En esta ocasión presentaremos este plug in, fabricado por la empresa U-he, con sede en Berlin, que los fabrica  desde 2001. Esta compañía se hizo muy conocida por el sintetizador virtual Diva y si aún no lo conocen, se los recomiendo.

Así, hace algunos años se lanzó este plug in, que es una emulación de grabador reproductor analógico, pero atención: no es una emulación más, sino un plug in de altísima calidad que deben conocer.

Con una interfaz clara y amigable, Satin nos ofrece todos los controles que necesitaremos

Una herramienta completa

Cabe destacar que cuando nos referimos a calidad de cinta, se trata de una serie compleja de procesos que incluyen variabilidad en la velocidad, saturación, distorsión armónica y suavizado de transientes, entre muchos otros recursos. Como si eso fuera poco, Satin viene equipado para hacer efectos de tiempo, como Chorus y Flanger, con opciones de 2 o 4 cabezas reproductoras.

Con una interfaz clara y amigable, Satin nos ofrece todos los controles que necesitaremos:

• Un vúmetro retro que puede ser ajustado a picos o RMS.
• Un botón de Makeup que regula el input y el output automáticamente y permite “jugar” con el In y el Out.
• 2 modos de grabadores: Antiguo y Moderno.
• Función de Soft Clip para los amantes de lo comprimido.

En una sección más avanzada nos encontramos con el modo Studio, donde el plug in se comporta como una excelente máquina a cinta, ideal para procesos de sonidos individuales o de buses.

En el modo Speed se puede variar la velocidad de grabación-reproducción; a más velocidad, mayor calidad, a menor velocidad más ruido y efectos característicos de la grabación analógica. Muchas veces esto es justamente lo que estamos buscando.

Por otra parte, Satin también tiene un potenciómetro de Pre Emphasis muy necesario para lograr efectos especialmente analógicos. A menor velocidad, combinado con esta herramienta, se logran características muy nostálgicas.

Además, el Potenciómetro de Compander, combinado con el encoder y el decoder, permite emular los reductores de ruido más populares de la era analógica: Dolby A y B, y dbx Type I y Type II, que eran muy usados y que provocan efectos de compresión/expansión que enloquecen a los más fanáticos de lo vintage.

¿Se acuerdan de lo que hacíamos con los casetes: grabar con Dolby, escuchar sin Dolby o viceversa? Este es otro detalle fino del plug in Satin. Además, también tiene 8 grupos que sirven para enviar los busses de nuestro DAW y seleccionar qué pasará por cinta. Esto es una adición muy importante, porque aporta una cohesión analógica a nuestros busses.

Como si esto fuera poco, tiene una sección de Service en la que encontramos, en primer lugar, una visualización de los efectos que la cinta está realizando, lo cual es fantástico, porque crea una representación visual de las características que estamos usando y muchos potenciómetros para controlar todas las características que pudiera tener una máquina a cinta, hasta la cantidad de suciedad. Cuenta con modalidades como Hiss, Asperity, Crosstalk, Wow&Flutter, Bias, Gap Width, Bump, ajustes de Rec, EQ, Repro EQ y Headroom.

Una de las cosas más increíbles de este plug in es que no sólo se puede emular una buena máquina de cinta y lo hace de manera excelente, sino que también puede transformarse en la peor, más rota y sucia máquina de cinta del mundo si es lo deseado en nuestra producción. También está a disposición hermosos procesos de tiempo como Chorus y Flanger de la vieja escuela, que suenan muy orgánicos.

Si consideran que a sus trabajos “In the box” les falta algo, ese “no se qué”, es casi seguro que en Satin lo encontrarán.

¡Gracias por leer!

*Músico, compositor, productor musical e ingeniero en audio.

Especialista en Mezcla y Mastering. Imparte cursos privados online y en universidades sobre Ingeniería en audio, Producción musical y Desarrollo de la creatividad. Es profesor de Técnicas de mezcla y mastering en REC Música y SAE Institute México.