El Witness World Tour de Katy Perry comenzó en 2017 y continúa hasta este año con espectáculos que van desde Texas y Nevada hasta el noroeste del Pacífico y la Columbia Británica, para después salir a otros países del orbe justo en estos momentos veraniegos. El ingeniero de audio en sala de la cantante, Toby Francis, desde CLAIR Global Los Angeles, está mezclando con la consola digital Yamaha RIVAGE PM10 que la compañía está proveyendo para la gira.

Sobre la PM10, Toby comenta: “La versatilidad es lo primero que se destaca; con muchas entradas, muchas salidas y muchas formas de usarla. Un solo módulo puede tener 96 preamplificadores y aún puede hacer hasta 16 retornos a través de las ranuras para tarjetas MY, lo que es perfecto para el audio en sala. Hay entradas AUX en cada canal, incluso cuando sea una entrada estéreo; es bueno para tener canales spare y copias de seguridad. El diseño general es excelente y directo, por lo que es muy fácil de usar, incluso si nunca has usado una consola Yamaha”. Hasta ahora, Francis ha usado consolas de otra marca durante los últimos diez años e incluso buscó otra antes de probar la RIVAGE PM10.

Después de un breve conocimiento de la marca, Toby Francis dijo que se sintió como en casa el primer día. “En dos horas”, comenta; “tenía una mezcla presentabl  incluso sin nunca antes haber usado la consola. Me gusta mucho mezclar en esta mesa y me encantó desde el primer momento en que comencé a escuchar las entradas a través de ella. Los plug-ins que tiene suenan muy bien; incluso los efectos y reverbs suenan muy bien. Existen muchas opciones en cuanto a plug-ins y todas las emulaciones de hardware suenan muy fieles. También estoy utilizando tanto la función SILK de Rupert Neve Designs como la red Dante.

“El sonido de la mesa es su mejor característica, muy notable desde el principio”, concluye Francis. “Se tiene menos ecualización, se obtiene más nivel antes del feedback cuando el artista está frente al PA y con poco o ningún esfuerzo adicional”.