La compañía británica suministró dos consolas Midas para la más reciente gira europea de la banda punk-pop estadounidense All Time Low, continuando así una larga relación de trabajo con la banda y sus ingenieros Phil Gornell en sala y Ricky Fernández en monitores.

Las tres semanas de fechas fueron un adelanto del próximo y muy esperado álbum de la banda, “The Young Renegades”, lanzado en junio. La nueva división escocesa de Adlib, con sede en Glasgow, suministró racks y stacks L-Acoustics a los dos exitosos conciertos escoceses, en Glasgow Academy y Edinburgh Corn Exchange, junto con el técnico Andy Russell.

“Siempre es bueno trabajar con Adlib en cualquier rubro”, dice Phil, que también es de Liverpool, donde se encuentra la sede de la compañía. Él ha trabajado con ellos en tours desde 2008. “Tener las consolas con nosotros a lo largo de la gira da una continuidad completa en el control a través de la gran variedad de lugares en el itinerario y tener la Midas ProX a la mano me permitió sacar el máximo provecho de los diferentes sistemas que nos encontrábamos”.

Phil, ingeniero de estudio con su propia instalación en Sheffield, comenzó a utilizar ProX hace un par de años, inicialmente para mezclar una gira de Bring Me The Horizon, con equipos de sonido también de Adlib. Actualmente usa 72 canales, bastantes para una banda de cuatro miembros con un músico adicional en el escenario. Phil piensa que es una consola muy versátil y aprecia su gran número de entradas y salidas, así como el procesamiento que ofrece toda la dinámica sin necesidad de ejecutar un rack adicional o un portátil, incluyendo 22 DSP FX y tres diferentes racks de efectos internos.

El cerebro Neutron System Engine y el divisor de 48 canales DL431 de Midas, resultan ser un factor muy conveniente para los ingenieros de sala, especialmente útil en los lugares más pequeños. El DL431 permite que se envíe una entrada de micrófono a dos preamplificadores independientes, de modo que la fuente maestra puede ser trabajada tanto por los ingenieros de sala como por los monitores. Como Phil señaló, esto había sido posible antes, pero esta es la primera vez que utiliza un solo dispositivo de rack.

La banda es muy particular respecto a la forma en que suenan en vivo, por lo que la experiencia de Phil como ingeniero de estudio y en vivo significa un activo proceso creativo para él, quien domina la mezcla en vivo con su propio Waves Maxx BCL como compresor, potenciador de graves y limitador. Lo ha usado durante diez años y le permite obtener los elementos de una mezcla perfecta, mismos que se encuentran en sus grabaciones en vivo al concluirlas. En esta ocasión, la puesta en marcha le permitió acentuar algunos de los sonidos más refinados y altamente distintivos de All Time Low que sus fans aman.