PRX700_Group_Glamour_GrillAcaban de ganar un Award TEC en el NAMM de Anaheim en reconocimiento a su tecnología de refuerzo sonoro llamada Differential Drive, con drivers de ferrita que ofrecen una alta potencia, amplio ancho de banda y baja distorsión. No es una familia pequeña, ya que está compuesta por siete miembros: cinco altavoces y dos subwoofers, cada uno con aplicaciones distintas y muy concretas, pensadas para el mercado de sonido móvil, ya sea como DJ o músico o bien para instalaciones de tamaño pequeño o mediano.

El primero de la lista

Podemos comenzar la gama con el PRX710, el altavoz más pequeño y versátil de la serie PRX700. Diseñado para aplicaciones como PA, incluye dos ajustes de ecualización seleccionable y un sistema de montaje de socket dual que empata a la perfección con los subwoofers de la gama. Está compuesto por un woofer de diez pulgadas, diafragma de polímero de una pulgada y media y driver de compresión de neodimio, todo manejado por un amplificador digital Clase D de 1,500 watts. Un procesamiento de señal digital (DSP) es el corazón de una sección de entrada que provee selección de sensibilidad, funcionalidad de crossover, limitación dinámica y optimización discreta de componentes.

Dos aplicaciones

El siguiente de la familia es el PRX712, que fue creado para actuar como monitor de escenario o PA. Como su hermano menor, también incluye dos ajustes de ecualización. Su woofer es de 12 pulgadas y su diafragma de polímero es de una pulgada y media, a la vez que cuenta con un driver de compresión de neodimio montado a una trompeta de 90 por 50 grados. Como el PRX710, este gabinete tiene un amplificador de 1,500 watts Clase D.

jbl-prx735_2La opción de dos vías

El tercer miembro de la serie PRX de JBL es el PRX715, altavoz de dos vías y woofer de 15 pulgadas, que a decir de la marca es el balance óptimo entre tamaño y desempeño gracias a propiedades como dimensiones compactas, peso ligero y desempeño potente. Esto lo hace una buena opción para la reproducción de música grabada, en vivo o voz, en lugares donde el entorno de audio y los altos volúmenes son la norma. Un micrófono puede ser conectado directamente a la entrada del altavoz para aplicaciones rápidas de PA. Cuando se acopla con el subwoofer PRX700, el PRX715 se convierte en un sistema de audio eficiente y de rango completo.

Woofer dual

Si un ajuste sencillo y un amplio ancho banda es requerido, así como salida a altos niveles, el PRX725 es una buena alternativa. Con un woofer dual de 15 pulgadas, su diseño crea un contenido de bajas frecuencias suficientes para servir a la mayoría de las situaciones de reproducción de música en vivo o grabada. Cuando trabaja en conjunción con los subwoofers de la línea PRX, el sistema se convierte en una solución de refuerzo sonoro de alto volumen, perfecto para compañías de gira que buscan una solución escalable y fácil de usar. La marca recomienda el uso del subwoofer PRX718XLF con este altavoz para extender las capacidades de las bajas frecuencias.

Sutileza y matiz

El siguiente gabinete de la gama PRX, el PRX735, está diseñado para usarse en aplicaciones donde se requiere una alta fidelidad en el rango completo sin la necesidad de un subwoofer, pero cuando se ocupa con el PRX718XLF es posible conseguir un control completo sobre el espectro completo de audio. Como sucede con toda la gama, dos selecciones de ecualización pueden ser usadas para optimizar el sistema para el entorno que se trate. También tiene capacidad para entradas de nivel de línea micrófono/instrumento.

Los subwoofers

JBL_PRX715XLF_2Ahora, las bajas frecuencias. Los subwoofers de la línea PRX están comprendidos por los modelos PRX715XLF y PRX718XLF. El primero, diseñado y para proveer potencia y precisión, se puede usar en un sistema escalable. Son apilables y su peso ligero asegura su rápido montaje y desmontaje, aunque su construcción es robusta, resistente al trato rudo. Incluye un pass thru estéreo integrado que lo hacen un complemento de bajas frecuencias a todos los altavoces de la familia PRX.

Por último, queda solamente hablar del subwoofer PRX718XLF, que cuenta con las mismas características que su hermano menor, por lo que su buen desempeño con cualquiera de los altavoces de la serie que hoy nos ocupa está asegurado y la diferencia está solamente en su tamaño de woofer, que en este caso es de 18 pulgadas. La adición de una opción de polaridad inversa permite una mayor optimización del sistema.

Si tuviéramos que englobar las dos palabras que definen a la serie PRX de JBL son versatilidad y alto desempeño. Las aplicaciones móviles que satisface la gama exigen cada vez más calidad, por lo que nunca está de más darles una oportunidad.