Como resultado de la fusión de tres grandes compañías: HIR Expo Internacional, OCESA y Pepsi, ha surgido uno de los recintos más modernos con tecnología de vanguardia a nivel mundial en la capital mexicana. Pepsi Center, ubicado a un costado del World Trade Center de la Ciudad de México, posee en su totalidad 14 mil metros cuadrados, de los cuales 4,800 pueden ser usados para exhibiciones y ferias. Como centro de espectáculos tiene una capacidad máxima de 3,500 espectadores sentados o 7,500 tanto en butacas como de pie, además de poseer también dos camerinos VIP y dos generales para 16 personas cada uno, además de un lugar con todo lo necesario para usarse como oficina de producción y 3,279 cajones de estacionamiento. Cuando es sala de exposiciones es aprovechado todo el espacio; la capacidad de adaptabilidad de este recinto es impresionante, ya que en un lapso de nueve horas puede ser transformado totalmente de sala de exposiciones a recinto de conciertos, con su propio sistema de audio e iluminación. Echémosle un vistazo.

Su nacimiento
Ed Kelly, director general del WTC, comenzó en la industria del entretenimiento a los once años, como vendedor ambulante de palomitas en arenas y estadios, y trabajó una buena cantidad de años en alimentos y bebidas de la empresa Ogden desde 1977 y hasta 1998 en muchos recintos en los Estados Unidos: “Cuando Alejandro Soberón inició Ocesa en el Palacio de los Deportes de la ciudad de México había la condición de asociarse con algún grupo extranjero dedicado al manejo de recintos y fue cuando yo llegué. Comenzamos con los conciertos de INXS y comenzamos Ticket Master, empresas de seguridad y de alimentos y bebidas, para brindar otra experiencia en los espectáculos”, cuenta él mismo.

“Cuando Ogden vendió su participación fui a Argentina un año y luego a Brasil, después a España con CIE Teatro por cuatro años y cuando se compró el WTC vine para acá, atendiendo al llamado de HIR Expo Internacional hace siete años. Se había realizado un estudio de mercado recientemente y supimos que se necesitábamos expendirnos, así que compramos el terreno y empezamos el proyecto ejecutivo. Yo conocía al arquitecto José Moyado, muy reconocido en estos proyectos, y propusimos solamente la expansión del centro de exposiciones, pero se nos fue ocurriendo la idea de construir un recinto de espectáculos con gradas retráctiles, para que hubiera tanto un centro de exposiciones como un foro para espectáculos”.
2008 fue año difícil para la economía mundial y en WTC se decidió parar el proyecto, pero en 2010 continuó para seguir con la idea del arquitecto Moyado de instalar las gradas retráctiles: “esto es una innovación en México y es capaz de transformar completamente una exposición en un recinto. Estamos asociados con marcas muy importantes como Pepsi, que quería entrar en el mercado de la música, así como con Ocesa, que maneja la programación. Ha sido un gran éxito y hemos tenido la confianza al público y los artistas, además de que es importante tener más opciones para ver más shows en distintos lugares de la ciudad”, menciona el director del WTC.

Evidentemente, los equipos eran de suma importancia para el buen desempeño del audio y la iluminación en Pepsi Center WTC. El señor Kelly concluye satisfecho: “Contamos con L-Acoustics en audio y el sistema de iluminación lo adquirimos con Teletec, ambas recomendaciones de Ocesa. Este es un equipo que para el 70 u 80 por ciento de las producciones servirá muy bien, pero por supuesto si un promotor quiere traer su propio equipo lo puede hacer; nos toma cuatro horas desmontar nuestro equipo y seis para instalar el que se quiera, así que gozamos de una gran versatilidad en ese sentido, además de ser un recinto único que lo mismo sirve para exposiciones que para conciertos de todo tipo”.

Producción in house
Con inicios como cantante y guitarrista en su natal Venezuela, radicado en Miami y después en México, Marvin Vaisman empezó a involucrarse en la producción de espectáculos gracias a su trabajo en la publicidad y después con Liz Gil en diversos tipos de espectáculos, como en los eventos del Bicentenario de la Independencia de México y Fuerza Bruta, entre otros. “Llegué a Pepsi Center WTC cuando se concluyó la obra de José Moyado y se dieron cuenta de que se necesitaba alguien de casa para supervisar la parte de espectáculos”, señala.

“Aquí tenemos todo lo necesario para realizar cualquier producción sin pedir nada más, además que la logística de carga y descarga de escenario es muy inteligente, con un black box para desmontarlo rápidamente; son detalles que se agradecen mucho, y el tema de las gradas retráctiles es muy especial, somos uno de los pocos recintos en el mundo que cuenta con un sistema así, gracias a Teletec. Con seis u ocho personas pueden instalarse en una hora y media, además de que son muy seguras”

En cuanto a acústica, Marvin menciona que el reciento suena muy bien, sin rebotes. El proveedor de los equipos sonoros fue Vari Internacional: “Nos ha dado excelente servicio. A ellos hemos compramos todo el equipo de L-Acoustics y lo que les pedimos y que no tenían en bodega en existencia nos lo prestaron mientras llegaba el resto de Francia. Se trata de la nueva generación de esta marca, que es la serie Kudo con los LA8, subwoofers y monitores. Nuestra consola es Avid Venue y en microfonía tenemos un convenio con Shure”.

“En cuestión de iluminación tenemos Vari-Lite y Showco. Adquirimos las luces con Teletec, pero también queremos contar el año que viene con las Sharpy, de Clay Paky, para tener los equipos más recientes. Por otro lado, acabamos de adquirir 164 módulos de LEDs de alta definición con Tecnología EDD y contamos con una consola Avolites que se ajusta muy bien a lo que requerimos”.

El jefe de producción de Pepsi Center WTC concluye: “la recepción de este lugar por artistas mexicanos ha sido muy buena, han estado muy sorprendidos por el inmueble y el crecimiento tan rápido que hemos tenido, y con los estadounidenses o los ingleses hemos tenido buenas experiencias. Hemos recibido a Bob Dylan y Meat Loaf, que fue una gran experiencia, así como La Oreja de Van Gogh. Este recinto está muy bien diseñado y resulta muy práctico cambiar su configuración, según se necesite. De una exposición a un concierto podemos montar en 24 horas y tener el escenario con todo listo”.
Tecnología plegable, una innovación mexicana
El sistema de gradas retráctiles del Pepsi Center WTC lo ubican como una de las salas multiusos más modernas de México y fue la empresa mexicana Teletec la comisionada de diseñar el novedoso sistema de desplazamiento, como ha hecho en otros 25 espacios, de los que destacan el Palacio de las Artes de Querétaro, el Polyforum de León, el Centro Cultural Mexiquense de Oriente y el Teatro Santo Domingo en Colombia.

Dos años fabricando. Pepsi Center WTC ha sido su proyecto más desafiante, por la flexibilidad requerida, la cantidad de gradas, su altura y el peso de los sistemas. “En muchos casos, se retraen hasta que quedan pegadas al muro”, explica David Alexander, director de Teletec; “lo importante en este caso es que éstas se pueden retirar totalmente para que el salón quede libre”.

“Hemos hecho mejoras en nuestro sistemas”, revela David y continúa: “un problema grave era el mecanismo de apertura, que requiere de algo que la jalara adelante y atrás, como un acordeón. Lo resolvimos implementando una cadena de empuje, ilustra David; “que empuja la grada, se amarra y al cerrarse deja de ensamblarse. Ahí hay un engrane que la va amarrando y un motor con transmisión empuja todas las cadenas. No importa que la grada esté sobre tierra; las ruedas no son motrices, sino que las cadenas van enlazadas con un eje hacia adelante, porque no hay nada que las detenga. Es una de las novedades que implentamos en Pepsi Center WTC”.

“Para mover las gradas de ocho niveles usamos pistones hidráulicos y las subimos sobre ruedas; nos decidimos por un sistema de pads de aire a presión. El fabricante nos enseñó pruebas en las que levantan un submarino y lo llevan a otro lado. Cada grada en Pepsi Center se logra levantar con seis pads que están por abajo de la grada. Llega un momento que la presión de aire es tal, que se empieza a inflar el siguiente pad y las 42 toneladas de peso de las gradas flotan; junto están las ruedas, que son las que hacen que la estructura salga hacia adelante y quede libre”, concluye David.

Audio de voceo y ambiental
Punto y aparte es el sistema de audio que Pepsi Center WTC instaló para complementar a exposiciones y convenciones, dando servicio de voceo y música ambiental en esta área, así como en los salones de conferencias y áreas comunes. El trabajo de diseño estuvo a cargo de los ingenieros Luis Peña  (integrante del área de soporte técnico y capacitación de Representaciones de Audio), así como del ingeniero Manuel Tapia (gerente de soporte técnico y capacitación).

Uno de los requerimientos fue el de manejar un nivel de presión sonora mayor a 95 dB en el voceo, así como alta claridad en la voz, con la finalidad de que los anuncios sobrepasen el ruido de fondo generado por las propias exposiciones y convenciones. Con el software Forecaster HD se llegó a la conclusión de que el altavoz  D10 era la opción adecuada y después de pensar en la forma de instalarlos, se utilizaron los agujeros que tiene el altavoz en la canasta para que desde esos puntos se lograra que el gabinete pudiera suspenderse como una lámpara. Esta solución se propuso para el área de corredor de exhibición de entrada y el área de exhibición.

En cuanto al área de exhibición con altura de 16 metros decidió utilizarse los altavoces R.5COAX-66, colgando como si fueran altavoces de plafón. Pero aquí también encontramos otro problema, ya que tampoco existe plafón y una buena parte es un techo de cristal; en este caso se requería algo estético y que pudiera orientarse desde uno de los muros hacia la entrada de la gente, por lo que se utilizaron los Veris 26. Para las salas multifuncionales, los cinco espacios también se analizaron con Forecaster HD y se eligieron los altavoces D8, mientras que las áreas comunes se sonorizaron con altavoces Cloud 4, ubicados en pasillos de todo el edificio, escaleras y baños. En lo referente al procesamiento de señal y distribución de audio por zonas, ésta se realizó con ayuda de dos sistemas AudiaFlex de BIAMP, además que se pueden monitorear vía dos monitores de campo cercano Rokit 6 de KRK. En la amplificación, la mayoría del equipo usado fue Inter-M, con los modelos L-1800, mientras que para los salones se usaron amplificadores de cuatro canales; para las áreas comunes se usaron dispositivos BIAMP CPA-650.

En acción: Yes y Fly from Here
Con el cierre de la gira de primavera Fly from here de Yes, Pepsi Center WTC demostró de lo que es capaz. Después de hacer un arduo recorrido por Asia y Australia, el tour continuó por cinco semanas en los Estados Unidos y cerraron con broche de oro en el Distrito Federal. Evidentemente, siempre se utiliza un esquema de base en producción, pero éste se adapta según el presupuesto asignado, dependiendo del país a donde la banda viaja.

Tradición sonora que sobrevive
Dave Wakersongs comenzó a trabajar con Yes en 1991 como ingeniero de monitores para la gira Union y después se convirtió en el ingeniero de sala por varios años: “Con Yes lo más importante es conocer bien su música, realmente estoy muy familiarizado con todas las canciones, básicamente toco junto con ellos, constantemente estoy subiendo y bajando faders. Pienso que es importante la interacción que tengo con su música y eso se ve reflejado en el sonido final”.

Detalles finos. El sonido de la batería de Yes es característico. Dave lo sabe: “De entrada la batería suena muy bien porque es muy buena, pero para apoyar el sonido que ya posee, normalmente uso Shure Beta 52 en el bombo, Beta 57 para la tarola en la parte superior e inferior y también acostumbro poner un Neumann 184 para los hi hats y el ride. Para los overheads utilizo un par de Audio-Technica 4050”. Para las voces y los amplificadores: “En las voces uso un SM 58 para todos menos, para el bajista ya que a él le gusta el sonido del SM 57. Jon Davidson canta con un SM 58 inalámbrico”. Respecto a los procesamientos en la señal final, Dave explica: “Sólo lo hago cuando estoy usando una consola digital, la mando a un Crane Song Hedd 192, convertidor D/A/D. Este rack tiene muchos parámetros y puede enriquecer armónicamente la señal, como un amplificador de guitarra. Ayuda a que suene muy bien la señal maestra”.

Luces a detalle
La cantidad de equipo de iluminación en los recitales de Yes depende del tamaño de la sala, Don Wicks,  ingeniero de iluminación, señala que en su rider no pueden faltar las Vari-Lite Spot 3000 y 3500 Wash, mientras que en LEDs, el grupo viaja con Martin Professional MAC 101: “Siempre trato de tener la mayor interacción con los músicos y estas luces me lo permiten; el zoom que tienen es muy rápido. En el escenario, la batería y los teclados son los únicos instrumentos que tienen una altura extra, por tal motivo realmente no se trata de nada fuera de lo común y por ello la iluminación tiene que ayudar a proyectar una dimensión más compleja”.

La noche del concierto de Yes en Pepsi Center WTC, el ambiente que se percibió por parte del equipo de trabajo de la banda fue de cordialidad y cooperación. Canciones como Tempus Fugit, America (de Simon & Garfunkel), Bach Cantata # 140 (en acústico), Mood for a day y Clap fueron reverenciadas por los fanáticos de toda la vida de esta banda. Como despedida, Roundabout dio fin a este concierto memorable en un recinto que tiene mucho que ofrecer.