La icónica marca de audio fundada en 1946 por James B. Lansing cumple 75 años de ser parte de momentos épicos dentro de la cultura pop musical y llevar innovación constante a la industria del audio.

Desde Woodstock hasta Coachella, JBL se ha mantenido en la escena musical al sonorizar festivales, conciertos y giras históricas. Como siempre desde sus inicios, JBL ha sido fiel a su visión de llevar la excelencia de audio a todo el mundo, gracias a su sonido validado por profesionales y un gran poder de inmersión. JBL le da vida a la música y hace que todos puedan sentirla. Cada detalle cuenta al diseñar un nuevo producto y es por eso que JBL ha desarrollado tecnologías propias para lograr el efecto deseado y la solución óptima para cada necesidad. Los ingenieros de la marca han trabajado con talento y pasión para producir una multitud de tecnologías innovadoras, desarrollar un audio que se ha convertido en líder en la industria y establecer nuevos estándares en diseño.

De acuerdo con Miguel Hernández, Vicepresidente y General Manager para México, Centroamérica y Caribe de Harman Internacional: “JBL ha creado tecnología y ha marcado el camino en mundo del audio y la música, desde eventos masivos hasta bocinas portátiles. Su herencia es única porque ha estado presente en los eventos más icónicos de la historia musical. No se puede hablar de esta industria sin mencionar a JBL; desde sus inicios hasta la actualidad se ha mantenido vigente y en el gusto de los consumidores, porque ha sabido innovar y mantenerse a la vanguardia. A lo largo de estos 75 años, JBL ha tocado el alma y ha reinventado experiencias para que la vida de nuestros consumidores sea más fácil, productiva y entretenida”.

JBL ha trazado su propio camino y construido un legado de innovación que la ha llevado a obtener premios Grammy y un reconocimiento generalizado de los músicos y consumidores más famosos del mundo a lo largo del camino. La marca ha contribuido en toda su historia a la evolución de la reproducción de audio profesional, además de sonido doméstico, automotriz y aplicaciones multimedia.

JBL ha traspasado todas las fronteras, ha sonorizado los conciertos de los músicos más destacados de la historia y ha acompañado a sus fanáticos en su vida diaria. De incontables maneras, todos los días, JBL amplifica la capacidad de la música para hacer que las personas se sientan bien, conectadas y que la vida sea más entretenida. ¡Felicidades, JBL!