuales eran un elemento a destacar y se requería que estuvieran iluminados para completar el concepto.

“Lo primero que hice fue platicar con la banda para conocer sus posiciones, sus puntos fijos y los recorridos que harían sobre el escenario. En cada canción, cada músico se iba rotando para cubrir los cuatro frentes; queríamos que el escenario pudiera apreciarse desde todos los frentes: Elohim giró con toda su batería, Brian y los demás se movieron por todos lados. Hubo mucho dinamismo, cuidamos que sus rostros estuvieran bien iluminados, la estructura circular apuntaba a Elohim y la cuadrada a los demás. Además, al tener transmisión por streaming se requería que en todo momento la iluminación ayudara a las cámaras y que el público que veía la transmisión en casa lo disfrutara también sin perder los detalles”, menciona Gastón.

No hubo seguidores, por lo que hubo que cuidar los frentes con luces Vari-Lite VL10 Beam Wash, Chauvet MK3 LED Wash y Robe 1200 LED Wash. Predominó el uso de tonos cálidos para estar en sintonía con el streaming y que la luminosidad estuviera cuidada. La consola que se utilizó fue una Grand MA 2 Full Size y además se utilizaron cuatro pantallas Oracle de nueve por cuatro metros con pitch 5.9, las cuales estuvieron colgadas a siete metros de altura. En ellas se transmitieron indicaciones para los asistentes y el show.
“Sin duda esto fue una gran experiencia. Los auto-conciertos son una opción para reactivar la industria porque hemos estado parados mucho tiempo. Hay mucha gente que vive de la producción de los espectáculos, no sólo artistas y músicos. En estos meses me dediqué a atender mi estética canina y boutique en Metepec con mi esposa. Como yo, hay otros compañeros del medio que se dedicaron a otras cosas y nos apoyamos. Ojalá se sumen más empresas al proyecto como éste, para que haya empleo para todos. Tenemos familias y la situación es crítica, necesitamos seguir y que se hagan eventos con responsabilidad y con las medidas adecuadas para que esto no se detenga”, puntualiza Gastón Forti.

La apuesta por los auto-conciertos generó una experiencia positiva; tanto el show de Moderatto como lo hecho por El Tri e Intocable fueron el resultado del trabajo en equipo de muchas empresas que ante la difícil situación supieron organizarse, arriesgarse y llevar a cabo alianzas constructivas.
En cada uno de los auto-conciertos se establecieron las normas descritas en los manuales de los Sistemas de Salud estatales y federales, a efecto de mantener la posibilidad de contagios de Covid 19 en cero y procurar el bienestar de todos los asistentes. Para que se sigan produciendo y asegurar el pleno desarrollo de la industria de la música y el espectáculo, aún en estos tiempos, es necesario que las medidas se respeten cabalmente por parte de todos. Si bien no sabemos cuánto tiempo continúe esta situación, en la medida en que todos apoyemos, los conciertos estarán de regreso.

Nos queda apoyar e impulsar proyectos como los auto-conciertos y las transmisiones streaming. Detrás de cada show hay cientos de familias que dependen directamente de estos eventos y estos son tiempos de apoyarnos mutuamente.