El oído perfecto es cuando una persona tiene la capacidad de identificar la frecuencia de un estímulo auditivo aislado sin la ayuda de un estímulo auditivo referencial.

Miles dijo en cierta ocasión: “Cuando pienso en los que han muerto me pongo furioso, de modo que trato de no pensar en ello. Pero sus espíritus siguen deambulando en mi interior, por lo que siguen aquí, siguen transmitiéndoselo a otros. Es algo espiritual, y ellos forman parte de lo que soy hoy en día. Está todo en mí, todas las cosas que ellos me enseñaron a hacer. La música tiene que ver con el espíritu y lo espiritual, y también con los sentimientos. Creo que su música aún está presente, en algún lugar, ¿entiendes? Las cosas que tocábamos juntos tienen que seguir flotando en algún sitio, porque nosotros las expulsamos con nuestro aliento, y el resultado fue algo mágico, algo espiritual. Todo eso sigue con nosotros. Todos aquellos que vimos nuestras vidas transformadas por Miles aún podemos escuchar la voz inconfundible de su trompeta y aún la sentimos directamente clavada en el corazón”.

Quincy Troupe (“Miles y Yo”).

Con personalidad extravagante, Miles Davis entre muchas habilidades, podía reconocer las notas musicales en cualquier sonido, lo que se le denomina oído absoluto.

¿Qué es el oído absoluto?

Conocido también como oído perfecto, es cuando una persona tiene la capacidad de identificar la frecuencia de un estímulo auditivo aislado sin la ayuda de un estímulo auditivo referencial, así que se puede definir como la capacidad de leer los sonidos.

Estudios han demostrado que esta habilidad podría estar bajo el control del ADN. Los investigadores compararon las estructuras y la actividad de la corteza auditiva, es decir, la región de la corteza cerebral que recibe información auditiva.

Los inicios históricos del análisis de sonido

Desde el siglo XIX, la ciencia se ha centrado en investigar los antecedentes de la comprensión de los tonos musicales y su medición. Dado que las referencias de los tonos solo se definieron con precisión en este momento, la designación de tono perfecto solo se pudo analizar a partir del siglo XIX. Así, el oído perfecto se explicó simultáneamente con un oído musical y con una absoluta conciencia del tono.

Aunque las diferencias y distinciones radican en los detalles, solo una de cada diez mil personas tiene un tono absoluto y por lo tanto, es capaz de cantar cada nota a la perfección. A nivel físico y funcional, no hay diferencia en el sistema auditivo cuando tienes esta condición. Más bien, es una expresión de una rara habilidad para analizar el tono con precisión. Por lo tanto, esta forma de búsqueda de tonos es un acto de cognición, mediante el cual, las frecuencias escuchadas se reproducen en forma de tonos puros.

Desde un punto de vista científico, éste es un enfoque de aprendizaje musical que también se puede aplicar a los sonidos o colores. Sin embargo, dado a que los tonos se definen mediante una distinción mucho más fina que los patrones de color comunes, esta habilidad es mucho más rara.

Efectos sobre el lenguaje y la percepción

Las influencias en torno al oído perfecto también se pueden definir desde una perspectiva cultural. Sobre todo, la incorporación de la escala de Do mayor generó nuevos enfoques que podrían simplificar significativamente la identificación con tonos concretos. En su mayoría, los tonos reproducidos corresponden a experiencias musicales que luego suenan coherentes o sesgadas desde el punto de vista del oyente. Pero también en términos de lenguaje y percepción, el oído absoluto ha dado lugar a algunos cambios.

Idioma

Muchos dialectos dependen de variaciones en el tono. Las acentuaciones también son de importancia elemental para los procesos clásicos del habla.

Percepción

No solo la reproducción de tonos perfectos, sino sobre todo su percepción, juegan un papel decisivo en oído perfecto. Las clasificaciones exactas aquí no se definen por un mejor sentido de la escucha, sino exclusivamente por el reconocimiento y la categorización. Esto se debe nuevamente a los mecanismos del cerebro.

Las diferencias con la audición relativa

El oído relativo, a diferencia del oído absoluto, carece de independencia de una nota principal. Con un oído perfecto, se puede definir exactamente una nota y estimarla sin ejemplos concretos. Con el oído relativo, lo que sucede es que simplemente se compara la nota con otra nota y puede clasificarla de esta manera. Si bien esto hace que sea mucho más fácil para los músicos encontrar su camino musicalmente, está muy lejos del tono absoluto. Un oído absoluto es una completa rareza, incluso entre los músicos.

Estas habilidades son la base del oído perfecto.

El oído absoluto es un fenómeno muy raro, pero, ¿qué puede hacer específicamente alguien que lo tiene? Los siguientes factores forman la base de esta habilidad extremadamente rara y ayudan a identificar un tono absoluto:

  • Reproducción de tonos de sonidos cotidianos.
  • Nombrar todas las notas de un acorde.
  • Asignar la clave a una pieza musical sonora.

La característica especial de las personas con una comprensión exacta del tono es que pueden recuperar sus habilidades una y otra vez. Entonces, si tiene suerte y define un acorde correctamente, posiblemente no posee un oído perfecto. Esta es una habilidad que le recuerda constantemente que le permite demostrar su comprensión del tono e identificar claramente cualquier nota que se le ocurra o tocarla al azar.

Una buena base para la sensibilidad musical

Un oído absoluto no es de ninguna manera un requisito previo para una carrera musical. Muy pocas personas pueden disfrutar de esta habilidad. Aunque tener esta habilidad puede ayudarte con tu sensibilidad musical, alguien sin un oído absoluto también puede convertirse en un gran músico. Esto también es evidente en los pocos ejemplos que se pueden dar de músicos destacados con un perfecto sentido del tono.

Músicos con Perfect Pitch

Como decíamos, entre los músicos, tener oído absoluto también es una verdadera rareza. En el pasado cercano, por ejemplo, se puede nombrar a Ella Fitzgerald, Charlie Puth, Bing Crosby y Michael Jackson. Sin embargo, de las muchas personalidades famosas que faltan, se puede ver que muchos músicos conocidos no tienen tales habilidades y, sin embargo, son bien conocidos. Charlie Puth incluso fue intimidado por sus compañeros de clase durante su infancia debido a esta habilidad especial y fue capaz de afirmarse en la industria de la música con su confianza en sí mismo y por supuesto, con el tono perfecto. Hoy es uno de los artistas jóvenes más famosos y también se prevé que tenga una exitosa carrera. Sin embargo, resulta que los requisitos no están en el canto concreto, sino principalmente en la composición. Allí, la sensibilidad musical y el conocimiento exacto son absolutamente necesarios.

Por lo tanto, no es sorprendente que muchos compositores famosos del pasado tengan un tono perfecto. Estas personalidades incluyen, por ejemplo, a Mozart, Handel, Chopin y Beethoven, y esto hizo que fuera mucho más fácil encontrar las adiciones adecuadas para cada instrumento y crear un efecto armónico. Dentro de la búsqueda del músico, el oído absoluto se convirtió en una habilidad universal e importante incluso entonces.

¿Cómo lograr el tono perfecto?

En la mayoría de los casos, la comprensión musical es innata. Incluso si además se puede aprender mucho contenido sobre teoría musical y percepción, esto no tiene nada que ver con el tono perfecto. Esto está al menos en línea con la suposición de Brady y Levitin y Rogers, quienes critican un posible entrenamiento para un tono perfecto.

Sin embargo, ahora hay alguna evidencia de que el oído absoluto se puede desarrollar sin una habilidad innata y útil. Para ello, la Universidad de Chicago realizó un estudio en el que se probaron varios estudiantes con diferentes experiencias musicales. Inmediatamente después de las sesiones de formación inicial, los estudiantes mostraron una mejora significativa en el reconocimiento de tono, lo que les permitió ampliar su experiencia. Entonces, cualquiera de nosotros puede tener la oportunidad de agudizar el conocimiento de los tonos correctos y con mucha práctica se puede lograr.

Como ingeniera de sonido, he tenido la oportunidad de colaborar con diversos músicos que poseen esta habilidad; ha sido una experiencia bastante enriquecedora y creo que las personas que cuentan con esta habilidad pueden tener aportaciones muy interesantes para proyectos musicales y por lo tanto un desarrollo con una aproximación diferente a la música y el sonido.

Como menciona Charly García, quien tiene oído absoluto: “Sé que es genético, que mi bisabuelo también tenía oído absoluto y que a veces, cuando paso de largo o estoy preparando un concierto, cuando no duermo, es cuando la cosa se pone un poquito difícil. Ahí el grado de sensibilidad sonora se te filtra a los otros cuatro sentidos y es el sonido el que te lleva y te arrastra. Ves el sonido y tocás el sonido, y olés el sonido y gustás el sonido”.

El oído absoluto puede ser una bendición y una maldición al mismo tiempo, pero es un aspecto distintivo. Son distintas aristas que posee esta habilidad.

*Ingeniera de sonido, sistemas de audio en sala y monitores con más de quince años de experiencia; ha colaborado con artistas y producciones distinguidos en más de veinte tours a nivel nacional e internacional. Ha mezclado para artistas como Kool & The Gang, Gloria Gaynor, Natalia Lafourcade, Mon Laferte y León Larregui. Actualmente se encuentra realizando mezclas en formatos de sonido inmersivo. Es cofundadora de la empresa 3BH, que desarrolla proyectos de integración tecnológica para estudios de post-producción y música en México y Latinoamérica y a partir de 2016 comenzó a representar a la organización Soundgirls.org en México, apoyando a las mujeres a profesionalizarse en la industria del espectáculo.