Grabado en El Submarino del Aire, bajo la producción de Adrián Guevara, Jorge Chacón y Julián André, “Cromático” es un álbum donde Cecilia Toussaint se permitió vivir otro modelo de producción desde lo musical hasta lo técnico, antes, durante y después de las sesiones de grabación.

Soltar para crear

“Ha sido súper interesante, porque la verdad es que son chavos muy talentosos, es una nueva generación que viene pujando y tienen otra cosa en la cabeza y otra forma de trabajo. De pronto estábamos en el estudio y la lluvia de ideas era bestial, se trataba de saber discernir y decidir. Me divertí muchísimo y la pasé muy bien”, inicia Cecilia la conversación.

“Me han sorprendido porque yo, por ejemplo, para mi voz soy muy especial y casi siempre en mis discos, sobre todo en los últimos, trabajaba con mi ingeniero Eduardo del Águila —que conoce mi voz como nadie—, confiaba en su oreja y punto. No estoy acostumbrada a que me dirijan la voz y ahora me solté a eso; ha sido muy interesante porque no estoy acostumbrada a ese ejercicio de confianza y de soltar. Me han sacado de mi zona de confort en muchos momentos y me han exigido mucho”.

“Esta dinámica me hizo descubrir que prefiero esta forma de transmitir la experiencia que tengo. No en clases, sino compartir, cuando imagino que ellos, viendo cómo trabajo y escojo, también aprenden cosas. Esa mezcla de una generación como la mía con chavos de 23 o 24 años es una mezcla muy linda e interesante. Creo que para que la gente pueda crecer hay que dejarla hacer y esa ha sido una constante conmigo: casi siempre me he juntado con gente que no tiene demasiada experiencia, pero que tiene un talento o capacidad para hacer las cosas y opto por abrirle la puerta; siento que ese es mi trabajo y está lindo compartir; de eso se trata la vida: hay que irse moviendo. Me ha gustado mucho trabajar con ellos”.

Formado por siete temas, de los que se han presentado los sencillos “Hago”, “Venceré” y “Casi”, aluden a la paleta de colores y también hacen un guiño a la escala musical, “Cromático” nació de un juego melódico entre madre e hijo y la inquietud de plasmar, relata Ceci, otra constante en su carrera como intérprete: “La idea de que fueran siete colores y siete formas musicales me pareció bonita idea y plasmar otra constante en mi carrera, que soy una persona que no está casada con un solo género, si bien se me ha conocido y mi carrera agarró más fuerza como rockera, digamos que como género musical yo siempre he tratado que no se me encasille en una sola forma porque me gusta la música, toda ella. No tengo géneros específicos favoritos, de esto se trata cromático: siete colores, siete formas musicales, siete canciones”.

“Se pensó desde el principio como un todo, no como sencillos aislados, pero tomé la decisión de ir sacando sencillo por sencillo, porque además grabé el año pasado un disco que es otra cosa, que no tiene nada que ver, y quería que ‘Cromático’ tuviera su tiempo y su espacio”. 

Composición y ensamble

Las canciones son composiciones de Gabriel “Queso” Bronfman, José Manuel Aguilera, Tres Cuartos y la propia Cecilia, en coautoría con Julián y Jorge: “Gabriel es un bajista al que estimo y admiro muchísimo, hemos estado juntos hace tiempo y cuando le platiqué de “Cromático” me dijo que tenía unas ideas, me las pasó y de esas hubo una que me gustó mucho: “Hago”, que era una idea rítmica melódica con algunas cosas en la letra, que terminamos juntos.

Por otro lado, “Venceré” es composición de una banda que se llama Tres Cuartos, chavos egresados del DIM, ex compañeros de Julián y Jorge. Los vi en un concierto y me gustó mucho la canción, me acerqué y les dije que me gustaría cantar el tema, aceptaron y empecé a cantarla en vivo hace ya un rato. Estábamos iniciando “Cromático” y decidimos grabarla. Hay una de José Manuel Aguilera y luego está “Casi”, que al igual que el resto de los temas, fue un trabajo de composición con Jorge y Julián. También tenía ganas de que en este disco hubiera un trabajo letrístico mío, que no ha sido una constante en mi carrera. He tenido tan buenos compositores que  me inhibía bastante animarme a hacerlo, pero ahora mis productores me empujaron mucho, me animaron a que escribiera. Ha sido un proceso muy bonito, seguramente vamos a seguir grabando cosas porque estoy muy contenta con ellos”.

“Los músicos son también ellos: Julián en la batería, Jorge en la guitarra y como invitados están Enrique Toussaint, que participa con su voz y su instrumento, un placer porque ha sido mi down beat desde que tengo uso de razón; está Adrián Toussaint en la guitarra, el “Queso” grabó unas partes de su tema; Óscar González también participó, además de Omar Pérez, otro guitarrista que me acompaña en vivo. No son tantos invitados, casi todo lo han hecho Jorge y Julián y no he sentido la necesidad de llamar a más gente porque manejan su instrumento muy bien y son muy talentosos.

“Como parte del equipo está Adrián Guevara, quien no tocó, pero que ha estado como ingeniero, trackeando casi todo. Julián mezcló y masterizó y el arreglo generalmente lo proponen Jorge y Julián. Entre los tres componemos. Sí, ha sido un equipo pequeño, pero my bonito”. 

En El Submarino

La grabación de “Cromático” tomó ocho meses y se hizo intermitentemente por cuestiones de agenda: “Buscamos espacios y tratamos de organizarnos lo mejor que se pudo para avanzar y con los músicos invitados como Enrique (que radica en Estados Unidos), trabajamos a distancia. Nos acomodamos a la situación”, recuerda Adrián.

Poder cumplir con la premisa de plasmar varios estilos fue otra guía: “Los procesos creativos de cada rola fueron súper diferentes, como nunca, incluso una por una. Nunca pensamos en ‘vamos a hacer un disco que suene a tal’, sino que decíamos que iba a ser una mezcla de géneros y sonidos, entonces los procesos han sido súper diferentes: una canción se grabó en acústico, luego se metieron percusiones y un contrabajo, mientras que en otra, trackeamos primero el bajo, la batería y los teclados, algo más normal. En “Casi”, el proceso se dio muy distinto, porque estaba la pandemia a tope y yo me fui a vivir un rato a casa de mis padres; Jorge nos mandó una idea que había hecho, la empezamos a mover un poco y grabé en mi casa, puse una interfaz Focusrite, dos micrófonos de condensador cerca, bombo, tarola y hi hat, “disparé” el bombo después y todo un rollo de percusiones, pero todo interpretado con un teclado, con programación y sintetizadores. Se lo mandé a Jorge, grabó unas guitarras acústicas y luego en El Submarino hicimos todas las voces. Es bastante electrónica y estamos muy felices con el resultado. Ha habido todo tipo de procesos y experiencias. La onda fue ir tomando inspiraciones de ciertas cosas que nos gustan de ciertas rolas y bandas, fusionar lo que nos gusta de todas y crear esto nuevo”, comparte Julián. 

“Desde el principio recuerdo que Ceci me pedía que estuvieran todos los géneros que le encantan y a todos nos gustan; ir a los extremos y que eso se uniera todo en uno, ese fue el principio del disco. Queríamos experimentar de la forma más libre posible. Ha habido de todo: hay una que es de rock tipo Fiona Apple; “Casi”, que es electrónica pop; “Venceré”, que es muy rockera, pero en los versos hay bossa nova, literalmente es como las dualidades, extremos que combinan”, amplia Jorge.

“Felizmente tuvimos a una gran cantante, así que para la voz nos fuimos a lo básico en la grabación y después en la post producción nos alocamos un poco. Usamos un Neumann M149 directo a un preamplificador Neve 1073, un poco de compresión y, dependiendo de lo que queríamos en la canción, la pasamos por un Teletronix LA2A o un Distressor. Ya que teníamos la voz hermosamente grabada, pusimos otras cosas”, detalla Adrián. 

Nuevos colores: siempre aprender

La lección de la pandemia para Cecilia es clara: “Ha estado rudísimo para todos. Si yo estoy trabajando mucho, es porque siempre me he inventado mis proyectos, soy un ser autogestivo porque de otra forma no pasaría nada. No es que sea sencillo, no estoy tocando en vivo y de eso vivimos, así que lo que estoy haciendo con “Cromático” es más dar que recibir, pero me mantiene creativa y productiva y eventualmente buscaré la manera de podernos presentar”.

“Lo que hay que hacer es respirar profundo y dejar que la creatividad se manifieste y aprovechar este momento de encierro para tener un trabajo de introspección, recapitular cosas y compartir, pues hoy tenemos muchas herramientas para ello. Hicimos una reversión de una canción de King Crimson llamada “Un día”, en la que estamos José Manuel Aguilera, Alfonso André, Marco Rentería y yo, y la verdad ese tipo de proyectos antes ni siquiera se nos ocurrían. Hoy hay que aprovechar las herramientas, trabajar y creer que todo va a estar bien, estar conscientes de que lo que uno hace afecta a todos los demás. Eso me parece fundamental a todos los niveles: tanto en la salud como en nuestra productividad”.

Uno de los temas que más preocupan a Cecilia es el estado laboral de los técnicos: “Ingenieros de audio, video, iluminación, el staff; eso me tiene inquieta. Tenemos que encontrar la manera de apoyarles y que la gente pueda seguir adelante. Se trata de echar la mano a quien se pueda”.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco