Galardonados junto a Nicolas Becket, Phillip Bladh, Carolina Santana y Carlos Cortés con el Oscar a Mejor Sonido gracias por su trabajo que convirtió en personaje al audio en la película “Sound of Metal”, dirigida por Darius Marder, Michelle Couttolenc y Jaime Bakhst comparten en específico su labor realizar la mezcla 5.1 y estéreo que sería la que el mundo escuchó al ver la cinta en dispositivos móviles, computadoras y smartTVs a través de Amazon. 

Luego del trabajo en Splendor Omnia, el estudio del director Carlos Reygadas en Tepoztlán, Morelos, donde se hizo un primer tratamiento de mezcla, Michelle Couttolenc y Jaime Baksht tomaron la cinta para continuar en Astro XL y alistaron los distintos entregables de la película: “Lo que hicimos Michelle y yo fue depurar las ideas que originalmente se estaban trabajando; Michelle sacó 600 notas o más la primera vez que la vio y yo saqué otras más para hacer saber lo que percibimos”, cuenta Jaime.

Michelle Couttolenc

Jaime Bakhst.

Carlos Cortés, Michelle Couttolenc y Jaime Baksht

Por su parte, cuenta Michelle: “Después de que estuvimos unas tres semanas o cuatro en Splendor Omnia haciendo la mezcla para cine, quedó una versión de dos horas para Amazon e hicimos la mezcla en Astro XL en estéreo para los distintos dispositivos en los que se vería y escucharía la cinta”.

“Apenas empezaba la pandemia, no estábamos muy conscientes de que esa sería la versión que realmente escucharía la gran mayoría de las personas. En realidad, cuando estábamos haciendo la mezcla 5.1 para cine pensando que se estrenaría en salas e hicimos la versión estéreo. Ya que sabíamos cómo estaba en 5.1, teníamos claro cómo tenía que ser esa mezcla estéreo para tenerla lo más parecida posible a esa otra versión”, continúa Michelle.

Curiosamente, esa mezcla en estéreo no la habían escuchado ni Darius ni Nicolas Becket  (diseñador de sonido), a quien se debe la recomendación del equipo de sonidistas mexicano en la cinta, como detalla Jaime:

“El proceso de hacer la mezcla en estéreo ya existía. Al pasar de 5.1 a estéreo hay que tomar los cinco canales y volver a combinarlos, hacer el cambio de formatos sumando y restando en los canales que corresponde; si es una mezcla estéreo, el surround izquierdo lo pasas al izquierdo 3dB abajo y el derecho igual, lo mismo el canal central y así todo lo demás. Se vuelve a recombinar el 5.1 en el formato correcto, en una relación de volúmenes adecuada. Michelle y yo hicimos eso en Astro, cuidando mucho justamente las relaciones entre los surrounds y todas esas cosas por secuencia, para que correspondieran lo más posible a lo original. Hicimos secuencia por secuencia, no usamos ningún tipo de plug-in. Usamos muy poca limitación y compresión y todo lo demás fueron tener los niveles correctos y cortar stems”.

“El concepto del stem creo que ya se conoce bien e implica tener un grupo de sonidos que se mezcla a un formato”, explica Jaime; “puede haber un stem estéreo de batería, diálogos, efectos, incidentales o música. Tomamos los stems en 5.1 y armamos el fold-down con mucho cuidado; la película en estéreo se traslada muy parecido a lo que era como mezcla, porque el tema del estéreo para televisión es que el nivel de escucha no es estándar, mientras que en el cine hay un ajuste, una referencia de 85dB, entonces eso fue lo que cuidamos. Había dos entregables: uno para Sony Inglaterra y el otro para Amazon, y cada uno de ellos pedía no solamente un estéreo, sino otros formatos (con ajustes de imagen y video). Entre todos fueron 16 formatos diferentes por cada uno de los entregables”.

Para realizar la mezcla en la Sala 1 de Astro XL se usaron la consola Solid State Logic C300 de 500 canales, la grabadora Fairlight en la que Michelle es experta y otros equipos, como el dbx 120 y el Lexicon 960 para reverbs en ciertos momentos de la cinta. Todo escuchado con la referencia de los monitores TAD en formato Quadamp.

Cabe mencionar que en Astro XL también podemos encontrar otros equipos como la superficie de control Euphonix 40 Fader S5-Fusion Control, y están disponibles los sistemas de edición ProTools HD, monitores Genelec 1032A, preamplificador API A2D y cuenta con cableado Neutrik, lo que asegura proyectos con calidad de primer nivel, como está ahora ampliamente reconocido.

Con el orgullo palpable entre la comunidad de sonidistas y cineastas en nuestro país, Jaime Bakhst y Michelle Couttolenc ratifican su anhelo de usar el impulso del galardón para seguir desarrollando la industria en México. “El impacto del Oscar es que, de alguna manera, nos hace tener más fe en lo que estamos haciendo todos”. Y eso es lo más importante, de forma que además de felicitar a Michelle, Carlos y Jaime, auguramos que este reconocimiento dará un fuerte impulso a quienes deseen dedicarse al sonido en el cine. ¡Orgullo mexicano!