El Festival Internacional Unirock Alternativo es un espacio creado y abierto por el Colectivo Ra La Culebra, con origen en Cali, Colombia, cuyo objetivo desde sus inicios hace nueve años ha sido brindar oportunidades de conocimiento a la escena musical de la realidad independiente colombiana y latinoamericana. Esto se logra con una serie de intercambios en dos vías, mismos que abren las puertas para que las agrupaciones de dicha ciudad suban a escenarios nacionales e internacionales, y para que en el marco del festival puedan apreciarse artistas de muchas latitudes, otorgando a los músicos y a los asistentes del lugar todo un banquete de creatividad musical.

Es complicado…pero, ¿qué no lo es?

Javier Devia, “Javi”, baterista de Ra La Culebra y productor del festival, habla acerca de los orígenes del evento y de algunos pormenores de la producción que, en su edición más reciente, recibió alrededor de doce mil personas:

“Unirock comenzó en 2008 en la Universidad del Valle de Cali, por una iniciativa de Ra La Culebra. Todo comenzó como un experimento, haciendo un evento musical al que asistieron cerca de mil personas, más de las que asistían a cualquier festival en ese entonces en Cali. Para la tercera edición nos cambiamos a un lugar más grande y tuvimos al primer invitado internacional. Después tuvimos la idea de integrar un circuito de circulación internacional entre festivales hermanos y con eso vamos hasta hoy. Hemos tenido aproximadamente nueve países con los cuales trabajamos de esa forma, llegando a cerca de veinte bandas de intercambio”.

Entre los países que han figurado en los intercambios de bandas están, menciona Javi: “México, Cuba, Panamá, Ecuador, Chile y Argentina. Lo bueno de ser músico y de liderar un proceso administrativo es un trabajo bueno. Por ejemplo en México, nos hemos hecho amigos de grupos como Salón Victoria y ellos nos han apoyado en la idea de hacer todo con manos propias, pero para eso hay que entender la dinámica del mercado. Nosotros hacemos parte de él, tenemos que hacer un esfuerzo extra, más allá de lo artístico. Se trata de moverse, hacer, conocer, hablar… y claro que cuesta, porque el músico debería sólo dedicarse a hacer música, pero metiéndose en el mercado hay que hacer otras muchas cosas”.

“Nosotros hacemos también una especie de curaduría, en la que entran factores como calidad y presupuesto”, explica Javi; “lo importante de todos los festivales es ir haciendo mejor las cosas y ahora tuvimos una muy buena empresa proveedora de sonido; este año estrenamos un equipo de sonido Nexo, que es compacto, pero muy potente”.

Continua leyendo el artículo completo aquí: 

Related Posts