Los arreglos lineales son el estándar hoy en día, pero lograr resultados óptimos noche tras noche en una gira no es siempre sencillo, ya que es muy difícil tener la misma respuesta en frecuencia en toda la audiencia, mientras que el nivel de sonido también varía bastante, dependiendo de la distancia en que se encuentra el arreglo. Además, durante la instalación usualmente no hay suficiente tiempo entre colgar el sistema y realizar la prueba de sonido. Es por eso que una lista creciente de configuraciones se requiere para hacer frente a diferentes recintos y curvaturas en el arreglo y las aproximaciones muchas veces están basadas en prueba y error. Para resolver esto, Martin Audio desarrolló nuevos modelos matemáticos y combinaron su investigación con un diseño acústico innovador, software de vanguardia, electrónica integrada y redes, dando como resultado el altavoz MLA.

El objetivo de MLA es resolver problemas de consistencia y dificultades al instalar y ajustar, combinando software de optimización único y un diseño celular, lo que hace posible entregar la mezcla del ingeniero a toda la audiencia con un grado de precisión y consistencia notables.

 
  ¿Cómo lo hace?
MLA utiliza criterios como la posición del público y el recinto como base para hacer una optimización inteligente de hasta 144 células acústicas independientes por arreglo, con amplificación y procesamiento propias. Todo se hace desde la perspectiva de la audiencia. Primero, el software calcula qué fuente acústica se requiere para entregar una respuesta en frecuencia y presión sonora consistentes sobre el público. Después, el programa configura un arreglo que pueda generar esa fuente. Contar con estas células individuales y optimizadas acústicamente aumenta drásticamente la resolución del arreglo. En el corazón del proceso está un modelo acústico de comportamiento de arreglos muy exacto.

Con las células bajo el control del software, el patrón de la cobertura vertical del MLA puede ser ajustado electrónicamente, lo que ayuda a responder a cambios en el ambiente o arreglos de último minuto en la altura del arreglo o cobertura deseada, a través de sumas coherentes en fase sobre la audiencia no inmediatamente enfrente del arreglo, así que si la cobertura se extiende o queda demasiado corta, puede ser cambiada en sitio por el software vía red.

Para lograr esto, un modelo exacto es fundamental, ya que sin una predicción precisa del campo sonoro generado por un arreglo, los intentos de optimizarlo, ya sea de manera manual o con automatización nunca darían resultado. En el MLA. Los cálculos se realizan con el código BEM de la firma y la utilización de estos datos es clave para la precisión del proceso de optimización del sistema, haciendo este modelo acústico uno de los más precisos.

display2
Hablemos un poco más del software de predicción de MLA, display2, usado para obtener el comportamiento deseado de las cajas disponibles MLA y evitar mostrar solamente el resultado particular de una configuración del arreglo. Esto se logra invirtiendo esta secuencia, con la selección de lo que el usuario desea escuchar, toda vez que el programa trabaja hacia atrás para conseguir la combinación entre posición, forma y equalización individual requerida para lograr ese resultado.


La optimización de la ecualización y la forma del arreglo por computadora, con propiedades como la respuesta en frecuencia y variación en presión sonora con respecto a la distancia, deben ser representadas con un solo número. El usuario puede entonces especificar la importancia relativa de cada función objetivo de optimización para llegar a la mejor combinación, sin alterar el colgado del arreglo.

Eficiencia comprobada. El consumo eficaz de energía es otro aspecto notable del MLA. Sus dimensiones compactas requieren un transporte mas pequeño y el acoplamiento de altavoces a trompetas y la amplificación clase D, maximizan su eficiencia, reduciendo la corriente utilizada para alcanzar la cantidad de dBs deseados.

 
  Los resultados están a la luz. La primera gira de trabajo del MLA llegó a su punto máximo en la Lanxess Arena en Colonia, Alemania, una de las más grandes y modernas de Europa, con más de 14,000 asientos a lleno total. Con 16 MLA por lado y ningún delay, los 80 metros de balcones estaban a menos de 1 db de diferencia de la posición de mezcla y aún a 110 metros de distancia, el nivel en el último asíento del balcón más alto  estaba cuatro dBs abajo.