En ocasión al Jubileo de Diamante del reinado de Elizabeth II, el Reino Unido se encontró de fiesta, y Londres fue el centro de múltiples festejos admirados por el mundo entero. Conciertos, espectáculos diversos y hasta concursos en bote fueron las actividades que requirieron de una gran capacidad de producción para satisfacer las altas expectativas del público que asistió a ello o los vio en la comodidad de sus hogares.

Audio majestuoso
Frente al Palacio de Buckingham se montó el escenario donde se presentaron grandes personajes de la música, desde Paul McCartney hasta Elton John, pasando por Annie Lennox y Stevie Wonder, para ofrecer uno de los conciertos más recordados en la capital británica. La tecnología no se hizo esperar para la realización de este show y en audio, Midas no podía faltar. La marca conformó una de las mayores redes jamás construidas para el control sonoro, y el ingeniero de sala Lloyd Josh, especialista de audio en vivo de la empresa Britannia Row, utilizó para ello dos consolas PRO9 y una PRO2C en sala, más las XL8, PRO9 y PRO6 en monitores.

 
 
Además, Lloyd empleó 14 splitters digitales de micrófono Midas DL431 para hacerse cargo nada más y nada menos que de 96 canales para la banda musical, más 96 para la orquesta. Más de 250 mil personas abarrotaron The Mall, el Parque de St. James y los alrededores del Memorial de la Reina Victoria para ver a los famosos músicos rindiendo honores a Su Majestad Elizabeth II.

“Elegimos Midas por varias razones”, cuenta el ingeniero de sala. “Primeramente, porque suena muy bien, y en segundo lugar, porque han demostrado ser robustas, confiables y adecuadas para responder a los desafíos de trabajar en conciertos épicos, con muchos músicos, justo como éste”.

Con los rápidos cambios entre artistas, era importante que Lloyd Josh fuera capaz de cambiar la configuración de audio teniendo una base escena por escena que, como él mismo explica, fue mucho más sencillo usando los equipos Midas.

 

En cuanto a monitores, la XL8 se encargó del sonido de la banda, compuesta por seis músicos, tres coristas y cinco instrumentos de metal, junto con una orquesta de ocho secciones y su director. “En total, la XL8 tuvo 192 canales de entrada, y también fueron usadas las PRO6 y PRO9, lo que permitió a los artistas sentirse cómodos con su mezcla de monitores personales, mientras que la banda anterior estaba en marcha.

Microfonía que define elementos
Una de las actividades que más llamó la atención durante la celebración del Jubileo de la reina británica se dio con el concurso de más de mil botes en el Río Támesis, bajo lluvia, frío y viento. Sin embargo, eso no fue impedimento para que las orquestas y coros programados ofrecieran piezas musicales de alto nivel, que tuvieron en los micrófonos DPA la selección adecuada.

La dotación fue la siguiente: DPA 4088 de diadema fueron usados para el Coro de Música de Cámara del Royal College, quien cantó con la Orquesta Filarmónica de Londres, así como algunos más se colocaron en embarcaciones con músicos de La Banda de Marinos de Su Majestad, una de las agrupaciones militares más famosas y reconocidas del mundo. Estos equipos fueron provistos por la empresa Thames Audio. Otros transductores usados fueron los de reciente aparición d:vote 4099 en violines e instrumentos de viento, trombones, cornos francés y cornetas, mientras que los 4060 fueron ubicados en clarinetes y saxofones.

La música ejecutada durante este evento, aspiró a ser el más espectacular que se haya realizado en el Támesis en 350 años, y fue grabado por la BBC para broadcast y propósitos de archivo. La cobertura en vivo fue transmitida por pantallas en vivo en 22 locaciones alrededor del Reino Unido.

El jubileo proyectado
Además de la música, las imágenes estuvieron en primera orden durante la celebración frente al Palacio de Buckingham. La suma de importantes empresas para lograr esta producción fue el factor clave para su realización y éxito. Este fue el caso de XL Events, cuyo diseñador de iluminación, Durham Marenghi, y el jefe de proyecto, Steve Greetham, trabajaron durante varias semanas para especificar y suministrar material y equipo técnico, tanto para el mapeo de proyección en el palacio, como para las pantallas LED IMAG en el escenario, así como para las cámaras para el concierto.

 

 
  Para las esperadas proyecciones sobre la fachada del edificio, XL Events suministró un total de 36 proyectores Barco FLM HD 20K dispuestos en seis filas de seis dispositivos, más dos matrices DVI Lightware, todo bajo la mirada del proyeccionista Andy Joyes y su equipo. Por otro lado, la empresa también proveyó el monitoreo utilizado para el mapeo y reproducción de video en el palacio. La animación fue hecha por Sam Pattinson. Asimismo, XL Events también proporcionó alrededor de 600 módulos Pixled FX-11 LED para formar la pantalla principal en los conciertos, con forma de corona.

Las pantallas en el escenario fueron alimentadas con una mezcla IMAG de las matrices de las estrellas invitadas al magno evento, tomadas con cámaras HDV Sony XL serie Z y Panasonic.

El trabajo en el escenario estuvo a cargo del jefe de personal, Graham Vinall, con las pantallas proporcionando una parte esencial del espectáculo para el público, tanto en vivo como en la transmisión televisiva.

Bandera omnipresente
Las luces estuvieron a la altura. 60 luminarias Clay Paky Sharpy, pintadas como la bandera británica, brillaron junto a algunos miembros de la realeza de la música pop para celebrar el Jubileo de Diamante. Las luces daban la bienvenida al público y por la noche iluminaron las celebraciones.

El conocido diseñador de iluminación, Durham Marenghi, empleó las luces para ofrecer un gran diseño y una iluminación variada en cada uno de los actos musicales en vivo. No sólo tuvo que proporcionar las luces, sino también ofrecer algo igualmente emocionante para el público en vivo y televisión en casa. “Mi papel era asegurar que los distintos tipos de música y de video se complementara a la perfección”, comenta Durham, quien usó, además de las Sharpy, 32 Alpha Beam 700 y 64 Alpha Beam 1500. El escenario fue iluminado con 32 Alpha Wash 700 y 42 Alpha QWO 800. Las columnas del Palacio de Buckingham se iluminaron con Alpha Wash 1500 y el techo tuvo otras 4 QWO 800.

“Tuvimos el reto de trabajar tanto de día como de noche”, explica el diseñador de iluminación. “Nos tomó 14 días de programación y fue crucial que los equipos no sólo entregaran una multitud de efectos y colores, sino que también fueran lo suficientemente robustas como para hacer frente a cualquier clima que se presentara”.

Estemos de acuerdo o no con la monarquía, 60 años de reinado no suceden todos los días, y como un motivo, la tecnología de producción ofrece lo mejor para sorprendernos y celebrar con eventos cada vez más sofisticados.