Cuando me percaté de la actitud y compromiso hacia la música de Yael Santos Juárez, Arianne Márquez y Cynthia Bachmoore, me interesó conocer su visión y filosofía artística. Percibí un halo de congruencia entre las tres. “Una jalará a la otra”, pensé. Definitivamente, “la visión” es la que te lleva y coloca en los entornos adecuados con el óptimo comportamiento y mentalidad para tu desarrollo; de esta manera, no existe nada que sea imposible entre ellas. Conozcamos un poco más a estas jóvenes y talentosas guitarristas.

Yael Santos Juárez

El acercamiento a la música de esta guitarrista fue a los cinco años de edad, cuando tomaba clases de piano y era amante de la música clásica. Su gusto se definió hasta los doce años en la secundaria: “Empecé a tocar guitarra y escuchar a bandas como Deep Purple, Cream, Dust, Kiss y Rush”, comenta con entusiasmo. Actualmente, a sus treinta años, escucha todo tipo de bandas de metal y también le han recomendado estilos underground y más antiguos, hasta propuestas nuevas. Sus guitarristas favoritos son The Great Kat, Jennifer Batten, Andy LaRocque y Marty Friedman.

Entre las marcas y equipos que están en el arsenal de Yael están Ortíz Murcio Guitars & Basses, porque la considera el equilibrio óptimo en calidad, sonido y diseño, ya que es custom, mientras que en amplificadores es fiel seguidora de Marshall, aunque los últimos años también ha usado Line 6 como opción para ensayar en casa. En pedales ama su Metal Zone y por el momento está satisfecha con su sonido personal.

¿Cómo cuidas tu sonido? Se le pregunta a Yael, y responde: “Es necesario tener buenos cables, ya que hacen una gran diferencia, aunque eso no te lo dicen al empezar a tocar y a veces son los culpables de las fallas técnicas en el escenario”. Esta guitarrista ama grabar en el estudio, a pesar de que lo considera cansado por el tiempo que implica. “Poder escuchar en crudo lo que grabas, muchas veces te motiva a mejorar, dándote cuenta de pequeños errores en la ejecución. Mi consejo es que no te dejes llevar creyendo que por tener el equipo más caro serás el mejor guitarrista; tienes que encontrar tu propio sonido y estilo, sin criticar a otros guitarristas y mejor compartir el conocimiento que tienes, ya que esto no se trata de ser el mejor, sino de hacer lo que amas. Recuerda que la música siempre te llevará al camino indicado”.

Hace un breve tiempo, Yael sufrió una agresión física que resultó en una fractura del dedo anular de la mano izquierda y no quedó con buena simetría; sin embargo, se las arregló para continuar tocando, siendo ahora un ejemplo a seguir, gracias a su resiliencia. Actualmente, está armando una banda con su esposo, con quien comparte el mismo amor por la música, y está realizando videos y colaboraciones muy interesantes en las redes sociales con Cynthia Bachmoore y Arianne Márquez, entre otros músicos.

A Yael se le puede encontrar en las redes sociales con este nombre.

Arianne Márquez

En secundaria, Arianne escuchaba bandas del metalcore, y ya en camino a la preparatoria, notó que comenzaba a soñar despierta con bandas como Dream Theater y se veía tocando lo que oía. “Tuve mi primera guitarra a los 16 años y un año después ya contaba con algunos covers de dicha banda”, menciona. Esto le permitió presentarse en un tributo a Jonh Petrucci en el 2014 a los 19 años y posteriormente se inclinó por guitarristas solistas como Gutrhie Govan y Kiko Loureiro, con quien tocó en 2017, y por guitarristas como Angel Vivaldi, Andy James y Plini.

A Arianne le encantan las guitarras Schecter Guitar Research y las Jackson. Usa amplificadores Blackstar de la serie HT por su versatilidad y fidelidad, y también el Randall, que es con lo que toca actualmente. En cuanto a efectos, utiliza digitales, como Bias Fx e IR y en breve lo hará con Fractal Axe Fx y Helix de Line 6. “Con el apogeo de la era digital, recomiendo mucho experimentar con programas, como Bias FX, conocido como el Guitar Rig Heaven, ya que ofrece una variedad masiva de efectos y amplificadores con los que puedes encontrar tu sonido por un precio accesible”, sugiere.

Arianne menciona cómo ha sido su proceso de grabación, en su producción “No Mercy at All”: “Fue grabada en su home studio recién instalado, utilizando una Schecter Apocalypse C-7 y el programa Cubase. Los efectos de su guitarra líder fueron realizados con Bias FX, mediante IR de un pedal EVH-5150. La batería fue programada por el productor Arthur Lorian con Superior Drummer, el bajo fue creado en Modo Bass-IK y los sintetizadores fueron Arturia”.

En la conversación surge la sugerencia a los guitarristas nóveles: “La vida es un camino en el que debemos estar en constante preparación, así que yo diría que siempre sigan desarrollando sus sueños y algún día se agradecerán no haberse rendido”.

Inspirada por la colaboración con Davide Lo Surdo, considerado el guitarrista más rápido del mundo por Guitar World, en “No Mercy at All”, Arianne logró instalar su home studio en dos semanas. Adquirió su interfaz Scarlett 2i2 tercera generacion de Focusrite, además de monitores HS7 y amplificador Randall RD100 modelo Diablo, con lo que la distorsión se oye muy bien. Además, con Cubase para grabar las guitarras, que ella misma hace con gran calidad. “No hay excusa para no lograr tus proyectos y sueños; trabajé un año entero para tener el equipo, comenta.

Además del primer sencillo del nuevo material de Arianne, que se puede adquirir en la plataforma de BandCamp, vendrán próximamente cinco temas más, que formarán parte del disco producido por el guitarrista Tonio Ruiz, quien además es su maestro. Para contactar con ella en las redes sociales, pueden hacerlo con el nombre de Arianne Márquez.

Cynthia Bachmoore

De tal padre, tal guitarrista.

Cynthia inició muy joven, a los seis o siete años de edad y tuvo la fortuna de que su padre era guitarrista y siempre supo que quería tocar ese instrumento. Sus principales influencias guitarrísticas son Gary Moore, Yngwie Malmsteen, Ritchie Blackmore y los grandes clásicos: Bach, Paganini y Vivaldi, a través de los cuales ha desarrollado una compleja técnica para tocar.

Esta guitarrista usa Fender Stratocaster, equipadas con las pastillas Seymour Duncan, teniendo como gusto personal las “Fury” del modelo de Yngwie J. Malmsteen: “Las amo y soy endorsement de la marca”. Es correcto, su reciente integración con la marca ha sido atendida por Maricela Juárez, “MJ”. “Gracias al Sr. Seymour Duncan y a MJ por creer en mí”, comparte. No pueden faltar para el estruendo y virtuoso “Play Loud” de Cynthia, los amplificadores Marshall y desde luego, los pedals DOD y Boss. Para ella, Fender, Marshall y Seymour Duncan son la perfecta combinación neoclásica.

A la pregunta acerca del orden en el que Cynthia conecta su equipo, ella comenta: “Prefiero el sonido vintage, no me gusta que la guitarra suene demasiado digital o procesada; siento que el instrumento pierde su verdadera esencia y limpieza, así que conecto mi guitarra a mi DOD Overdrive preamp 250 al Ns-2 Boss y tal vez algún delay, eso es todo. En cuanto a las sugerencias que les puede aportar a nuevos guitarristas, añade: “Es importante la humildad y nunca perder el piso, además de estudiar mucho el instrumento, porque es algo que jamás se termina de aprender”.

Entre las colaboraciones actuales, Cynthia tiene material con Yael y Arianne: “Estamos preparando nuevo material para grabar temas juntas que estarán en nuestras redes sociales justo a partir de la aparición de este artículo. Grabaremos videos en la tienda Boutique Quality Guitar y los daremos a conocer para celebrar y agradecer el apoyo de nuestros fans”. Igual que Yael y Arianne, a Cynthia se le puede encontrar en las redes sociales si se busca como Cynthia Bachmoore.

*Guitarrista, compositor y productor. Ex-guitarrista del grupo Kerigma (1989 – 1993), grabó el disco “Esquizofrenia”. Como solista, sacó su primer disco instrumental “Horizontes” en sound:check Xpo 2018. Psicólogo educativo, psicoterapeuta corporal y de pareja, conferencista, consultor en sexualidad, cuenta con el Postgrado CORE Institute of New York. Es empresario, filántropo, fundador y director de la fundación Más allá de la Adversidad AC, para apoyo de personas con enfermedades reumáticas.