La banda uruguaya No Te Va Gustar, que combina géneros como rock, reggae, murga, ska y folk, presentó recientemente su nuevo material en vivo “Otras Canciones”, en el cual hacen un recorrido de sus 25 años de carrera, repasando catorce temas clásicos bajo un estilo acústico.

Con una esencia íntima y orgánica, “Otras canciones” se grabó en la sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre en Montevideo, Uruguay. La producción del material estuvo a cargo del productor Héctor Castillo y de la casa productora Pardelión. Héctor ya había colaborado con la banda en su más reciente disco de estudio “Suenan las alarmas”, pero además, este profesional ha trabajado con una tremenda lista de enormes figuras de la música, como David Bowie, Björk, Roger Waters, Pete Townshend, Lou Reed, Antony and the Johnsons, John Legend, Gustavo Cerati, Marc Ribot, Ziggy Marley, Suzanne Vega, Bebel Gilberto, Aterciopelados y Ximena Sariñana.

Proyectos que se transforman

En entrevista, Denis Ramos, trombonista, y Emiliano Brancciari, voz principal, mencionan que hubo varios aciertos en este nuevo álbum y uno de ellos es que está integrado no sólo por sus éxitos, sino por canciones que no suelen integrar el set list de sus shows, además de que todos los temas tienen arreglos y cambios de estilos, lo que les da actualidad y un sentido original: “Otras canciones” nace de una propuesta en principio del canal MTV para hacer el acústico de la banda. Creímos que era el momento adecuado de hacer un material como éste, después de nueve discos de estudio. Convocamos a Héctor Castillo como productor artístico porque ya había trabajado con nosotros y fue una gran experiencia. Cuando estábamos trabajando en la preproducción, la cadena decidió no continuar con el proyecto por diferentes motivos ajenos a nosotros y nosotros decidimos seguir adelante con el disco; estábamos muy emocionados y realmente queríamos hacerlo. Lo hicimos de forma independiente y salió muy bien; tuvimos mucha libertad y claro con mucha calidad”, expresa Emiliano.

“El proceso de producción nos tomó nueve meses de trabajo, entre ensayos, preproducción, elegir canciones, probar instrumentos y elegir a los artistas invitados. El material se grabó en dos días y grabamos con público, en una sola toma cada una de las canciones. Quisimos grabarlo en la Sala Hugo Balzo, ya que nos parece un sitio adecuado con una excelente acústica; si bien se colocaron algunos páneles extras, se hizo para lograr un mejor ambiente acústico. Otro aspecto importante fue que quitamos algunas butacas para estar al nivel del público y así crear una ambiente más próximo y cercano. Trabajamos con el estudio móvil de la compañía Romaphonic, de Buenos Aires, y ellos se encargaron de proporcionarnos los fierros; utilizamos microfonía variada, como Sennheiser y Neumann, con una consola Solid State Logic. Fue una gran experiencia”, añade Denis Ramos.

“El proceso de la elección de las canciones no fue algo sencillo”, señala Emiliano Brancciari; “tenemos 25 años de carrera y elegir sólo catorce temas fue algo complejo. Definimos varias pautas, sabíamos que el disco tenía que integrar clásicos, pero además queríamos dar otra versión a esos temas, refrescarlos. Algunos los venimos tocando desde hace muchos años, de forma que buscamos cambiar de estilo e inclusive que los pudiera cantar otra persona; el criterio era aportar algo nuevo en cuanto a los clásicos. Sacamos lados B, que comúnmente no tocamos otras veces,b y además de los arreglos, hay nuevas voces y otros instrumentos, lo que nos permitió encontrar sonidos diferentes sin perder nuestra esencia”.

“La experiencia con Héctor Castillo fue muy buena. Es una gran persona, tiene las cosas claras, es muy sincero, si no le gusta algo te lo dice y además es muy libre para lo que uno quiere hacer. En todo momento hubo una gran interacción y supimos llegar a un claro entendimiento. A pesar de ser un disco acústico, buscábamos lograr un sonido particular, no queríamos sonar a lo que hacen todas las demás bandas con sus discos acústicos; cuidamos mucho la producción, experimentamos y obtuvimos grandes resultados. Buscamos sonar diferente, tenemos un sonido particular que está ya asentado, la gente ya nos conoce por eso, pero queríamos que todo sonara natural. Para nosotros es muy importante el sonido y se logró”, agrega Emiliano.

Compañeros músicos

En cuanto a la interacción con los músicos invitados, Denis Ramos y Emiliano Brancciari señalan que el trabajo con cada uno de ellos fue una experiencia constructiva. Pese a que no hubo mucha oportunidad de realizar ensayos en la sala, todo se consiguió en una sola toma y los resultados fueron favorables. “Quisimos que nuestras canciones tuvieran un toque fresco y diferente, nos dimos a la tarea de invitar a varios músicos y ellos se sumaron al proyecto. Somos una banda independiente y así funcionamos. Hubo una excelente interacción con los artistas invitados, todas las partes supimos acoplarnos, ellos venían muy estudiados, le metieron su toque personal en cada uno de los temas y eso ayudó mucho; se adueñaron de las canciones, las hicieron suyas y eso se puede escuchar en el disco. Esto nos dio mucha tranquilidad y seguridad”, menciona Denis Ramos.

El primer sencillo de este disco fue el tema “Chau”, que contó con un dueto de Julieta Venegas y del que el video ya supera los 3.5 millones de reproducciones en YouTube. Otras colaboraciones en el disco son Catalina García en “Al vacío”, Hugo Fatoruso en “Clara”, Jorge Drexler en “De nada sirve”, Draco Rosa en “Poco” y Flor de Toloache en “Al vacío”, “Cruz de olvido”, “Me ilumina hoy”, “Te quedas”, “Verte reír” y “No era cierto”.

“El reto principal fue no fallar, no podíamos retocar nada, no había tiempo para errores, lo hicimos en dos días y después de eso todos estarían recibiendo la Navidad, nadie estaría disponible o con ganas de trabajar. En cuanto el audio, teníamos que sonar bien, no íbamos a corregir, todo saldría como estaba, no podíamos tener delay, ni encimar instrumentos, afortunadamente se consiguió”, puntualiza Emiliano Brancciari.

“Otras canciones” representa un cambio de piel para No Te Va Gustar, quienes con un sonido diferente e interesante iniciaron su gira internacional, que está visitando países como Chile, Colombia, Argentina, Uruguay y México. Los uruguayos apuestan en esta ocasión por el disfrute del sonido acústico e íntimo, por encima de la adrenalina que los ha colocado como una de las principales bandas de su país.

De acuerdo con los tiempos que corren, “Otras canciones” está disponible en todos los formatos, tanto físicos como digitales, así como en plataformas streaming, además de que se puede encontrar también una edición especial en vinilo. Sí les gustará.

El expertise de Héctor Castillo

Este productor e ingeniero de origen venezolano ha trabajado en la escena musical de Nueva York durante más de diez años. Tuvo su comienzo en los desaparecidos estudios Looking Glass de Philip Glass, donde finalmente se convirtió en ingeniero y socio jefe. Allí perfeccionó sus habilidades y trabajó en diversos proyectos, reunió una importante lista de clientes, que incluye a David Bowie, Björk, Lou Reed, Gustavo Cerati, Suzanne Vega, Rufus Wainwright y Philip Glass, entre otros. En 2007 recibió dos Latin Grammy por coproducir y mezclar el álbum “Ahí vamos” de Gustavo Cerati, y en 2010 recibió otros dos por su trabajo en “Fuerza natural”. Otras colaboraciones destacables son la coproducción e ingeniería de Brazilians Girls, con el que recibió una nominación al Grammy a la mejor grabación de danza en 2009, además de la mezcla para el disco “Río” de Aterciopelados, que también recibió una nominación al Grammy como mejor álbum de rock latino, alternativo o urbano en 2009.

¿Cuál es la Sala Hugo Balzo?

Ubicada dentro de las instalaciones del Auditorio Nacional del Sodre, la Sala Hugo Balzo, nombrada en honor al destacado pianista uruguayo y director artístico del Sodre entre los años 1954 y 1970, tiene una capacidad máxima de 280 butacas, brindando una gran flexibilidad técnica, ideal para su adaptación y transformación. Es una sala moderna y polivalente, ideal para espectáculos como circo, murga o ballet, y para eventos y conferencias.