Las barbas más famosas del rock, Billy Gibbons, Dusty Hill y Frank Beard recorren la Unión Americana en compañía de Bad Company como telonero en la gira de sus bodas de oro con la música y desde la primera parada en Texas ocupan el sistema K Series de L-Acoustics.

Con el apoyo de la compañía LD Systems, Julian Gates, como jefe de equipo de audio e ingeniero de sistemas asignado para el tour, optimizó los arreglos de las K, usando las herramientas Autosolver de Soundvision: “Es sorprendente cómo Soundvision puede llegar a configurar automáticamente la disposición final del sistema, usando Autosplay y Autofilter. Con la sintonización inicial, caminé por el lugar y me impresionó lo consistente que éste sonaba, tanto adelante como atrás. Casi da miedo lo cerca que está de la configuración final”.

Al considerar que el arranque de la gira fue con tres conciertos en el estado de Texas, uno al aire libre, factores como la temperatura y la humedad, debieron ser vigilados por la forma en que cambian las condiciones sonoras en minutos. “Utilizando las funciones del procesador P1 y la herramienta Autoclimate nos cercioramos de tener un sonido constante sin importar el clima. Eso fue un verdadero salvavidas. L-Acoustics siempre ha sido bueno para proporcionar un producto sorprendente, pero la combinación del procesador P1 y Autosolvers lleva a K1 a un nivel completamente nuevo”, afirmó el ingeniero.

Por su parte, Jamie “J-Mo” Rephann, ingeniero de sala quien también trabajó con Jane’s Addiction, AFI, The Mars Volta, 311 y otros, comentó: “La banda ha usado poco los sistemas L-Acoustics (creo que solo habían hecho algunas excepciones con K1), y la mezcla sonó fantástica y realmente nos encantó el sonido que logramos”.

La configuración de los altavoces para los espectáculos en ciudades como Dallas y Austin comprendió 12 gabinetes K1 con cuatro K2 por lado, más ocho K2 por lado volados a manera refuerzo; 24  subs SB28 apilados en seis grupos de cuatro para la zona inferior en adición con seis pilas de las cajas Kara con los subs y en el escenario como frontfill. La configuración de Houston implicó un despliegue menor al de otros recintos y debió adaptarse al diseño del lugar con 10 SB28 por lado apilados.

Para la tarea de monitores de los tres conciertos se usaron 14 gabinetes HiQ 115XT, dos ARCS II sobre dos SB28 por lado como side-fill y dos SB18 para apoyo en la batería. Un total de 45 controladores amplificados LA8 alimentaron todos los sistemas, 36 para la red eléctrica y nueve para los monitores, mientras que la red eléctrica fue administrada y procesada por un par de nuevos procesadores L-Acoustics P1 en la posición de mezcla desde sala.

Para J-Mo, no hay duda: “Usé V-DOSC por primera vez en 2000 y me encantó, siempre estoy feliz cuando veo altavoces K1 / K2 en un  show. La cobertura con el nuevo software es estelar”.