Grabado originalmente en 2007 por Rob Genadek en Brewhouse, durante el que fuera su ensayo previo a un concierto, “Sacbé Tri-Neo. Dimensiones” es un disco que recupera la comunión de sonar en vivo de la agrupación formada por los hermanos Eugenio, Fernando y Enrique Toussaint, a la que se ha sumado posteriormente la participación de dos de los músicos clave del ensamble: Jon Crosse (alientos) y Armando Montiel (percusión). El álbum, cuyo productor ejecutivo es Enrique Toussaint, es un proyecto que cubre una necesidad fraterna, al tiempo que permite acercar el enorme legado musical de Sacbé a las nuevas generaciones.

“¡Qué maravilla! ¡Estos temas son muy buenos! Qué bellos arreglos. Cuánta añoranza sentía de escucharlos. Son un trío fabuloso. Lloro al escucharlos”. Ivan Lins.

Pasado y presente, los motivos

En 2007 el disco se publicó por la necesidad de tener un material para promoción de una serie de conciertos que Sacbé tendría en el extranjero, como recuerda Enrique: “Nos íbamos a hacer unos conciertos fuera del país y no teníamos nada que nos representara como trío. Era el cumple de Fer y yo acababa de sacar mi primer disco solista, por lo que había invitado a mucha gente, como Jon Crosse y Alejandro Campos, así que decidimos tocar las piezas de Sacbé con él y ensayar ese día; Rob Genadek lo grabó y de ahí salió el disco. Luego de escucharlo, decidimos que nos representaba muy bien en vivo y lo usamos como promoción para unos conciertos en Haití y Asia”. 

“Cuando falleció Eugenio nos pidieron a Fer y a mí que hiciéramos unos homenajes y como Fernando no quería participar en cosas de escala mayor, decidimos extraer el piano de Eugenio de esa grabación y tocamos con él, en vivo. Nos presentamos dos veces así y en una estuvo Armando con nosotros. Luego, al morir Fernando, me quedé con ese hoyo en mi vida y con la idea de que sería bonito volver a reunir a la banda y que ellos, Eugenio y Fer, estuvieran tocando conmigo, como hicimos lo de Eugenio. Así se me ocurrió la idea de que podía intentarlo y fue cuando invité en 2017 a Jon y Armando, quienes de inmediato estuvieron muy interesados en hacerlo”, menciona Enrique.

“Llegó la crisis sanitaria y con la modalidad de conectar a distancia, muchos jóvenes se empezaron a acercar, preguntándome por Sacbé o lo que hicimos individualmente, lo que me hizo notar la validez de nuestra música, ver cómo están estudiando y analizando lo que hicimos y que estos chavos están orgullosos de que es música mexicana me pareció sumamente emotivo”.

“Tomamos entonces esa gran oportunidad para hacer lo que tenía pensado: retomar esa grabación que nos capturó lo más en vivo posible, donde todo fue muy espontáneo, convocar a Jon y Armando, que estuvieron con nosotros por largos periodos de tiempo, ambos personajes importantísimos en mi vida y en la de Sacbé. Tenían que ser ellos, íbamos a trabajar con la esencia de esa grabación y el resultado, para mi gusto, es increíble”.

Enrique recuerda que en esa grabación usó un bajo fretless de Fender, que cambió cuando entró a tocar a la banda de Paul Anka: “Me hice de un Fender Jazz Bass y le cambié el brazo y le añadieron unos amplificadores en Los Ángeles, para tener más posibilidades de ecualización. Ése me lo robaron y tuve que volver a hacerme otro; conseguí las partes en Oregon, donde hay una fábrica autorizada por Fender. Armé dos bajos, uno fretless y otro con trastes que sigo usando con Paul Anka”. El set del bajista se complementó con un amplificador Gallien-Krueger 200MB, unas Hartke de aluminio de 15 pulgadas, un amplificador SWR de 12 pulgadas y dos pedales, un Chorus y uno de volumen de Boss.

“Siempre que los hermanos Toussaint se juntan y lo hacen con sus cómplices musicales, algo bueno pasa en el mundo de la música”. Alejandro Sanz.

Enrique, Fernando y Eugenio Toussaint con Rob Genadek

Colaboración a distancia

Con la llegada del confinamiento sanitario, Enrique pudo enfocarse en el proyecto: consiguió el financiamiento y pidió a Armando y a Jon grabar sus partes: “Armando se metió al estudio feliz (Puerto Candela Studios, en la Ciudad de México), y me mandó sus partes; parecía que hubiera estado en el estudio: todas las dinámicas estaban e hizo parte de la conexión inmediatamente. Luego le hablé a Jon, le pasé la percusión y como no había espacios para él porque era un trío y Eugenio estaba improvisando casi todas las melodías, tuvo que escribir todo el fraseo de Eugenio para poder tocar encima de la grabación. Hizo arreglos para tocar flautas, saxofones, clarinete y trompeta y decidió usar todos para contribuir a las melodías; yo quité algunos solos de la grabación original míos para dárselos a él y lo grabó con Todd Carlon en Los Ángeles”.

Coherencia y emotividad: mezcla y masterización

Enrique hizo la mezcla y coordinó la masterización; de la primera ajustó niveles y de la segunda, el cuidado estuvo en meter las frecuencias de la percusión y hacer que las de Jon se ajustaran a las frecuencias del bajo, la batería y el piano para que tuvieran su lugar y se escucharan a la par. “Tengo un estudio pequeño en casa y ahí mezclé todo con unos muy buenos audífonos; le pedí a Rob (que grabó originalmente el ensayo) que estuviera. La mezcla fue rápida, pero a la hora de considerar que vas a sacar un disco físico, las frecuencias en la masterización se vuelven muy importantes. Revisé eso muchas veces”.

“Para mí es imposible no estar escuchando las voces de mis hermanos cuando estoy haciendo cosas donde están relacionados ellos; les tengo que pedir permiso en mi corazón y eso es difícil e increíblemente emotivo para mí. Ya lo hice en mi disco anterior y ahora con éste. Hay una añoranza tremenda y un compromiso”.

Sacbé en físico y en plataformas

Esta edición de “Tri-Neo. Dimensiones” está disponible en plataformas de streaming como Bandcamp, iTunes, Amazon y Spotify, al igual que otros discos de Sacbé. A la par, se ha hecho un esfuerzo por tener la versión física y en el caso de este disco, se cuenta con la intervención tanto de Enrique como de su hijo en el diseño y arte de portada.

“La foto del disco original la tomé yo, es el edificio del Weismann Art Museum, que está en el Missisipi pero aparece en sepia. Ahora quise ponerla a color para dar esta idea del neo y la modernidad. Le pedí a mi hijo (Erick Toussaint), que pusiera dos tucanes volando frente al edificio, que son Eugenio y Fernando”.

“Por lo que comentábamos de lo bonito que ha sido saber que valoran nuestra música, también le pedí a Alejandro Sanz y a Iván Lins que pusieran unos comentarios y la respuesta ha sido muy bonita. Creo que encontramos la manera de tocar los corazones y de lograr algo que decía Fer: “Lo único que queremos es que vean los cuadros que pintamos por atrás”.

El disco en físico se adquiere directamente con Enrique Toussaint, contactándolo en sus redes sociales. Ni se dude: háganlo suyo.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco