“Este espacio surgió de la necesidad y del impulso creativo que tengo desde hace años y que se intensificó debido a la crisis sanitaria. Como no tuve giras, encontré más tiempo; este proyecto es como un ente para juntar creativos, tanto músicos como productores, innovadores de software, tecnológicos o musicales, en diferentes formatos inmersivos. A mí me llamó mucho la atención porque entré a trabajar y colaborar con grandes profesionales de la mezcla sonora en el cine”. Esto lo dice Carolina Anton, fundadora de GoroGoro Inmersive Labs, un lugar que abrió junto con estos colegas que menciona.

“Del sonido estéreo que todos en música manejamos —en mi caso, mucho tiempo ha sido en eventos en vivo—, ahora meterme a otro mundo que es el cine, me empezó a crear una idea diferente a lo que estaba acostumbrada a mezclar. Trabajar al lado de grandes personajes de este medio, como Jaime Baksht, me ha guiado mucho, así como Carlos Reygadas, Carlos Cortés, Marco Hernández, Miguel Molina y muchos más mezcladores y directores de cine”, agrega.

Experimentos de éxito

“Como me dedico mucho más a hacer shows en vivo, mi primer acercamiento fue crear conciertos inmersivos, así que empecé a investigar cómo hacer estas mezclas en general para hacer shows en vivo. Hicimos un concierto así en la Fonoteca Nacional y en sound:check Xpo, en donde se sumó Ianina Canalis, experta en audio inmersivo y que nos ayudó muchísimo a lograrlo”, recuerda Carolina.

“Comenzó el confinamiento sanitario y entonces se crearon más contenidos binaurales. Fue como una forma de decir: ‘¿Cómo podemos generar nuevas experiencias al público utilizando estos nuevos formatos de sonido inmersivo y audiovisual?’ Porque también va de la mano con videos en 360 grados que ya son más interactivos con el público. Esto fue la necesidad de crear nuevas experiencias y de ahí salió este laboratorio”, agrega la fundadora de GoroGoro IL.

“En general, no nada más en México, creo que en todos lados hay muy poca información de este formato”, explica Carolina; “es algo que me emociona y a todo el equipo que trabaja con nosotros. Se trata de la creación; es raro, porque yo he hecho contenido y hay mucho contenido público, pero no hay un estándar, sino creación pura, y sí, definitivamente es un área en donde todos estamos aportando, entonces es muy bonito, porque hay muchos colegas con los que hablamos y nos ayudamos también, de manera que es a donde se quiere llegar: que sea abierto para todos y de alcance más fácil”.

Las herramientas

Acerca de los recursos con los que cuenta este espacio, Carolina Anton menciona: “Básicamente lo que tenemos es como un laboratorio, hemos probado equipos como Klang, con mezclas inmersivas en tiempo real para los músicos. Como monitorista puedes crear este tipo de experiencias con cada uno de los ejecutantes y además tiene un sensor en donde utilizas el giroscopio de tu teléfono o tablet y puedes girar todo conforme lo ves”.

“También hemos probado con herramientas como el sistema inmersivo desarrollado por Ianina Canalis (Immersive Sound System Panning/ISSP), del que somos representantes en México y que fue el software que utilizamos en sound:check Xpo y en la Fonoteca Nacional para hacer el primer show de este tipo en nuestro país”.

“En la cuestión de estudio para audio inmersivo, hemos trabajado en Dolby Atmos, en formatos 7.1.4. A diferencia de los sonidos inmersivos como binaurales o en vivo, por ejemplo, Atmos lleva  altavoces en el techo, de manera que si puedes escuchar sonidos que vienen dirigidos hacia ti desde la parte de arriba, no están simulados. Son diferentes formatos, una experiencia te la va a dar escuchando con audífonos, por ejemplo in ears, mientras que otro sería como binaural si utilizas audífonos un poco más abiertos. Tenemos también el sistema head tracker, el cual es justamente un sensor de movimiento”, expone Carolina.

“Antes del primer experimento hecho en sound:check Xpo, —espacio muy interesante con el que pudimos contar—, lo montamos aquí para ser probado. No sólo fue una experiencia inmersiva, sino que desarrollamos cuatro diferentes; utilizamos una conexión vía Dante, que es audio sobre IP, no sólo como una cuestión creativa en sonido inmersivo, sino también un desarrollo y un mejoramiento. Buscamos optimizar el rendimiento de los equipos para tener una mejor experiencia. Para este caso utilizamos toda una red Dante, tanto en sala como en monitores; no usamos splitters ni snakes analógicos, todo fue por CAT 6 en routers y todo el sonido viajó por IP”.

Carolina también comenta: “De ahí se llegó a todas las bocinas. En ese momento hicimos un 7.1.4 con diferentes calibraciones, que es otro tema importante. Cuando estás mezclando para sonido en vivo, la forma de ecualizar y de optimizar es diferente a la manera en la que escuchas contenido para cine o contenido binaural. En la ocasión de sound:check Xpo hubo una combinación de todo, tuvimos varios presets y cambiábamos del show inmersivo a una película, nos cambiábamos a Dolby Atmos con la gente de esta compañía o un contenido en Pro Tools o en algún software. Todas esas experiencias son las que hemos hecho en GoroGoro IL”.

“También hemos hecho grabaciones en Ambisonics; el formato de cómo se registra el sonido es con micrófonos que tienen varias cápsulas, que se pueden poner al centro del cuarto o de donde se quiere capturar el sonido, entonces ya capta el sonido inmersivo, se exportan esos audios y cuando se importan al software ya puedes imaginar que estás ahí, ya no simulas, que es lo que se hace normalmente cuando grabamos en mono. Para una cuestión de ambiente o una creación musical se puede pensar en grabar con esos micrófonos la batería, por ejemplo, o lo que se requiera”.

El futuro

Todo esto se oye interesante y con mucho futuro, pero ¿qué tanto se podrán usar sistemas inmersivos de una manera mucho más común en aplicaciones de música en vivo? Carolina responde: “Lo creo totalmente, lo estamos viviendo y estoy muy contenta de que seamos parte de él. Las nuevas generaciones y todos estamos en búsqueda de nuevas experiencias como estos formatos y formas de escuchar. Como todo cambio, será paulatino”.

“La gente que está implicada en la parte de producción, desde la creación de los contenidos y los ingenieros que lo pueden ocupar, deben tener una adecuación al tema, conocimiento y ganas de experimentarlo”.

“Para mí, lo que estamos haciendo en GoroGoro IL ha sido un camino muy lindo, me he podido relacionar de otra forma con músicos, productores, ingenieros y otras áreas que complementan estos procesos, para crecer todos”.

 

Lo que hay en GoroGoro IL

Para la mezcla

Dolby ATMOS 7.1.4 con Mastering Suite y monitoreo Genelec

Mezcla inmersiva binaural con Ambisonics (aquí se usa head tracker, sensor de movimiento que se coloca en los audífonos, más otros plug-ins inmersivos como Waves o DearVr).

Para sonido en vivo

Sistema de monitoreo personal Klang. También se usa actualmente para hacer streaming y es para mezcla en vivo.

Software Immersive Sound System Panning, que usa el giroscopio del teléfono, sensores de movimiento (Leap Motion), y es para audio en sala.

 

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco