Después de más de un año y medio de haber cerrado sus puertas debido a la crisis sanitaria global, felizmente podemos compartir que uno de los escenarios más importantes de México, el Auditorio Nacional, está por abrir nuevamente sus puertas, en una reactivación que para la Industria de la Música y el Espectáculo en nuestro país es vital. Y lo hace de la mejor manera.

Como ya lo habíamos informado desde diciembre del año pasado, el foro capitalino había concluido una serie de renovaciones que incluyeron un nuevo sistema de audio en sala y nueva iluminación, que por fin se van a poder disfrutar en eventos presenciales, con medidas sanitarias de antemano. Por un lado, el sistema de audio en la sala del Auditorio Nacional está compuesto por 144 altavoces L-Acoustics para ofrecer un sonido envolvente y que se escucha desde cualquier butaca, gracias a su mayor gama de posibilidades en cuanto al ajuste y direccionalidad del sonido.

Por otra parte, el sistema de iluminación RGBW con el que cuenta desde ahora la sala del Auditorio Nacional está integrado por 250 luminarias, que se adaptan a las características arquitectónicas y estructurales del recinto y ofrecen una poderosa capacidad lumínica, así como una extensa diversidad cromática, capaz de crear una gran variedad de ambientes y atmósferas con intensidades ilimitadas, de acuerdo con los requerimientos de cada producción, utilizando solo tecnología LED que ahorra hasta el ochenta por ciento de energía eléctrica con respecto a los niveles de consumo anteriores.

Pero no solo es el Auditorio Nacional el foro que renovó sus posibilidades tecnológicas. El Lunario, foro alterno, también cuenta con un nuevo sistema de audio que consta de cincuenta altavoces de la misma tecnología.

 

Otras áreas del Auditorio Nacional que fueron abiertas o renovadas son la Zona Áurea (“bar destino”), la Tienda del Auditorio Nacional, Teorema Café, Salón de pianos, el Patrimonio artístico, con obras de

Jazzamoart y Palomas Torres; los palcos, las islas de alimentos y cantinas, las áreas de servicio, de producción, seguridad y los salones ejecutivos.

Además, la tecnología se renovó también en las pantallas del Auditorio Nacional, instalando un dispositivo gigante Ultra-Hi Definition (UHD) de 195.02 metros cuadrados, así como dos nuevos proyectores 4k UHD de la marca Barco, convirtiendo al Auditorio Nacional en el recinto con la mejor tecnología de proyección y de mayor tamaño en México y América Latina.

Otros sistemas de pantallas nuevas en el Auditorio Nacional y el Lunario son las del lobby del Auditorio, las taquillas, el Jumbotrón, el lobby del Lunario, la marquesina, el Bar Eclipse, la barra de la sala, los camerinos y el escenario.

Con estas renovaciones, el Auditorio Nacional continúa con su proceso de revitalización y mejora constante, que le permiten integrarse plenamente a los conceptos más modernos de funcionalidad y vanguardia en el mundo del espectáculo en vivo del siglo XXI, que lo han hecho merecedor de infinidad de reconocimientos en el mundo entero. Felizmente, ¡el regreso va!

Crédito: Acervo Auditorio Nacional / Marie Pain