La necesidades en la próspera escena de los espectáculos en el occidente de México son cada vez más sofisticadas. La empresa Estudio Industrial fue fundada en el año de 2011 en Guadalajara como una compañía de renta de backline y también cuenta con un pequeño estudio de grabación y sala de ensayo. Su fundador y director Eder Perales es el guía de este tour y nos muestra algo de su trayectoria profesional: “Soy músico, y antes de tener esta empresa ya tenía muchos años dedicándome a la música. He tocado en bandas como Marlento y Radaid, y actualmente en la banda méxico-alemana de nombre Lejana. Con estas bandas hemos viajado por México, Estados Unidos y varios países de Europa”, menciona.

Anécdotas decisivas

Eder comparte el background de Estudio Industrial y narra una anécdota durante el evento, que sembró la semilla de la empresa: “Con Estudio Industrial hemos experimentado la música desde la perspectiva de la producción y hemos participado en más de cuarenta festivales y con alrededor de setecientos artistas de todos los géneros en los últimos ocho años. La manera en la que Estudio Industrial comenzó a ser, es una anécdota curiosa que tiene que ver indirectamente con Metallica:

En octubre de 2008 se realizó en Guadalajara la séptima edición de los premios MTV Latinoamérica. En aquel entonces yo era estudiante y tocaba en un par de bandas. No tenía trabajo fijo y recibí una llamada de una conocida de la universidad involucrada en la producción. Ella me dijo: ‘Eder, ¿eres músico y eres bilingüe, verdad? ¿Quieres trabajar en los premios MTV?”. El trabajo consistía en ser traductor entre los equipos de trabajo que venían de Estados Unidos y los locales. Acepté a pesar de no tener experiencia previa en un evento de esta magnitud. El montaje se hizo tres o cuatro días antes del show y un día antes fue el turno de hacer soundcheck de Metallica. Por aquel entonces promocionaban su disco Death Magnetic, en el que regresaron un poco al sonido de sus primeros discos, de principios de los ochenta. Parte de este concepto retro-trash era tener en el escenario backline en mal estado estético, como el que utilizaban al principio de su carrera. Así que el técnico de guitarra de la banda me solicitó que consiguiera cuatro amplificadores Marshall y un Ampeg con bafle de 8 por 10 para el bajo. ‘t has to look very fucked up’, dijo”.

Eder Perales continúa: “Contacté al proveedor de backline que había en aquel entonces en la ciudad y le pedí el equipo. La consigna fue: ‘Mándame el equipo más golpeado y sucio que tengas, pero que sirva bien’. Cuando el equipo llegó al escenario no estaba lo suficiente dañado y el técnico de la banda no lo aceptó. Después de un rato de negociación entre la producción y el proveedor de backline, me pidieron que tomara una navaja y cortara los bafles. Para dar mayor efecto, también los ensuciamos con gis molido, obviamente sin dañar las bocinas. Metallica hizo su soundcheck y al día siguiente tocaron, Katy Perry se arrojó a un pastel gigante, la banda que se suponía iba a ganar un concurso lo ganó, los presentadores leyeron sus chistes en los teleprompters y Gene Simmons de Kiss sacó la lengua cuando debía. Todo según lo planeado”.

La generación espontánea y la constancia

“Nunca se planeó tener una empresa de renta de equipo. No hubo un plan de emprendimiento o una inversión inicial, las cosas se fueron dando solas y poco a poco. En 2011 cuando comenzamos, había dos empresas aliadas que tenían acaparado todo el mercado de Guadalajara. Los promotores jóvenes de aquel entonces se quejaban de tratos inadecuados y mala atención durante las negociaciones previas y los shows. Éste fue el vacío que nos permitió entrar al negocio. Tiempo después del episodio de Metallica, recibí una llamada de un amigo ofreciéndome en venta un bafle Ampeg 8 por 10 para bajo. ‘Soy guitarrista, no bajista’, le dije, y me respondió que el equipo estaba feo pero que servía perfectamente, y me dio un precio que no me pude resistir. Comúnmente hacía falta amplificador para bajo en nuestra sala de ensayo, ya que por el tamaño era un problema que el bajista lo transportara, así que pensé que podía ser buena idea tener uno fijo. Cuando mi amigo llegó con el bafle, resulta que era el mismo que yo había roto a navajazos para Metallica, todavía tenía hasta el gis molido que le puse para ensuciarlo. El precio era una gran oportunidad, así que se lo compré. No había pasado ni un par de semanas cuando cierto personaje de la escena punk de Guadalajara supo que tenía un bafle Ampeg y me habló y me lo pidió para un escenario pequeño del Festival Hell and Heaven 2011. Me ofrecía un par de boletos a cambio. La negociación quedó en el par de boletos y 400 pesos para la gasolina. Esa fue la primera renta de Estudio Industrial”.

“Con el poco equipo con el que contábamos pudimos competir, tratando siempre de brindar el mejor servicio y trato posible: nuestras únicas ventajas. El bajo precio que ofrecíamos no era suficiente para competir, así que en principio nuestra lucha se enfocó en la calidad del personal de trabajo. Actualmente laboramos quince personas regularmente en Estudio Industrial y seguimos con la filosofía de que la gente es el principal activo de una empresa”.

Diversidad técnica

Eder nos da su punto de vista acerca de las características de los requerimientos de su clientela: “A diferencia del área de camerinos, donde abundan las excentricidades, el backline está más o menos estandarizado, pero muchas veces nos han pedido instrumentos completamente propios del país de donde vienen los músicos. Imagínate que un músico mexicano va a Australia y pide un teponaxtle o una jarana en su rider técnico; algo así”.

Por otro lado, los músicos españoles tienden a ser demasiado específicos y piden equipo no muy estandarizado, lo cual hace que sus producciones terminen siendo muy caras. Suelen ser más exigentes que los músicos ingleses, alemanes o de Norteamérica”, comenta.

El empresario musical finaliza dando sus políticas de trabajo y los planes futuros de Estudio Industrial: “Siempre intentamos que nuestras labores faciliten el trabajo de los demás, tanto de los crews técnicos como de los músicos. De hecho, la mayoría de nosotros también somos músicos, así que en el escenario procuramos atender a nuestros colegas de la misma manera en la que nos gusta que nos atiendan a nosotros. En los próximos tres años queremos convertirnos en la empresa de renta de backline más grande del occidente del país y después tal vez diversificar nuestros servicios”, finaliza.

Rider escogido

  • (19) Baterías DW, Yamaha, Ludwig, Pearl, Sonor, Tama
  • (35) Amplificadores de guitarra Marshall, Mesa, Vox, Fender, Roland, Peavey
  • (12) Amplificadores de bajo Ampeg, GK
  • (30) Bases de guitarra
  • (45) Bases para orquesta
  • Varios juegos de congas, timbales, bongos, percusión menor, teclados, dummy de piano y alrededor de 20 guitarras y bajos Gibson, Fender, Taylor y Gretsch, entre otros.

Eventos destacados Estudio Industrial

  • Festival de la Salsa – Veracruz – 2019
  • Rock por la vida 2013, 2014, 2017, 2018 y 2019
  • Cosquín Rock 2017, 2018 y 2019
  • FIMPRO 2014, 2016, 2017,2018 y 2019
  • Festival del Volcán (Colima) 2017 y 2018
  • Clausura del Festival Cultural Guadalajara Sucede 2016, 2017 Y 2018
  • Epicentro 2015, 2016, 2017 Y 2018
  • Expo Tattoo 2015, 2016, 2017 Y 2018
  • Careyes Film & Arts Festival 2016, 2017 y 2018
  • Sayulita fest 2018
  • Festa 2018
  • Festival Amado Nervo (Tepic) 2018
  • Festival Internacional Universitario (Culiacán) 2018
  • Nocheztli 2016
  • Corona Weekend 2016
  • Festival 474 (Aniversario de la fundación de Guadalajara) 2016
  • Revolution Fest 2012, 2013,2014 y 2015
  • INFEST 2016
  • Mute Festival 2015
  • Chapala Water Festival 2015.
  • Fiestas de Octubre 2014 (Escenarios Chapultepec, Plaza Liberación y Plaza Fundadores)
  • Hell & Heaven 2011, 2012, 2013 y 2014
  • Festival de la Cerveza 2012 y 2013