Llega a tierras mexicanas la nueva mezcladora GS-R24, creada por la marca inglesa y que cuenta con los recursos y herramientas necesarios para la producción de audio digital y con innovaciones en la flexibilidad de su configuración, marcando así el paso en el desarrollo de la nueva generación de mixers digitales para grabación.

Allen & Heath se ha enfocado en un nuevo proyecto que permite solucionar problemas en los estudios de grabación más sofisticados de mediano presupuesto, que implementan en su hardware una computadora para realizar diversos proyectos sonoros, La GS-R24 está diseñada para ingenieros, operadores de sonido, músicos y productores que gustan de un sonido y procesamiento analógico, pero con la facilidad de sincronizar la mezcladora con la computadora, sin tener que pasar por una tarjeta de sonido o interfaz externa;  la GS-R24 ofrece estas prestaciones en un todo en uno y es adaptable a todos los  entornos de grabación, como ha sucedido desde los inicios de la firma británica.

 
La GS-R24 combina la exclusiva calidad analógica que caracteriza a Allen & Heath con una interfaz digital, módulos ADAT, puertos FireWire y control MIDI.  Esta mezcladora fue concebida para aplicaciones en estudios de grabación donde se busque una arquitectura compacta con una línea multifuncional y  muy flexible con excelente desempeño, calidad de sonido, señales limpias y eficientes, y adaptabilidad en su configuración, ya que el flujo de trabajo es más rápido, además de ser compatible con plataformas MAC y PC. Existen dos versiones: GS-R24 con faders no motorizados y la GS-R24M con faders motorizados; ésta última es totalmente automatizable para mezclas con Pro Tools, Logic, Cubase, Reason y otros programas e incluye una sección de transporte e integración y compatibilidad con cualquier software de grabación, lo cual es una ventaja enorme, pues su configuración es totalmente amigable e intuitiva.

¿Qué hay a bordo?
La GS-R24 tiene 24 entradas de micrófono con preamplificadores de alta calidad y bajo ruido, que logran un control transparente y preciso, más dos pre amplificadores de bulbos que son capaces de cambiar su función a entrada o salida, obteniendo timbres con cuerpo y calidez. Cuenta también con ecualizador paramétrico de cuatro bandas por canal que es realmente preciso y viene con circuitos que garantizan poco ruido y distorsión mínima en los ajustes, filtros pasa altos por canal, dos canales estéreo, seis envíos auxiliares (dos pre fader y cuatro post fader), cuatro subgrupos, PFL / AFL por canal, salidas estéreo y monoaural, salidas 5.1 para monitoreo surround, medidores de entrada por canal y dos vúmetros para indicar el nivel de salida.

 

Gracias a la estructura de operación análoga de la mezcladora es muy fácil modificar el ajuste de parámetros en el ecualizador, ganancia, filtros y paneo, así como el envío y retorno de señal en los auxiliares o el control de volumen con los faders, ya que todo el sistema se identifica visualmente de manera accesible.

El panel posterior de la GS-R24 cuenta con una buena configuración en cuanto a conectividad; cada   una de sus entradas tiene un conector XLR para micrófono, entrada balanceada y puntos de inserto TRS  para conectar periféricos externos; cuenta con salidas balanceadas para los envíos auxiliares, control room y salidas principales. Las salidas principales del máster también están disponibles en XLR, así como la salida en mono, además de que una ranura en el panel trasero opcional dispone de espacio para colocar tarjetas de entrada y salida en formato ADAT, haciendo un total de 32 entradas y salidas.

 

 Ya que la GS-R24 es una interfaz FireWire, todos los canales y envíos son o pueden ser asignados a estos puertos para que todo el procesamiento sea llevado desde y hacia la computadora y así sea posible monitorear, procesar o automatizar la información que se ha almacenado en el disco duro, ya sea interno o externo, según sea el caso, mientras otras señales son procesadas en la entrada de la mezcladora, ya que cuenta con un conmutador que permite tomar la señal directamente del preamplificador o después del ecualizador.

El sonido de la GS-R24 es bastante claro y bien definido y con una respuesta muy natural, ofreciendo así una gran gama de posibilidades sonoras. La combinación de esta tecnología y el talento de quien está detrás de ella pueden lograr resultados extraordinarios en cualquier proyecto, sin problemas operativos o de conectividad entre equipos. El procesamiento de las señales es muy limpio y cuenta con todas las comodidades de una mezcladora analógica con las bondades del procesamiento digital. Es una inversión que vale la pena, ¿será para ti?