En 2020, San Pascualito Rey (SPR) cumplió veinte años de vida y para festejar tenía planeado un concierto en el Teatro Metropolitan que debió cancelarse por la situación sanitaria que todos sabemos. Así, con el ánimo de cumplir en parte el cometido, la banda y su equipo de producción optó por diseñar un show que les permitiera revisitar su trayectoria discográfica vía streaming, haciendo mancuerna con la productora Cilantro Media. El resultado fueron tres conciertos en línea cuya concepción artística y técnica fue evolucionando, como veremos a continuación.

Streaming con distinción 

Para marcar línea respecto al estándar que se iba estableciendo en la producción de los conciertos vía streaming y en simultáneo atender la premisa estética del grupo, se decidió hacer shows temáticos por cada disco, como cuenta Pascual Reyes, vocalista del combo:

“Si haces un show completo como tal, la gente no va a volver a ver otro porque ya lo vio, entonces la tirada fue plantear un contenido distinto para cada disco, empezando con “Deshabitado”. Lo gestionamos todo nosotros junto con Cilantro Media, desde la boletera hasta la producción, y eso nos llevó a tener fallas que, en el segundo streaming, el del álbum “Valiente”, se corrigieron porque decidimos ya no hacerlo todo nosotros. Nos aliamos con una empresa boletera para este fin y todo salió mucho mejor. Después hicimos el concierto dedicado al disco “Sufro, Sufro, Sufro” y nos fue muy bien”.

“Estos shows no tienen vínculo con la gira del festejo en sí, porque ahí íbamos a tocar las rolas de nuestro disco más reciente, “Animanecia”, que salió una semana antes de que la pandemia fuera declarada. Evidentemente, el show estaba planeado para el lanzamiento del álbum y la celebración de nuestro cumpleaños con un show en el Teatro Metropolitan. Como ya nada de eso sucedió, replanteamos la estrategia de qué íbamos a hacer y cómo”. 

“El show estaba planeado para el lanzamiento del álbum ‘Animanecia’ y la celebración de nuestro cumpleaños con un show en el Teatro Metropolitan, pero como eso no sucedió, replanteamos la estrategia de qué íbamos a hacer y cómo”. Pascual Reyes.

Un concepto nuevo de show

No es lo mismo hacer un concierto en vivo que uno para transmitir en línea, incorporando prácticas, perfiles y aliados en paralelo. Eso lo han ido descubriendo los equipos de producción y el de SPR no ha sido la excepción, como relata Jesús Lomelí, production manager e ingeniero de sala del grupo:

“Nosotros estamos muy acostumbrados al show en vivo, para el que ya se tiene un plan y una logística muy claros. Yo había tenido la oportunidad de trabajar en foros de televisión en otros proyectos y sabía que era distinto, pero no supe cuánto hasta que enfrentamos los streamings”.

“Una de las cosas que mejoramos entre el primero y el segundo concierto fue entender el lenguaje de la gente que se dedica a hacer esto: la transmisión de televisión. Los que hacemos audio en vivo y quienes lo hacen para streaming y televisión, tenemos una forma de pensar y hacer completamente distinta y no sólo en el audio, sino en las luces, el video y demás.  A nosotros, por ejemplo, no nos importa que se vea la estructura, el grand support y las luces colgadas, porque incluso es parte del show, y en este caso fue mediar y lidiar entre ambos mundos, porque queríamos evitar que la gente sintiera que estaba viendo un concierto más por la televisión”.

“Otro elemento a considerar era plantear un formato de interacción con el público y la solución fue un chat para la transmisión, lo que fue un reto técnico: “Si bien es algo sencillo porque se abre una cuenta de Zoom, se necesitaba ponerle a la banda una pantalla que alcanzaran a leer sin sufrir y pudiéramos ir pasando las respuestas, cuando llegamos al show en 360 grados tuvimos que colgar literalmente la pantalla del techo. Son cosas que en el show en vivo en realidad no piensas tan inmediatamente”, reflexiona Jesús.

La dirección técnica, equipos y nuevos perfiles de colaboradores

Ya con el acuerdo de ambas partes creativas, otro elemento clave fue sumar perfiles no contemplados, como la dirección de cámaras: “Necesitábamos un director de cámara que conociera a la banda, su música y objetivos. Así fue como se incorporó Francisco González y fue uno de los grandes aciertos, porque su ojo ayudó a decidir desde qué cámaras usar, qué tomas buscar y cómo se vinculaba eso con el tema de la iluminación, que es distinta para televisión”, relata Jesús. Pascual agrega: “Francisco hizo el video de nuestra canción ‘En la oscuridad’ y un mini documental de la presentación de ‘Valiente’; él conoce muy bien a la banda y nuestras canciones y tiene un ojo muy especial que puede ser como de un director de cine que está dirigiendo un show en vivo y por eso también decidimos incorporarlo. Fue más que un director de cámaras, fue el show runner, porque fue más allá de escoger qué toma o qué switchear. Él aportó un concepto en escena y de dirección de arte desde elementos como el diseño del stage plot”.

Jesús trabajó su mezcla desde una consola Midas M32, provista por Cilantro Media, al igual que el  monitoreo básico. Los monitores personales fueron Shure SE535 y SE315, mientras que la dotación de microfonía para batería fue AKG D5, D10, D112, Audix y un Shure Beta 91 en el bombo, además de algunos Shure SM57. El micrófono de Pascual es un Audix OM5. 

“Se trató de salir del modelo en que se mezcla en la consola y se manda al sistema de PA; aquí fue todo digital y de ahí pasó a un software que tomó la compañía boletera para transmitirlo a todos los usuarios”. Jesús Lomelí.

El tratamiento del audio residió en comprender la estructura por etapas que implica la transmisión: “Se trató de salir del modelo en que se mezcla en la consola y se manda al sistema de PA; aquí fue todo digital y de ahí pasó a un software que tomó la boletera para transmitirlo a todos los usuarios, desde alguien que puede ser una persona que está en su auto viendo su celular hasta alguien que tiene un home theater con un buen sistema de audio y una pantalla de noventa pulgadas. Es una experiencia totalmente distinta. Me tuve que poner a estudiar y a consultar con colegas como Luis Quiñones y Alex Peralta sobre redes y transmisión de audio digital en red, aprender la operación de los niveles de estructura de cada etapa y conocer acerca del audio del master y contar con un monitor para ver el nivel de transmisión y de recepción a la computadora y mantener todo parejo”.

“Otra cosa sin duda es el monitoreo, porque el foro no puede estar lleno de cajas, por lo que todo se fue por in ears; el baterista extraña su monitor de piso y bueno, hay que buscar cómo, por eso, en este último concierto sí le pusimos uno oculto. En los dos primeros shows colgamos las bocinas de side-fill y las tenían a la vista, mientras que en el concierto 360 las escondimos en las esquinas, detrás de una mampara blanca. Tuvimos modelos con woofers más grandes para tener más presencia de graves”, detalla Jesús.

Con actitud de aprendizaje

Respecto a la iluminación, la experiencia coloreando teatro y danza de Mary J. Varher sumó a la dirección artística de los streamings, siendo ella una de las integrantes nuevas del equipo de producción fijo de la banda: “Llegué por invitación de Jesús y Pascual, los conozco de hace tiempo y como he debido abrirme camino en el ámbito de la iluminación, he aprendido de forma autodidacta y con la guía de gente como Carlos Mendoza, Zanoni Blanco y Mario Flores a programar y operar equipos, además de tener acercamientos con marcas a las que ayudo en algunas de sus presentaciones.

Equipada con una consola MALighting GrandMA3 Command WingXT, luminarias Color Palette de Chauvet y pares Hilux de Showco, Mary logró el dinamismo de los contrastes para los streamings, como nos relata: “Conocía lo que pasaba en los conciertos de SPR porque Jesús me ha invitado a varios. Cuando se dio la invitación de ser su iluminadora, armamos el show del aniversario, pero los streamings son otra cosa. Mi experiencia en transmisiones para televisión fue en una función de lucha libre, pero hacer un espectáculo on line en específico ha sido un gran aprendizaje por toda la búsqueda de contraluz y dramatismo que queríamos, como en una puesta en escena. Ha sido cuestión de buscar el equilibrio y hemos tenido la oportunidad de probar y corregir para hacerlo lo mejor posible”.

“Junto a Pancho hemos logrado cubrir la mayor cantidad posible de luz sin perder los contrastes y dramatismo. Cuando llegamos al tercer show con el escenario 360, hablamos de cómo dar más notoriedad a la luz; Francisco González respeta mucho mi diseño de iluminación y lo único que me pidió fue ajustar las intensidades de luz y colores para que le pueda funcionar a él lo mejor posible y se trata más de un tema técnico que creativo. Como dice Jesús, la gente de televisión está aprendiendo a transmitir un concierto y nosotros a transmitir por televisión un concierto”, relata Mary.

Manteniendo el crew de la banda en modo compacto, además de Mary en iluminación, Francisco como show runner, Jesús en audio y como production manager, se sumaron Daniel Morales como stage manager y Omar Franco como guitar tech.

“Hacer iluminación para un espectáculo on line en específico ha sido un gran aprendizaje por toda la búsqueda de contraluz y dramatismo que quería San Pascualito Rey, como en una puesta en escena”. Mary J. Varher

Ventajas y aprendizajes

Con la certeza de que el formato de los show en streaming se quedará y adaptará con el paso de la pandemia, una de sus primeras ventajas es el alcance global para los artistas que pueden tener audiencia en distintas partes del mundo. La visión de dar un plus, como toda la estética planteada en los streamings de SPR, invita al usuario a pagar boletos tipo Meet and Greet con mercancía especial, de colección y la posibilidad de interactuar con los artistas. 

“Incluso cuando regresemos a los shows presenciales, el streaming ya es una opción. Si tocamos en el Metropolitan, para la gente que esté en España, Holanda, Inglaterra, Colombia o donde sea, va a querer verlo y ahora podemos darle esa opción”, apunta entusiasmado Pascual.

Para Jesús, la mayor lección es que no hay que dar por hecho nada. “Tenemos la mala costumbre de que estamos en nuestra zona de confort y no, todos los días hay algo nuevo que aprender y debemos tener la humildad para ello. Hay que prepararnos porque, independientemente de los streamings, los shows, salvo los festivales, serán en recintos más compactos y con ello, todo: los equipos, el transporte y demás. Técnicamente hay que aprenderlo muy bien y entender cómo funcionará. Las consolas tienen que ser más pequeñas, pero que sigan teniendo mucha potencia; el audio tienen que sonar igual de bien que un sistema de arreglo lineal pero que no ocupe tanto espacio, así como las consolas de luces, todo”.

En la opinión de Mary, este periodo vino a recalcar lo que sabíamos respecto a evolucionar al ritmo de la tecnología: “Tienes que estar corriendo y también hay que aprender a integrarnos con otras áreas y disciplinas y ver cómo sumar eso a la experiencia de la transmisión a distancia. Aprender de gente, por ejemplo el jefe de iluminación de Cilantro, que tiene mucha experiencia en televisión y aunque sí hemos llegado a tener diferencias, es aprender a ver esas cosas que no me hubiera imaginado. Además, somos pocas las mujeres iluminadoras en el medio y se trata de ayudarnos”.

Finalmente, Pascual da prioridad al trabajo en equipo: “Siempre hemos dado por hecho de que llegamos a un show, todo está montado, nos subimos, cantamos, nos divertimos, nos vamos al camerino y todo bien, pero me ha quedado claro que evidentemente siempre ha habido un esfuerzo increíble por parte de nuestro equipo. Normalmente son longevos, equipos sólidos que en situaciones desafiantes como ésta te hacen sentir muy orgulloso porque a, pesar de los pesares, de problemas con los foros, logísticos y de concepto, salimos adelante con algo que ha puesto la vara alta. Ya la vida nos ha enseñado que nada es seguro; ya lo sabíamos, pero no lo teníamos tan consciente, de forma que hay que hacer las cosas bien, porque uno nunca sabe si va a ser la última vez que lo hagas; hay que disfrutar el proceso y lo que hacemos día a día”.

“Evidentemente siempre ha habido un esfuerzo increíble por parte de nuestro equipo de producción; es un staff sólido que en situaciones desafiantes como ésta te hacen sentir muy orgulloso”. Pascual Reyes.

Entrevistas: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco