La empresa AM Tecnología es  cien por ciento mexicana. Comprometida desde el principio en satisfacer las necesidades de la industria del espectáculo, la compañía fue fundada en 1991 con el propósito de manejar la distribución y servicio de equipo profesional para audio, cine y televisión.

El personal que conforma AMTEC tiene décadas de experiencia en la industria. Su labor como enlace de equipo de clase mundial significa para México la llegada de grandes productos, líderes en grabación y broadcast.

Durante su participación en la pasada sound:check expo, Andrés Martínez Marín, director fundador de AMTEC, conversó detalladamente sus opiniones acerca del competido mercado de la industria del espectáculo.

Andrés Martínez es ingeniero en comunicaciones y electrónica. Comenzó su carrera como profesional de campo, reparando equipo, instalando grabadoras de 16 canales y duplicadoras en alta velocidad. Llegó a ser director de ventas en su primer empleo. Con el tiempo, se interesó en la producción para televisión y fundó AMTEC hace veinte años. Actualmente su empresa representa, entre otras, a la firma danesa de microfonía DPA.

 
 
DPA es una marca reconocida en todo el mundo…
“Sobre todo en Europa. Originalmente, se dedicaron a hacer equipos de medición para probar componentes de audio. Uno de los gerentes descubrió que podían hacer micrófonos y por eso integraron esa rama. Con DPA empezó a irnos bien”.

¿En qué año concretaron su distribución en México?
“Hace cuatro años, en 2007. Un ingeniero muy reconocido en la parte de audio, Julio César Cruz, se incorporó con nosotros y comenzamos por abrir un mercado para DPA. La ventaja que tenemos con la marca es el mercado de las tiendas, los músicos y estudios de grabación. Ahora, estamos buscando distribuidores que nos ayuden para abarcar un nicho muy grande y que está funcionando”.

 

¿Cómo se ha abierto el mercado mexicano a las nuevas marcas?
“No ha sido fácil, porque hay compañías con nombres de abolengo en nuestro país. Nuestra parte ha sido demostrar técnicamente que es un excelente producto. Y en la cuestión de dar un buen servicio, ya no hay problema; porque tenemos una experiencia de muchos años con productos de video”.

“Con DPA estamos encontrando un mercado importante. Puedes ver en Televisa al personal usando estas diademas y además nos las piden para presentaciones de teatro y musicales como Mamma Mía! Y otras más”.

“Además de tener todo el soporte técnico y tener la oportunidad de cambiar cualquier micrófono que se dañe, los equipos son de uso rudo. En teatro es necesario: te mueves, sudas, está el vestuario, maquillaje y miles de cosas. La gran ventaja que tiene DPA es que ellos no fabrican la parte inalámbrica, sino únicamente la pastilla, que es lo que más se descompone por los movimientos. No tanto la parte de la radiofrecuencia. La marca cuenta con adaptadores para todo sistema inalámbrico y eso nos ha ayudado. Su uso es versátil y variado”.
 

Hablando del otro lado del audio: los estudios y conciertos, ¿cuál es su visión? ¿Para dónde va esa industria en México?
“No nos han bastado cuatro años para meternos a ese sector. Se requieren más cosas que las que estamos haciendo. También veo mucho progreso: los estudios de grabación se han reducido, pero los que hay son técnicamente muy competitivos. Eso es lo que nos anima. Estamos luchando, buscando meternos y compenetrarnos en esos mercados. La estructura de nuestra empresa va hacia allá”.

Algo muy importante es que las compañías también se abran a la competencia. De repente, es un poco complicado, porque todos quisieran tener una mayor parte del mercado.
“Creo que en nuestro mercado hay mucha educación. A la competencia la veo con respeto y como un competidor que te ayuda. Ya no es como antes, que había un odio tremendo, peleas y lucha; batallas no muy parejas”.

 
 
“Ahora es distinto: los directivos de Focal, una empresa francesa, supieron de nosotros. Se acercaron el año pasado y nos ofrecieron su línea de productos, monitores muy finos, con características magníficas a precios muy competitivos, de manera que decidimos representarlos en México”.

¿Cuál sería la siguiente estrategia y qué planes tiene AMTEC a futuro?    
“Encontrar un grupo de profesionales que puedan ayudarnos a ser más grande. Buscamos distribuidores, sobre todo para la parte de microfonía. La única manera de crecer es teniendo nuevos distribuidores. Eso es algo que nos motiva a seguir adelante”.

En un principio, Andrés Martínez se inició representando solamente recursos de producción y  posteriormente trajo a México equipo de post producción. A través de los años, el personal de AMTEC ha conseguido la representación de importantes firmas del Reino Unido, Francia, Estados Unidos y España.

Su objetivo es ofrecer la mejor calidad en servicio y asesoría para resolver las necesidades de broadcast, producción en video y post producción de cine. La visión de AMTEC es continuar siendo una empresa líder en la industria, brindando servicio y calidad al cliente. Solucionar integralmente necesidades técnicas de la industria, proporcionando equipos profesional de alta calidad, es su misión. Ejemplo mexicano.

       
        Redacción: Víctor Baldovinos