Josh Smith, guitarrista que ha trabajado con Elton John y Mick Jagger, además de estar en gira recurrente con Raphael Saadiq, se ha enfocado en los últimos años a saciar su faceta como productor desde su project studio, donde cuenta con los monitores ATC SCM45A para la delicada tarea de escucha que implica sus mezclas.

El project studio está separado de su casa y ocupa 92 metros cuadrados con una generosa sala de control, sala de estar y cabinas de aislamiento. “Tomó dos años completarlo, pero es un verdadero estudio. A medida que la industria se ha movido cada vez más hacia las transferencias de archivos y las sesiones remotas, tiene mucho sentido estar bien ubicado en casa. En promedio, paso medio año trabajando en la música de otras personas y medio año en mis propias cosas, ya sea girando, grabando o produciendo música nueva. Me encanta rastrear y perseguir sonidos geniales. Llevo 36 años tocando la guitarra y siempre ha sido una obsesión. Pero ahora la ingeniería se está convirtiendo en eso también. Solía pensar en guitarras, amplificadores y pedales todo el día, ahora estoy clavado en micrófonos y preamplificadores. Al final, me encanta ser creativo todos los días y la ingeniería es sólo otra forma de plasmarla”.

Cuando llegó el momento de seleccionar monitores para el nuevo estudio, Josh tuvo la opción de llevar a su sala de control unos gabinetes para probarlos: “Había escuchado los ATC un millón de veces en otros estudios y siempre los amé pero quería asegurarme de tener los monitores perfectos”, compartió el guitarrista. Aunque estaba completamente preparado para construir gradas llenas de arena, Josh Smith se alegró al descubrir que los SCM45A se ubican muy bien sobre el puente de medición de su consola Trident.

“Probé los ATC contra todos los demás monitores de gama alta y descubrí que tienen la impresionante calidad de ser simultáneamente clínicos y divertidos de escuchar”, comenta Josh Smith. “Tienen tantos detalles de rango medio y no causan fatiga. Además de trabajar con ellos, los usé para redescubrir toda la música que amo. Puedo monitorear a cualquier volumen y obtener una imagen coherente de lo que estoy trabajando. Me he vuelto muy confiado con las pistas que grabamos en el estudio. Sé que cuando algo suena fantástico en los ATC, sonará fantástico en todos lados”.

En el corto tiempo que ha usado los ATC SCM45A, el guitarrista ha mezclado parte de su próximo álbum, “Burn to Grow”, y estará produciendo y grabando nuevos discos para guitarristas como Seth Rosenbloom de Boston y Artur Menezes de Brasil. En el ínter, Smith ha estado grabando y enviando archivos a colaboradores y realizando su propio material.

Related Posts