La región de Patti en Italia es conocida por su hospitalidad, especialmente en el cierre del festival musical de verano Indiegeno que, realizado cuatro veces al año, ocupa sedes de increíble belleza natural y legado histórico, como la costera con sus playas, la reserva natural de Marinello y el antiguo Teatro Griego de Tindari. En esta edición del festival se presentaron Carmen Consoli, Brunori SAS, Niccolò Fabi, Ex-Otago, Boosta y otros nombres que encabezan la lista de bandas indie-rockeras de Italia. Ahí, la alianza entre Sinergie Group con la producción, desplegó un sistema completo de sonido VUE con arreglos lineales de altavoces al-Class para reproducir un audio prístino en las diferentes sedes del festival.

Así describió el reto Livio Spallino, de Sinergie: “The Indiegeno Festival implica tener seis sedes en una para un festival. Cada día tuvimos que diseñar un sistema adaptable a las circunstancias particulares de cada sitio, que iban desde espacios históricos hasta playas y reservas naturales. Gracias a Rosario “Saro” Tinè, ingeniero de sala residente para el festival y la flexibilidad y características sonoras del programa Source Topology de VUE, fuimos capaces de configurar los sistemas que entraban en acción cada noche”.

Los primeros dos días del festival tuvieron lugar en la arena de la costa Marina di Patti. Para esta sede, Sinergie dispuso ocho altavoces VUE en configuración cardioide y ocho subwoofers SB por lado. Para el siguiente lugar, la playa en Grotte di Mongiove, se usó la misma configuración pero con los ocho altavoces volados. En la plaza de la villa de Patti se puso atención particular en la cobertura para darle a los residentes y comerciantes del lugar sonido de calidad, eligiéndose así un set con los altavoces h-12 y h-15, además de los al-8 subs por lado. A esto se agregaron doce altavoces como monitores de piso. En la reserva de Marinello, para un público de dos mil personas, se eligió una configuración L R con 28 altavoces por lado para conseguir el objetivo de reforzar la acústica de la zona.

Posteriormente, el festival tomó la sede del Teatro Griego de Tindari para los dos días finales, donde los artistas estelares tomaron el escenario. Para esta sede tan singular, la configuración sonora indicada fue un sistema conformado por doce altavoces, ocho subs 418 y cinco subwoofers más como front-fill, a lo que se añadieron ocho altavoces con seis subs en configuración cardioide como out-fill, todo apilado en consideración de que el escenario estaba veinte metros por debajo del último anillo de ubicación del público. Asimismo, se usaron doce monitores a piso como soporte y un par de combos con subwoofers como side-fill y drum-fill.

En opinión de algunos de los ingenieros de sala de las bandas que acudieron al festival, los sistemas de VUE funcionaron muy bien en cada sede: “La cobertura y nitidez era asombrosa”, expresó Taketo Gohara, ingeniero de sala de Brunori.

“No creí que fuera posible conseguir ese sonido en las diferentes sedes, pero los sistemas VUE consiguieron un desempeño muy notorio”, añadió Lorenzo Patellani ingeniero de sala de Ex-Otago.

Related Posts