Producida por Stefano Vieni y grabada en su estudio Kiva, la nueva canción del músico, productor y compositor Mark Horton es un tema de colaboración creativa junto al español Miguel Laporte. El sencillo es un corte de amor compuesto a la distancia que fue mezclado por Alex Ponce y masterizado por el reconocido David Donnelly. 

“La composición la hicimos a distancia por Zoom y lo mejor es que hubo energía y química desde el primer momento. Eso fue muy importante y al llegar al estudio se sintió y se ve reflejado en el video y la canción. Grabamos en Kiva, hicimos todas las voces, arreglos, alientos y al final el resultado es exactamente lo que estábamos buscando: una canción que tiene ese sonido entre vintage y el sabor del nuevo pop latinoamericano. Nos tomó dos semanas la captura y teníamos claro para dónde iba”.

“Todos los instrumentos los grabamos Stefano, Miguel y yo, la mezcla la hizo Alex Ponce y la masterización David Donnelly, con quien no había trabajado y resulta que es un referente del sonido de bandas de rock como Chicago, Red Hot Chilli Peppers, Blink 182 y Motley Crue; imagínate pasar tu música por ese filtro, es buenísimo. Quedó una grabación completamente de estudio, con gran fidelidad y calidad sonora. Creo que una de las cosas más importantes es entender qué tipo de músico o arista eres; yo soy cantante y compositor y emané del rock, pero también soy popero y jarocho; tengo muchos ritmos y si estuviera encapsulado sólo con algo, no me permitiría expresarme como estoy buscando. El tema es una canción de amor que a todos nos ha pasado, con un elemento bohemio, y estoy componiendo música para gente de mi edad, con los sonidos colocados en cada parte, con la visión de Stefano, gran productor y persona”, detalla Mark.

Equipado con su micrófono Neumann KM184, con el que capturó sus guitarras acústicas, como la J45 de Gibson, Mark añadió a la grabación también un Rhodes Mark5 y un switcher para amplificadores, el Kahayan 8×4 Amp/Speaker Selector:

“Compongo todo el tiempo y la forma en la que trabajo es procurar dar a los temas el cariño adecuado. Si bien ir por canción no es un disco, creo que pertenece a un mismo ecosistema, ya vienen “Isla” y “Amanecer” y están en ese mismo ambiente, tienen esa esencia con la que estoy cargando actualmente”, concluye Mark.