La carrera de Erika Goez se cimentó en jornadas de canto de covers, jazz y música brasileña. Con la inquietud por componer desde finales de los años noventa, sumada a su experiencia de más de dos décadas en el doblaje y coros para diversas productoras como Titanio Records y estudios de grabación como Audio Master 3000, tomó la alternativa de hacer “Ella”, su primer disco con canciones de su autoría, bajo la producción de Marcos Milagres.

“Afortunadamente me encontré en el camino al Marcos, que entendió muy bien el concepto que podrían llevar los temas. Le dio forma al concepto de cada canción, colores y texturas musicalmente hablando, porque en este disco hay samba, bolero, pop y jazz; fue una gran oportunidad creativa y profesional”.

El proceso desde la pre producción hasta la presentación que alcanzó a tener el disco a finales de 2019 en la Fundación Sebastian, tomó casi tras años. Marco Morel tuvo también la dirección musical y fue el responsable de convocar a los músicos que aportaron la mexicanidad y sentido contemporáneo, jazzístico que se buscaba: Giovanni Figueroa (batería), Víctor Patrón, Jorge Estrada (pianos), Marco Morel, Alberto Medina, Guillermo Milagrés (guitarras), Mauricio Blas (percusiones).

Entre la selección de temas destacó la decisión de incluir una versión de “La Llorona” y “Sueño con Serpientes” de Silvio Rodríguez. “Al final, ambos temas se lograron dotar de su propia personalidad; “La Llorona” pienso que no termina siendo una versión del montón. Para mí fue un reto bastante duro profesionalmente hablando, porque la base que hicieron era muy distinta a la que estaba acostumbrada a cantar, en cuanto al ritmo”, destaca Erika. 

La grabación combinó sesiones en el estudio de Giovanni Figueroa en Guadalajara, Víctor Patrón y el propio home studio de la también pareja de vida, Marcos. Erika menciona: “Tenemos un pequeño estudio y fue una forma muy distinta de grabar a la que he vivido, muy artesanal pero, increíblemente, el sonido final que se logró fue hermoso por el oído y dedicación de Marcos, que tiene enorme gusto por el sonido y supo darle los volúmenes específicos a cada cosa en la mezcla y master que realizó”.

Satisfecha del resultado, Erika anhela retomar la difusión y presentaciones en vivo, sabiendo que se trata del material que mejor la retrata en este momento artístico de su carrera.