Después de dos años de poca actividad en el mundo de la música, Erika Elizabeth Nogues, mejor conocida como Elis Paprika, guitarrista originaria de Guadalajara y parte importante del circuito musical de dicha ciudad, está de vuelta con su nueva producción discográfica: un par de EPs de nombre “Black & White”. Acerca de su estreno y de los procesos de trabajo relacionados, ella menciona: “Estos EPs, que son mi séptima producción, son un concepto que tiene que ver con la historia de Elis Paprika contada con músicos de diferentes alineaciones”.

Después de algunos altibajos, la guitarrista decidió mudarse a la Ciudad de México y “revivir” a Elis Paprika: “Para mí, Black & White supone un final de todo lo pasado. Pasé muchas cosas muy pesadas, pero persistí, porque una de las cosas que me ayudan mucho es componer”, señala.

Acerca de la industria musical, Elis opina: “Los modelos anteriores ya no funcionan. Siempre les digo a las bandas nuevas que cuando alguien les diga que se preocupen sólo por tocar, no es tan real; es como tener un restaurante y dejárselo a alguien más. La música es el negocio de quien la produce y es muy importante que los músicos sepan cómo es su negocio”.

Elis comenzó a hacer todo por su cuenta y después de sacar los álbumes “Animal” y “Adiós”, surgió la oportunidad de producir el proyecto Now Girls Rule, canción que nació con la idea de rescatar música hecha por mujeres. “A partir de eso comenzamos a hacer noches Now Girls Rule, donde invitábamos a bandas emergentes, además de Girl Camps para niñas, donde todos los talleres que se dan son por mujeres que se dedican a muralismo, cine, foto, danza, música y demás”.

Para Black & White, Elis trabajó con músicos como Andrés “Shaboomy” Lozano; Majo, (bajo) y Adán Ruiz “Cachi” (batería). Respecto a la producción, la guitarrista menciona: “en las únicas dos rolas donde hubo productor, que fue Zacky, que era guitarrista de Elis Paprika, fueron Now Girls Rule y Olvídame, mientras que Sad Girl, del álbum White, la hice con Shaboomy y Erick Díaz. Esa canción la grabamos en el estudio de Odin Parada, que era de Sussie 4. Después nos fuimos con Aldo Muñoz, en Remi Estudios, lugar donde grabamos el primer disco de Elis Paprika. Ahí también grabamos ‘Fight y All My Friends Are Dead”.

“En Guadalajara también grabamos en Suite 21”, continúa Elis; “uno de mis estudios favoritos, con Rubén Gómez, quien tiene un oído extraordinario (y con quien trabajé Animal). Grabamos tres canciones ahí”.

“Por otra parte, Black & White fue mezclado independientemente y la masterización corrió a cargo de Aldo Muñoz en Remi Estudios. Aunque Now Girls Rule la hicimos con Tom Baker, pero para que tuviera sentido y que se escuchara uniforme la volvimos a masterizar”.

Con guitarras como la Fender Paramount series, Elis Paprika tiene en la composición una de sus mejores armas. El año pasado participó en el ciclo de conciertos Circuito Indio por Vive Latino, que pasó por diversas ciudades mexicanas como Cuernavaca, Guadalajara, León, Morelia, Oaxaca, Pachuca y Puebla y que alcanzó a más de 75 mil asistentes en 790 conciertos.