Integrante del grupo División Minúscula, Javier Blake cumple su anhelo de entregar su primer álbum como solista, “En los Tiempos de lo Extraño”, para el cual Pipe Ceballos (Zoé) se sumó como coproductor.

El precedente de esta inquietud de hacer canciones fuera del grupo, fueron temas para películas como “Cuenta hasta Diez” y “Dice que se va el próximo mes” Luego, el ejercicio de revisar demos fue la base para las historias de su álbum:

“Mi idea fue hacer un disco completo porque soy un músico que viene de esa escuela; además, es mi primer disco después de más de 20 años en la música con mi banda, así que quería grabar las influencias que he tenido desde niño, de aquello que me movió a tomar una guitarra y querer cantar y escribir canciones

Elegir a Pipe como coproductor se debe a la coincidencia en visiones respecto a la música y cómo se hacen los discos: “Tendremos diez años de conocernos e hicimos clic por las pláticas que teníamos sobre cómo se hacían los discos antes, las historias detrás de las producciones y los artistas. Él fue una de las personas que de alguna manera me jaló al estudio para que hiciera el disco”.

La grabación se hizo entre julio y noviembre de 2019 en el estudio Indiana, de Pipe, y sólo las baterías en Panoram, intercalando el trabajo conforme a la agenda de ambos respecto a los compromisos de sus bandas, antes de la crisis sanitaria. La intervención de los músicos se dio tanto a distancia como de manera presencial: “Me gustó porque le dimos el tiempo que se debía”.

Para la grabación, Javier usó guitarras Gibson Les Paul 78, S35 y J200, además de Fender Telecaster, Rickenbacker y una Takamine. “Soy amante de las Gibson Les Paul y Telecaster, siempre he definido que mi sonido está entre esas dos. De acústicas ocupé una Gibson J200,  jumbo que me encanta el sonido. La Takamine la usé para dar un sonido más rústico o seco. Luego, en canciones como “Girasol”, le quedó al arreglo una Rickenbacker de doce cuerdas para tener la vibra psicodélica de los sesenta. En canciones como “No Me Provoques” se puede escuchar un Fender Jaguar que es muy representativo”.

La mezcla y masterización, ejercicios con aliados externos. “Para la mezcla hicimos un ejercicio previo entre Pipe y yo, del que tomamos lo que a ambos nos gustaba, pero necesitábamos algo en medio y nos topamos con este gran tipo, Jason Carmer (Fobia, Paco Huidobro), le dimos las referencias, conectamos y sí fue ese gran punto medio. Se armó un trío de opiniones en la sala de mezcla; ya no éramos dos, sino alguien nuevo para darle un oído fresco”.

“La masterización la hizo Mike Wells en Los Ángeles por recomendación de Pipe, porque su forma de trabajar el disco es como antaño, cuidando ese sonido vintage. Siento que hoy la norma es que se mate el dinamismo en los tracks y todo se oye demasiado fuerte, además de la compresión. Nosotros quisimos respetar el trabajo que se ha hecho durante la grabación y que no quedara todo saturado. Creo que lo logramos y la idea es sacar el disco en vinil”.

Estamos en “Los Tiempos de lo Extraño” y Javier Blake lo asimila de manera certera en su primer trabajo solista; el primero que ojalá esté seguido de muchos más.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco