El iluminador inglés, junto a la empresa sudafricana de producción Gearhouse, han cosechado un buen número de éxitos en los eventos que han realizado desde hace tiempo, como los concursos Miss World y diversos conciertos dentro y fuera del país africano. Sin embargo, el año pasado fue uno de los mejores para ambos, pues fueron elegidos para realizar tanto el diseño de iluminación como la implementación de audio de la ceremonia de clausura de la Copa Mundial de futbol más espectacular de la historia. En el marco de LDI 2010 y con el apoyo de Robe, una de las marcas más empleadas en sus proyectos, Tim Dunn ofreció algunas charlas acerca de este espectacular trabajo y también, como veremos en las siguientes líneas, compartió un poco de su historia como uno de los diseñadores de luces más aclamados en la actualidad.

Gracias a su talento, aplicado gracias a los equipos utilizados, Tim logró un juego de colores y efectos poco comunes que fueron la admiración de todos cuantos pudieron ser testigos de la clausura del Mundial, un evento que involucró tanto a la Federación Internacional de Futbol como a un cuantioso número de personas e instituciones, incluyendo gobierno y políticos y que se realizó en un recinto completamente nuevo, el estadio Soccer City, construido específicamente para alojar a casi cien mil personas con boleto pagado para presenciar lo que el continente africano tiene para ofrecernos en cuanto a cultura, arte y por supuesto, el deporte de las patadas.

 
  Con más de veinte años en la industria, Tim se ha convertido en un ejemplo para todos los profesionales de la industria habiendo comenzado como empleado de compañías de producción… ¡jalando cables! Y así surge la primera pregunta:

¿Cómo fueron tus inicios en la industria?
“En la escuela me involucré con varios proyectos de espectáculos a nivel colegio obviamente, y después logré introducirme en compañías más grandes haciendo lo que fuera; de hecho, en mi primera gira mundial no hice absolutamente nada relacionado con producción, sino que ¡cocinaba y lavaba los platos! Eventualmente pude trabajar en la parte de rigging en shows en América y Europa, hasta que finalmente llegué al mundo de la iluminación. Mi primer diseño de luces fue en 1990 para una banda llamada Dream Academy y después de eso lo demás es historia haciendo conciertos con Def Leppard, Metallica, Prince, Bee Gees en 1999 y otros músicos muy importantes. Trabajé extensamente con Roy Bennett, quien me pidió que operara las luces con George Michael a finales de 1991, lo cual significó para mí un gran salto de lo que estaba haciendo previamente, ¡imagínense: hice primer diseño en 1990 y luego trabajé con George Michael al año siguiente! Creo que eso fue un avance muy importante en un solo año”.

“Posteriormente, en 1993, me mudé a Sudáfrica y comenzamos una pequeña compañía llamada Lighting Unlimited, la cual tenía sólo ocho personas. Hoy somos más de 350 personas trabajando en Gearhouse de tiempo completo, más quinientas más trabajando por proyecto. La compañía tiene diez subdivisiones que atienden todo lo relacionado con el espectáculo”.

¿Cómo ha sido la evolución de Gearhouse como compañía mundial?
“Fue comprada en 1996 y luego de nuevo en 2002 porque desafortunadamente la compañía fracasó en su primer intento de internacionalización. A mediados de los noventa yo era el encargado de todos los proyectos especiales -lo cual era muy emocionante-, como Miss World y otros que realizábamos en el Medio Oriente, Asia del Sur y otros lugares. Poco a poco construimos una buena reputación en el mercado y aquí estamos”.

Sabemos que tu gusto por los equipos Robe no tiene poco tiempo y el Mundial de Futbol fue una  demostración de ello; ¿cuál es tu opinión de esta marca?
“En realidad ellos son como una familia y yo puedo platicar directamente con su personal. Me escuchan y aplican lo que aprenden de estas conversaciones conmigo y  los demás clientes, efectuando las modificaciones pertinentes a sus productos. Creo que hay una gran retroalimentación y su soporte técnico es asombroso. En Sudáfrica tenemos a DWR, la compañía distribuidora de Robe y los que proporcionan el soporte técnico son muy profesionales”.

¿Cuales son los servicios que Gearhouse ofrece en general?
“Iluminación, audio, video y escenarios. Tenemos las pantallas LEDvision y contamos con una compañía que trabaja principalmente en el campo de los eventos corporativos, manejando muchos recintos; tenemos generadores de energía alimentados con gasolina; también hacemos rigging y tenemos una empresa con servicios especializados en teatro llamada Splitbeam. En cuanto a estructuras para escenarios, al momento estamos trabajando en un domo de 65 metros”.

 
  Es de imaginarse que la industria del espectáculo en Sudáfrica ha evolucionado mucho en los últimos años…
“Definitivamente, y creo que nosotros hemos evolucionado con ella. Siempre han existido pequeñas compañías que hacen un poco de audio, un poco de video o un poco de iluminación, pero nosotros hemos llevado todo eso a una gran escala. Más que nada ha sido una cuestión de necesidad, porque cuando requeríamos un servicio de transporte confiable no podíamos encontrar ninguna compañía que nos lo proporcionara, y es por eso que nos involucramos e invertimos en camiones. Cuando requeríamos un servicio de generadores de energía o de escenarios sucedía más o menos la misma situación y es por ello que nos movimos hacia el campo de los escenarios y los generadores de electricidad”.

“Creo que otra de las razones por las que hemos tenido éxito es que desde que iniciamos este negocio hemos sido inteligentes en la forma en la que lo hemos administrado, siempre pensando mucho y  mirando hacia adelante con mucha anticipación basados en las tendencias del mercado. Definitivamente así queremos mantenernos. El cierre de año es muy importante para nosotros; hacemos muchos shows todo el tiempo; noviembre es un mes muy ocupado, con veinte o treinta espectáculos cada fin de semana. La situación económica ha mejorado para la industria últimamente, aunque sabemos que todos los países todavía están sufriendo los embates de la crisis del 2009”.

Sin embargo, la crisis no impidió que se celebrara una fastuosa clausura en Sudáfrica 2010. Los modelos de Robe que más utilizó Tim Dunn durante la clausura del Mundial de futbol de Sudáfrica fueron los Colorwash y Colorspot 2500E AT, así como los Red Wash 3-192S. El diseño fue realizado sobre la plataforma de MA Lighting Visualizer y la red de control fue establecida sobre treinta universos de DMX. Todo unido para que este talentoso iluminador y Gearhouse le regalaran al mundo un pedazo de África.

Redacción: Alejandro Fajardo