Un total de treinta sintetizadores fueron donados a Xquenda, A. C. por la marca Behringer a través de sus representantes en México, Distribuidora Gonher, para ser repartidos en escuelas de enseñanza musical de las regiones mixe, mixteca y afromexicanas del estado de Oaxaca. Xquenda es una asociación civil creada en 1998 con el objeto de fomentar y promover la cultura y propiciar el mejoramiento de la educación de la humanidad, lo que hizo que Uli Behringer, fundador de la firma, decidiera colaborar con estos instrumentos. Al respecto, María Blanca Charolet López, representante legal de la institución, comenta. “Ha habido una enorme tradición y es muy bonito ver cómo otras comunidades están replicando esta experiencia positiva de aportar a la enseñanza musical porque, al final de cuentas, y si para algo sirve la cultura, es para alimentar el alma y nuestra vida cotidiana, para hilar el tejido social y volver a conectarnos los unos con los otros de maneras creativas, que nos dignifican como seres humanos, y la música es una forma de ellas, no hay manera de dudarlo”.

Las escuelas beneficiadas fueron el Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (CECAM) en la Sierra Mixe, con más de cuarenta años y muchas generaciones de músicos que se incorporan a las orquestas filarmónicas, sinfónicas y bandas; esta institución recibió 16 sintetizadores. Por su parte, la Escuela de Música del Centro de integración Social No. 8 San Bartolomé Zoogocho, Villa Alta Oaxaca, Sierra Norte Zapoteca recibió ocho sintetizadores, mientras que la Banda Sinfónica de Tlaxiaco, Mixteca Alta Oaxaqueña, recibió cuatro sintetizadores y la Agencia Municipal de Corralero Santiago, Pinotepa Nacional, Región Afro Oaxaqueña, recibió dos sintetizadores. Los equipos entregados fueron de la marca Behringer, modelo MS-1-BK.

“CECAM y Zoogocho son dos de las escuelas de música más antiguas de Oaxaca y ahora vemos este reflejo en la región mixteca, donde se va a abrir ya una universidad de música para que los chicos puedan estudiar música dentro del estado y no tener que migrar. Hay que ubicar que Oaxaca es una zona muy compleja por su orografía; nos atraviesa la Sierra Madre Oriental y la Occidental y de manera lineal somos el quinto estado más grande de la República Mexicana, pero subiendo y bajando montañas, la distancia es larga y compleja, lo que ha ayudado a que otros espacios y municipios miren el beneficio de tener una escuela de música y lo retomen para su propia comunidad”, afirma Blanca Charolet.

El valor de esta donación y tipo de instrumentos permitirá realizar la tarea de composición en las escuelas comunitarias, donde se habilitan espacios para que niños, jóvenes y adultos aprendan notación y a leer una partitura. Hacer ese aprendizaje sencillo y ameno, tiene en el acompañamiento del teclado un aliado crucial; con el extra de que estos modelos se enlazan a la computadora y permiten hacer composiciones con un grado mayor de avance.

“Por eso es muy importante cuando uno de estos chicos dice de primera mano lo que pasa, el impacto en los jóvenes que ya están estudiando a un nivel donde pueden permitirse iniciarse en composición, sonar la partitura y que no sólo sea cuestión de imaginar cómo combinar los instrumentos, sino que lo van a poder escuchar de manera muy cercana a lo que será cuando lo toque una banda o un grupo. “Agradecemos a Behringer y a Gonher que confíen en nosotros para hacerlos llegar y ser un enlace directo; eso tendríamos que ser todos los que nos dedicamos a la promoción cultural: enlaces creativos y humanos para que las empresas realicen este tipo de acciones”, finaliza la representante legal de Xquenda.

Oaxaca es un estado de la República Mexicana famoso por ser tierra de grandes figuras de la música y con esta donación se ayuda a que jóvenes compositores escuchen sus obras justo como ellos soñaron. Enhorabuena a todos quienes hicieron esto posible y desde este espacio hacemos la atenta invitación para que esto siga sucediendo. ¡Juntos podemos!