La más reciente Prolight and Sound en Frankfurt tuvo la presencia de una de las marcas más reconocidas en monitores para estudio: los alemanes de Adam Audio. Sus aclamados modelos A5 y A7 han ganado una gran cantidad de reconocimientos y se han reseñado docenas de veces en las publicaciones más importantes del medio alrededor del mundo. Como un avance tecnológico que los puso a la vanguardia, la tecnología propietaria Accelerating Ribbon los ha convertido en un patrón para el monitoreo de campo cercano, a un precio accesible.

Primero fueron los A5X y A7X, que este año fueron complementados por los modelos de campo cercano A3X y A8X, más el A77X, de campo medio y cercano. Conozcamos algunas de sus características más importantes.

 
  A3X, pequeño pero potente
Para operar prácticamente en cualquier entorno de grabación donde el espacio es limitado pero se requiere de gran calidad de reproducción, el A3X combina el tweeter X-ART propietario de la marca (respuesta de frecuencia extendida y Tecnología de Aceleración de Listón, por sus siglas en inglés), para las más altas frecuencias, garantizando claridad. Una unidad de cuatro pulgadas y media maneja los registros más graves, mientras que su diafragma está hecho de fibra de carbón, un material muy ligero pero rígido, capaz de entregar sonido libre de colores. Integran dos amplificadores de potencia de 25 watts cada uno.

Una tecnología manejable y exclusiva encontrada en el A3X es Stereolink, la cual se complementa con un par de conexiones adicionales RCA, que permiten un segundo canal estéreo hacia el otro monitor. Este sistema conecta dos altavoces, de manera que permite al usuario la opción de controlar el volumen estéreo general para cualquier control de ganancia, lo que lo hace una buena opción cuando el sistema necesita ser ajustado fácilmente.

En cuanto a controles y conectores, el A3X cuenta con puertos duales para una respuesta en bajas frecuencias debajo de los 60 Hz. El panel trasero incluye un control de ganancia del tweeter, así como entradas XLR balanceadas y desbalanceadas, permitiendo un gran flexibilidad de conexión. Tienen también dos mecanismos para ser empotrados a pared o colocados en soporte.

A8X, versatilidad y desempeño sobresaliente

Está recomendado tanto para campo medio como cercano. Como los demás modelos de la serie AX, el A8X cuenta con esquinas superiores inclinadas para minimizar las reflexiones, mientras sus tubos bass reflex duales largos en la parte frontal han sido específicamente diseñadas para acoplarse perfectamente al woofer con su larga bobina de voz.

El A8X cuenta con un amplificador de 50 watts para el tweeter y otro de 150 watts PWM para el woofer, lo que lo hace el más robusto de la serie.

La parte trasera de este monitor integra varios controles: ganancia para altas frecuencias y dos filtros para altas y bajas frecuencias. Cuenta además con conectores XLR balanceados y RCA desbalanceados, lo cual permite emplearlo en casi cualquier aplicación de estudio.

A77X: fórmula revolucionaria
El más novedoso miembro de la familia AX está equipado con la misma tecnología que su antecesor A7X y por lo tanto es muy similar al altavoz de dos vías. Sin embargo, se distingue gracias a sus dinámicos mucho más altos y a sus niveles de presión sonora libres de compresión, y por su potencia y características de radiación, el A77X puede usarse tanto en monitoreo de campo cercano como medio.

 
  Como todos los modelos de la serie AX, el A77X ofrece el tweeter X-ART, pero esta vez ha sido mejorado drásticamente para entregar una respuesta en frecuencia que se extiende hasta los 50 kHz. Además, cuenta con una eficiencia más alta, así como niveles de presión sonora más elevados.

Los dos woofers de siete pulgadas son idénticos que el A7X y con sus bobinas de voz de una pulgada y media, así como amplificadores, son capaces de entregar altos niveles de presión sonora, así como registros profundos. Estas unidades no cubren las mismas bandas de frecuencia: mientras uno de ellos es responsable por las frecuencias graves hasta 400 Hz, el otro asume el control del rango medio.

Por otro lado, cada driver tiene su propio amplificador. Un amplificador de 50 watts clase A/B se encarga del tweeter X-ART, mientras que las frecuencias bajas y medias son manejadas vía un amplificador de 100 watts PWM. Su panel frontal incluye un switch de potencia y un control para el volumen que retiene los ajustes, independientemente del interruptor de encendido y apagado.

El panel trasero del A77X ofrece varios controles adicionales: una ganancia en altas frecuencias de +/- 4 dB y dos filtros para frecuencias altas y bajas. Para asegurar la compatibilidad, hay conectores XLR balanceadas y RCA desbalanceadas.

Con estos tres modelos, la serie de monitores se ve complementada y lista para cualquier espacio de grabación en el mundo entero, gracias a la calidad alemana.