El fanatismo por un grupo como The Beatles ha traspasado fronteras y tiempo. Muchos años han pasado desde que la banda de Lennon, McCartney, Harrison y Star se separaron, pero su influencia ha marcado de una manera gigantesca lo que pasó después en la música; el mundo no fue lo mismo después de estas enormes figuras.

Después de su existencia, ha sido normal que haya otros músicos que, para celebrar lo hecho por The Beatles y como un tributo, se han dedicado a desplegar sus habilidades artísticas, formando otras bandas que interpretan la obra del cuarteto. Más que grupos de cóvers, se trata de auténticos fanáticos que se han convertido en las personas mismas a quienes tanto admiran.

Una de esas bandas es Morsa, que desde hace 34 años se ha dedicado a interpretar las canciones de la agrupación con una gran precisión y haciendo una enorme justicia a lo que alguna vez fue creado en el Reino Unido por The Beatles, habiéndose presentado en nuestro país y otras naciones, lo que lo ha llevado a ser nombrado el mejor grupo tributo a The Beatles en México y Latinoamérica.

Teatros y auditorios son los foros en los que ha Morsa ha llevado su talento en la República Mexicana y en 1998 ofrecieron un concierto en el Auditorio Nacional, acompañado por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, evento que se ha reproducido en otros foros con gran éxito.

El Auditorio de Aguascalientes, con cupo para 1,700 personas, fue recientemente el lugar donde Morsa se presentó con orquesta sinfónica y el ingeniero Manuel Méndez empleó la familia Qu de Allen & Heath en monitores. Hubo también la presencia de un coro formado por 108 niños, para el que se usó una Qu-SB con 32 canales, más los estéreos integrados.

Además, Manuel usa un accesorio AB168 para expandir su QuSB a 32 canales de micrófono: “Me gusta el sonido clásico ingles que caracteriza la marca; cuando empecé en el audio conocí la  GL3800 y ahora uso la Qu-SB por la fácil portabilidad, ya que Morsa viaja mucho y debido al exceso de trabajo y tiempo es imposible hacer soundcheck, algunos músicos llevan monitores personales y el show arranca de una manera rápida y eficiente”.

La familia Qu de Allen & Heath es parte de un ecosistema donde aplicaciones remotas, accesorios y herramientas internas ofrecen al usuario una interacción fácil e intuitiva con el sonido británico característico de la firma.

Así, la banda que ganó uno de los premios que la estación radiofónica Radio Éxitos organizó para conmemorar el aniversario número veinte de la canción Love Me Do en 1982, y que ahora es uno de los grandes exponentes de la obra música de The Fab Four en nuestro país, tiene de su lado la calidad tecnológica que tanto merecen los creadores de Eleanor Rigby, Hey Jude y Let it Be. No podía ser de otra forma.