Con estudios formales en guitarra clásica y popular contemporánea, además de haber tenido su propia banda de rock, hacer coros y ser músico acompañante de Los Amantes de Lola y La Tremenda Corte, Lorena Gutiérrez cimentó un camino en la música que la llevó a poner a la composición como su pilar tras ganar la Beca María Grever en su octava edición:

“Crecí en un ambiente artístico por parte de mi papá quien, además de se locutor de radio, es cantante de música regional. Tomé clases formales de guitarra desde los cuatro años y la composición llegó a los 21, como resultado un poco natural de sonar permanentemente un instrumento armónico como la guitarra y el piano. En algún momento todo esto me llevó al canto, tuve una banda y eso me dio un repertorio y punto de partida para empezar a sacar mis canciones”, relata.

La preparación, clave para conseguir la Beca María Grever: “Por cuatro años he aplicado; quise prepararme, hacer repertorio de calidad. Creo que es de los mejores estímulos en términos de beca y concursos. Fue un proceso de perfeccionamiento de mis canciones tanto musical como líricamente. Ganarla me comprometió a entregar 16 composiciones en doce meses y el incentivo económico permite al menos por un año enfocarme en la composición. Al final, ese trabajo es una carpeta para ofrecer mi trabajo y continuar”.

Con influencias que van desde la música barroca, Violeta Parra, Silvio Rodríguez, Mexicanto y  Fernando Delgadillo hasta Pink Floyd, Soda Stereo y Caifanes, Lorena cuenta ya con dos EPs en acústico, coproducidos con Raymundo Bosch en Neurona Producciones: “En el taller me redescubrí como músico y comprendí la dimensión del cantautor. Son discos de corte acústico, emulando la trova tradicional de los años setenta, los discos de Violeta Parra o Silvio Rodríguez, sólo con guitarra y voz. Probé en varios estudios buscando ese sonido y al final lo hice en mi project studio, con la ayuda de Raymundo, quien hace muchas cosas para cine como productor de sincronización”.

“Experimenté mucho cambiando de guitarras o combinando diferentes tipos de cuerdas (nylon, metal) y tomando en cuenta tendencias actuales con guitarra, como lo que hace John Mayer. Lo mezcló Raymundo y lo masterizamos en la plataforma LANDR. Actualmente tengo material para ir armando el tercer disco que sí tendrá otra esencia”.