Vaya gratos recuerdos del futuro, charlando con un café en la mano y junto a la extraordinaria persona y gran saxofonista Ximena Constantino. En una década, dos o tres, seguramente alcanzará importantes dimensiones de consagración para nuestro país, algo así como el ejemplo del Maestro Flautista y Director de Orquesta, Horacio Franco. ¿Por qué no verla así? Por favor, coloquemos todos nuestra voluntad, imaginación y pensamiento, que hasta allá veremos a Ximena representarnos en el mundo y de esta manera, estaremos en el futuro recordando sus logros del pasado.

¿Cómo ha sido tu carrera en el medio musical?

“Creo que no hemos logrado los objetivos todavía como mujeres; no se trata de estar en contra del otro género, pues tengo un hijo, sino que simplemente hay más hombres conocidos que mujeres en el sax” comenta. Ximena es la primera mujer en terminar y graduarse de la carrera de ocho años de Saxofón en el Conservatorio Nacional de Música, aunque en la Escuela Nacional de Música hay más chicas que se han graduado. Ximena comparte que hay un contraste de mujeres en la música académica y en la música comercial que admira por sus talentos y alcances, y explica que, sin embargo, en el ámbito de la academia, existe una falta de cátedra antigua, “un linaje de formación en saxofón”, ya que en la música clásica no hay una cátedra para este instrumento como tal. Ximena tiene a su amiga Sofía Zumbado, también saxofonista, en el Vórtice Ensamble, del compositor y director de orquesta Felipe Pérez Santiago y como un logro especial, Ximena estrenó en Perú una obra de Venus Rey Jr: una suite que compuso para ella, la cual pudo interpretar, pero que debido a la crisis sanitaria, no se ha podido grabar.

Ximena nos relata una experiencia, a modo de aprendizaje, que considera relevante. Le platicó a su profesor (del cual dependía en aquel entonces para terminar su carrera) sobre su embarazo, y éste le respondió que ella ya no iba a ser músico nunca y se negó a continuar dándole clases. Acto seguido, Ximena se dio de baja dos años y finalmente el Maestro Filomeno Ortíz, con quien se encuentra agradecida, firmó los documentos para que siguiera estudiando y se graduara; nos deja entonces la lección de que el que quiere, puede.

“Una persona que está en la música de manera verdadera, es difícil que sea una persona vacía”.

Audición, meritocracia y profesionalismo

Más allá de los géneros, a las orquestas se entra por meritocracia, por audición. Sería interesante proponer, de manera alternativa, por ejemplo, una orquesta de mujeres estatal o federal; en Oaxaca hay orquestas de mujeres y también bandas como la Banda Femenil Regional Mujeres del Viento Florido. Ximena agrega: “Estoy de acuerdo con las orquestas mixtas, y también creé el Ensamble de Saxofones Mujeres de México; finalmente se trata de que el ejecutante sea bueno y profesional”.

Existen ambientes nada profesionales que pueden ser nocivos para los músicos y con pocos cuidados, aún siendo entre mujeres. Ambientes de personas negativas, drogas, alcohol, mala paga y condiciones de logística no profesionales, así cómo también tratar a los músicos con prejuicios y no brindarles hospedaje y condiciones adecuadas. “Debemos regirnos por la música más allá del género, como artistas tenemos la responsabilidad social de buscar y generar oportunidades, lo que está bien hecho, está bien hecho, no vayas a lugares, ni con gente en quien no crees, ni debes estar” sugiere Ximena en esta reflexión.

“Estoy de acuerdo con las orquestas mixtas y también creé el Ensamble de Saxofones Mujeres de México; finalmente se trata de que el ejecutante sea bueno y profesional”.

Datos y visión para los músicos jóvenes desde la experiencia.

Antonie-Joseph Sax (1814-1894), hijo de Charles-Joseph Sax, ambos de Bélgica, es el creador del saxofón. Otro dato interesante es que a la dama del saxofón, Elise Hall, su doctor le recomendó tocar el sax y ella le pagó al compositor francés Claude Debussy para que compusiera para ella y aunque destacó, él se refería a ella con poca importancia. Desde su origen, el sax ha sido un instrumento raro, hay un libro llamado “El Cuerno del Diablo”, de Michael Segel, que recomienda Ximena para quien comienza sus estudios en el sax (con una traducción al español que puede encontrarse en dialnet.uniroja.es). El abuelo de este instrumento es el clarinete y actualmente, el sax cabe en muchos estilos como el jazz, la salsa, la música contemporánea, la música comercial, el rock y el blues. Hay que estudiar esos estilos; hay que estudiar la teoría musical y no quedarse en un estilo”.

Estudio de grabación y home studio

Ximena graba en salas acústicas y en vivo y con su ensamble, colocan micrófonos al centro para sonar lo más natural posible. Lo que más le agrada son los micrófonos AKG y Shure, que también usa en casa con una interfaz Behringer y el programa Logic Pro, buscando el sonido lo más natural posible, sin cambiar afinaciones, sino simplemente grabar bien para que quede de origen. “De Shure ocupo el modelo Blx14/b98 y actualmente me patrocina D’Addario. Además, a través de Casa Veerkamp, tengo instrumentos BG France y Victory Instruments, del cual uso un sax soprano.

Para evitar errores comunes en el sax, Ximena ofrece los siguientes tips:

1. Dar la suficiente importancia a las notas largas y a las escalas.

2. Los ejercicios de respiración se tienen que hacer toda la carrera del músico.

3. Hay distintas ofertas de boquillas, cañas y saxofones y se deben probar diferentes para encontrar la comodidad y el sonido deseado.

Siempre agradecida con la música

Ximena sostiene en creer en lo que se haces, sin pasar por encima de nadie. La música le ha dado momentos maravillosos como viajar y está agradecida con su esposo, el Maestro Armando Cedillo, trompetista, por su apoyo emocional, musical, y por ser padre de su hijo. Ella finaliza: “Le he dado a la música mi tiempo y me ha redituado; una persona que está en la música de manera verdadera, es difícil que sea una persona vacía.

Se puede contactar a Ximena en Facebook: Saxofonista Ximena Constantino, Instagram: Ximena Constan y en TikTok: Ximena Constantino Sax.

“Hay un contraste de mujeres en la música académica y en la música comercial que admiro por sus talentos y alcances, pero en el ámbito de la academia, existe una falta de cátedra antigua, “un linaje de formación en saxofón”.