El cantante Edén Muñoz se encuentra en consolidación de su carrera musical como solista, después de haber sido vocalista de la exitosa banda de regional mexicano Calibre 50. Consciente de lo que significa este paso y las necesidades en equipo y staff que hay que cubrir, Edén se ha rodeado de profesionales con la experiencia y el conocimiento suficientes para ofrecer a su público nada más que lo mejor y disfrutar sus conciertos, en los que Shure y Allen & Heath son parte esencial.

“Usamos alrededor de 10 canales y todos los músicos usan los sistemas Shure PSM 1000. Estamos usando 28 canales de Axient Digital y vamos a crecer”.

Expertise en distintos ámbitos

Alguien que forma parte del equipo técnico de Edén Muñoz tanto en el audio en vivo como en el estudio y así todo su talento es Sergio Vargas, que cuenta con una historia muy interesante en su profesión: “Yo tenía alrededor de 16 años cuando entré al Estudio Hugo’s, en Los Mochis, Sinaloa, y empecé como asistente de los ingenieros; poco a poco fui aprendiendo, empecé a estudiar por mi cuenta y aprendí en el campo de trabajo, microfoneando, cableando y conociendo los equipos. Salía de trabajar y me quedaba, porque me empezó a llamar la atención lo que hacían. En el estudio vieron que me interesaba y me preguntaron si quería aprender y a dedicarme a eso, entonces poco a poco empecé con actividades relacionadas con la grabación. Dure así tres años en los que empecé a aprender -y aún lo hago-. En aquel tiempo grabábamos en cinta análoga; todavía no llegaba la grabación digital al país”, recuerda.

De izq. a der: David Sosa, Sergio Vargas, Carlos Vite, Pravda Garza y Juan Carlos Gamino

“Después de Hugo´s me fui a Mazatlán y con la empresa Andaluz Music y el grupo Calibre 50, empecé a trabajar en el estudio de grabación que ellos instalaron, hasta que hace cinco años, uno de sus ingenieros en vivo tuvo un problema y me invitaron a trabajar en una gira por Guatemala. ¡Yo conocía el proceso, pero nunca lo había hecho! Así que de nuevo aprendí sobre la marcha. Hice esa gira y fue cuando empecé a darme cuenta de las complicaciones del escenario, a conocer la microfonía y temas como RF. Seguí investigando de lo que se trataba el sonido en vivo y me quedé con ellos como ingeniero de monitores a partir de 2017”.

“Si bien es cierto que llegué a hacer monitores por la necesidad que había, anteriormente yo había hecho audio en sala con la banda Carnaval y se me había facilitado esta labor. También les grababa a ellos los discos y yo sabía el sonido que necesitaban, pero cuando empecé monitores con Calibre 50 me fui mucho más a las giras”, continúa Sergio.

Por lo que este profesional del audio ha investigado, ha podido conocer las distintas marcas y actualmente, las consolas Allen & Heath y los sistemas Shure son parte esencial de sus equipos de trabajo: “He tenido la oportunidad de recibir mucha ayuda e información útil de la gente de Representaciones de Audio –distribuidores de las marcas en México-. Hace cuatro años adquirimos consolas de esta firma y ahora empiezo a tener más capacitación. En ellas hemos encontrado lo que necesitábamos, porque son muy manejables, sencillas de operar, su interfaz es muy accesible, tienen muy buen sonido y para monitores, el ruteo es muy sencillo”.

Llegado el momento en el que Edén Muñoz salió de Calibre 50, Sergio salió también y empezó a trabajar en el estudio que él estableció, además del audio en vivo. “A la pregunta de los equipos que necesitábamos, pensamos rápidamente en Allen & Heath y Shure, así que hicimos la lista y eso fue lo que adquirimos. En cuanto a microfonía inalámbrica, siempre me ha gustado Shure, porque su operación es muy accesible. Anteriormente ya había trabajado con Spectrum Manager y al ritmo de trabajo que nosotros tenemos, que es de tres a cuatro veces por semana, llegamos a los eventos dos o tres horas antes de subir al escenario y casi nunca hay tiempo de hacer sound:check, entonces esta herramienta ayuda mucho a hacer el escaneo de frecuencias”.

“En nuestros conciertos en la Arena Ciudad de México aprendí cosas nuevas; creo que somos privilegiados por tener estos equipos”.

“En cuanto a Allen & Heath, con Edén estoy trabajando con la consola dLive S5000 y el MixRack CDM64. Lo más importante es lo fácil que es manejarlos: llegamos, armamos y estamos listos. En el escenario son alrededor de 20 músicos y tengo 16 mezclas, con retos en cuanto a los sonidos. La banda usa la tuba, instrumento que tiene un sonido particular que hay que respetar. Del MixRack, lo que nos gusta mucho es que guarda el procesamiento y la consola es la mesa de control, lo que nos da mucha seguridad por si pasa algo y la consola se va, porque todo seguirá funcionando en lo que se echa a andar la consola de nuevo, pero si deja de funcionar, también se puede sacar la computadora, poner el editor en línea y seguir trabajando, o usar el iPad. Esa versatilidad es lo que nos tiene muy contentos”.

En lo que a tarjetas externas de protocolos en las consolas se refiere, Sergio usa Waves: “Son dos: una para sala y otra para monitores. Preferí Waves porque estoy familiarizado con esos plug ins por mi trabajo en el estudio y ya los conozco todos, además de que conocí otras herramientas muy útiles para el audio en vivo, como el X Feedback, que es un plug in que ayuda a localizar las frecuencias que están dando problemas de este tipo, y el expansor, que ayuda a limpiar la fuente, como la voz, para tener menos contaminación y tenerla muy presente. Todo esto es aparte de los ecualizadores y los procesadores”.

“Además de la voz, con la banda sinaloense suele haber mucha contaminación en el escenario, por lo que estas herramientas ayudan a limpiar cada instrumento para poderlo sacar mejor y tenerlo presente en la mezcla”.

Los monitores

Sergio usa los sistemas inalámbricos Shure PSM 1000: “Usamos alrededor de 10 canales y todos los músicos están con el mismo equipo. Para Edén uso una mezcla estéreo. Desde hace 6 años, Sergio usa equipos de esta marca para monitoreo in ear, siempre con los mejores resultados.

Respecto a su experiencia en RF, Sergio está adquiriendo más conocimiento del tema y Axient Digital se lo está haciendo muy fácil: “Este equipo beneficia mucho a quienes no tenemos un gran conocimiento en esta área; yo no tengo tiempo para dedicarme a RF, pero el sistema se configura muy sencillo y me ahorro tiempo muy valioso. Estamos usando 28 canales de Axient Digital y vamos a crecer”.

“Los productos de Allen & Heath y Shure son muy accesibles y fáciles de configurar y manejar. En nuestros conciertos en la Arena Ciudad de México aprendí cosas nuevas que seguiré haciendo. Realmente creo que somos privilegiados por tener estos equipos, con los que no batallamos para nada. Se trata de una inversión fuerte, pero que nos beneficia sin duda para hacer las cosas bien”, concluye Sergio.