En 2016 comenzamos junto con Andrés Mayo a trabajar en el desarrollo de audio inmersivo. Él ya venía investigando sobre el tema y coincidió que yo, por ese entonces, regresaba a Buenos Aires, luego de un breve periodo de trabajo en Los Ángeles, y estaba a la búsqueda de nuevas áreas de exploración en el mundo del audio.

Un proyecto entrañable

En ese momento, todo lo que respecta al audio en 360 grados como lo concebimos actualmente, estaba a años luz. Y hoy me siento afortunado de haber participado como beta tester de varios nombres importantes de la industria, como Dolby o Facebook, que nos brindaban sus herramientas a cambio de una serie de reportes sobre su rendimiento en circunstancias de producción. Circunstancias que también estaban bastante verdes, para ser sincero.

El primer proyecto que hicimos fue la mezcla del show de Pedro Aznar en el teatro Gran Rex en Buenos Aires. Inicialmente lo mezclamos en Dolby Atmos VR Suite, plataforma en versión beta, que dejó de desarrollarse, para luego dar lugar a lo que hoy conocemos como Dolby Atmos Mastering Suite. También con ese proyecto hicimos una versión en Facebook 360.

Andrés Mayo y Martín Muscatello

De una manera más reciente estuvimos trabajando con los plug-ins de Dear Reality. Sus desarrolladores, junto con Sennheiser, nos dieron mucho apoyo para sacarle todo el provecho a su set de herramientas. Incluso junto a ellos dimos una serie de seminarios y workshops; uno de ellos tuvo lugar en la Convención 147 de AES en Nueva York en 2019 (en tiempos previos al confinamiento sanitario).

Nuestro último proyecto consiste en un homenaje a la obra del Maestro Astor Piazzolla en el año de su centésimo aniversario. De una serie de conciertos realizados en el Centro Cultural Kirchner (CCK) para celebrar la obra y vida del compositor, recopilamos algunas de sus más reconocidas composiciones, arregladas y ejecutadas por grandes intérpretes.

El CCK tiene una de las salas de concierto más importantes de Latinoamérica, gracias a sus características acústicas, sus dimensiones y sus prestaciones; entre ellas, su órgano Klais Opus 1912 y sus pianos Steinway.

Para cada proyecto es necesario establecer una serie de bases, para finalmente determinar la mejor manera de llevarlo a cabo. Las premisas de éste fueron que el producto final se trataría de audio únicamente, más allá de que existía la grabación de imagen (no 360); que pudiera ser distribuido a través de plataformas de streaming y que el concepto sonoro fuera orgánico y no quitara el foco de la obra en sí, pero a la vez aprovechara de manera creativa, el formato en 360 grados. A la vez, la obra se expondría en una nueva sala de audio inmersivo en el CCK, que se encontraba en desarrollo. De esta manera, encontramos que el sistema Dolby Atmos reunía las características necesarias para tales fines y observamos que los servicios más populares de streaming, como Apple Music, Tidal y Amazon Music, ya estaban adoptando el soporte para Atmos. A la vez, la idea de que la misma mezcla fuera compatible con cualquier tipo de altavoz, desde auriculares hasta un sistema 7.1.4 (o más, para el caso), nos pareció importante.

Las premisas de este proyecto fueron que el producto final se trataría de audio que pudiera ser distribuido a través de plataformas de streaming y que el concepto sonoro fuera orgánico y a la vez aprovechara de manera creativa el formato en 360 grados.

Sala Atmos

En los proyectos anteriores en los que trabajamos con Atmos, utilizamos el sistema ATC 5.1 de la sala de mastering de Andrés. Esa es una de las virtudes de este sistema, que permite monitorear con virtualmente cualquier formato de altavoces (aunque no con la misma precisión que utilizando el formato básico de 7.1.4).

Para casos donde el soporte de distribución fuera binaural, esto no presentaba una limitación. Sin embargo, en situaciones donde necesitáramos garantizar la calidad de reproducción en salas Atmos o similares, era necesario recurrir a escuchas de control de calidad en otros ámbitos.

Al momento de encarar la producción de “Astor Piazzolla: Tangos All Around”, coincidió que Andrés iniciaba la transformación de su control room 5.1 al formato Atmos 7.1.4, equipado con monitores Neumann. Tuve el privilegio de participar en los intercambios de correos electrónicos con Ceri Thomas y su equipo de profesionales de Dolby para establecer las dimensiones y especificaciones de la nueva sala y sus componentes.

El setup de altavoces quedó conformado de la siguiente manera:

L – C – R: Neumann KH 310

Ls – Rs – Lrs – Rrs: Neumann KH 120

Ltf – Rtf – Ltr – Rtr: Neumann KH 80

LFE: Neumann KH 870

La interfaz, que también funciona como control de monitores, es una Avid MTRX Studio. Este componente demostró ser clave, ya que permitió el ajuste y la calibración del sistema con altísima precisión, lo que resulta muy notable durante el proceso de mezcla, cuando se realizan paneos y los objetos se pueden localizar con exactitud en los puntos deseados.

Otro aspecto muy importante de la calibración es la respuesta de graves y la administración de low end. Hasta no haber ajustado el subwoofer correctamente, las primeras mezclas no alcanzaban los estándares que buscábamos. Fue de gran ayuda contar con colegas expertos en la materia, como George Massenburg y Glenn Lorbecki, con quienes intercambiamos rough mixes. Esto nos ayudó no sólo a pulir las mezclas, sino también a terminar de afinar la nueva sala para los requerimientos de nuestros trabajos. 

“Astor Piazzolla: Tangos All Around”

Ya recibidos los multitracks de varios de los conciertos, iniciamos el armado del repertorio. Tratándose de un artista como Piazzolla, resulta difícil seleccionar “las mejores” obras para una compilación, porque eso implica rechazar otras que también son excelentes, así que establecimos una serie de criterios que nos ayudaron a concretar la lista. Sabíamos que era importante alcanzar a un público masivo y para eso fuimos por las piezas más populares, no sólo en Argentina, sino también en muchas otras partes del mundo en donde Piazzolla es sumamente reconocido. A la vez, hicimos un análisis meticuloso y respetuoso del desempeño de cada ensamble. Y por último, y no menos importante, tuvimos en cuenta la calidad de la captura de audio de cada concierto. Con esto en mente, nuestra lista quedó conformada de la siguiente manera:

1. “Libertango”

Fue la pieza final del concierto de apertura de la serie “Piazzolla 100”. En ella participaron Fulvio Giraudo, Horacio Romo, Enrique Guerra, César Rago, Pablo Agri, Mariano Cigna, Néstor Marconi Trío, Franco Luciani, José Pepe Colangelo, Eva Wolff, Luis Salinas, Horacio Avilano, Fabián Keoroglanian, Lucia Luque, Marcos Cabezaz y Pablo La Porta. Ésta fue definitivamente la mezcla más desafiante, ya que se trata de un ensamble de 17 instrumentos: 2 marimbas, vibráfono, batería, 2 pianos, armónica, contrabajo, 3 violines, 2 guitarras y 4 bandoneones.

La captura presentaba algunos problemas. Algunos de los bandoneones no estaban microfoneados correctamente, las marimbas y el vibráfono tenían bleed excesivo, sobre todo de la batería, y el contrabajo no estaba lo suficientemente bien definido. Además, la duración total era de más de nueve minutos, por tratarse de una pieza con largas improvisaciones en su presentación en vivo. Dudamos sobre la inclusión de esta obra en el álbum, pero la energía y belleza que posee es tan grande que no la quisimos descartar así nomás, así que finalmente dedicamos una buena cantidad de horas a trabajar alrededor de estos problemas, y el resultado final nos dejó extremadamente conformes. Su versión Atmos puede escucharse aquí (activar modo Atmos):

La idea de que la misma mezcla fuera compatible con cualquier tipo de altavoz, desde auriculares hasta un sistema 7.1.4 (o más, para el caso), nos pareció importante.

Al haber tantos elementos sonando simultáneamente, uno de los aspectos más complejos fue el de la distribución panorámica, sobre todo para que la mezcla se mantuviera orgánica al renderizarla en formatos estéreo y binaural. El mapa tridimensional está sumamente ligado al guión de la obra.

2. “Adiós Nonino”

3. “Fuga y Misterio”

4. “Muerte del Ángel”

Estos tres temas son interpretados por el Primer Quinteto, integrado por Daniel Falasca, Nicolás Guerschberg, Pablo Mainetti, Serdar Geldymuradov & Armando de la Vega, y es dirigido por Julián Vat.

A diferencia de “Libertango”, estas tres piezas cuentan con una instrumentación mucho más simplificada: bandoneón, violín, guitarra eléctrica, contrabajo y piano. Por otro lado, la calidad de audio era excelente y ni hablar de la calidad musical.

Al escuchar estas obras, el oyente se encuentra rodeado por los instrumentos, como un privilegiado.

En la búsqueda cuidadosa de no desprestigiar la música por abusar del formato, planteamos una distribución panorámica de los instrumentos donde el diálogo entre ellos pudiera fluir de manera orgánica y a la vez resultara conmovedor para el espectador. Se puede apreciar cómo el contrabajo y el piano cumplen una función de respaldo con su contenido de graves; al estar ubicados en los canales traseros y el trío de bandoneón, guitarra y violín ocupan el frente y se pasan el foco según el momento de la pieza.

Utilizamos los canales del techo para agregar reflexiones naturales como las que otorgaría una sala de conciertos y solo en casos específicos, enviamos algunos de los sonidos tan característicos de las obras de Piazzolla, como los golpes en el cuerpo del contrabajo o ruidos generados con la guitarra, por ejemplo.

Fue de gran ayuda contar con colegas expertos en la materia, como George Massenburg y Glenn Lorbecki, con quienes intercambiamos rough mixes.

Astor Piazzolla: Tangos All Around / “Adiós Nonino”

Astor Piazzolla: Tangos All Around / “Fuga y Misterio”

Astor Piazzolla: Tangos All Around / “Muerte del Ángel”

Astor Piazzolla: Tangos All Around/ “Libertango”

Astor Piazzolla: Tangos All Around/ “Oblivion”

Se pueden escuchar estas obras en Dolby Atmos en los siguientes links (activar modo Atmos):

Astor Piazzolla: Tangos All Around / “Adiós Nonino”

Astor Piazzolla: Tangos All Around / “Fuga y Misterio”

Astor Piazzolla: Tangos All Around / “Muerte del Ángel”

5. “Oblivion”

Extraída del mismo concierto que “Libertango”, es una versión interpretada por Franco Luciani en armónica y José “Pepe” Colángelo en piano. El ritmo lento y el viaje que propone esta composición, sumado al arreglo íntimo en dúo, nos parecieron la mejor forma de completar la lista de temas.

Esta fue la única mezcla en la que sentimos que agregar movimiento a uno de los instrumentos complementa la experiencia. La armónica se desplaza alrededor del oyente y uno puede “ver” al artista expresándose con su recorrido.

Se puede escuchar la versión Atmos en este link (activar modo Atmos):

Astor Piazzolla: Tangos All Around/ “Oblivion”

Como proceso final de la producción, realizamos exportaciones de todos los temas en varios formatos, y así estuvimos listos para satisfacer los requisitos técnicos de cualquier receptor. A su vez, hicimos prints de fold down en estéreo y binaural, que siempre son de utilidad para realizar escuchas cuando no se cuenta con un entorno de reproducción adecuado.

La incorporación del soporte para audio inmersivo y de audio lossless en las plataformas de streaming masivas crea un ámbito donde se vuelve a valorar la calidad de sonido. La alta resolución vuelve a ser un argumento de marketing y eso resulta en una mejor experiencia tanto para artista, productor y oyente. Desde el punto de vista artístico, se abren nuevas posibilidades para explorar y a la vez contar con soportes de alta fidelidad para la transmisión de las obras. Definitivamente son tiempos muy interesantes para formar parte de esta industria.

Por Martín Muscatello

Productor musical con base en Buenos Aires. Graduado de la EMBA, trabajó en El Pie Recording Studios, donde obtuvo créditos en un importante numero de álbumes. Actualmente desarrolla su actividad en las instalaciones de El Mejor Estudio. También es ingeniero de mastering en Andrés Mayo Mastering, donde también trabaja en la investigación, desarrollo y producción de sonido inmersivo y contenido de audio 360.