HSL-Prodigy-NYE-O2-_DS_1898Para un buen comienzo. La Arena O2 de Londres inició sus actividades este 2014 justo en el primer minuto del año con un concierto de la mítica banda The Prodigy, con iluminación y pantallas LED sobresalientes y un diseño de producción materializado por Andy Hurst, experimentado profesional que se ha desarrollado con el grupo inglés por cinco años y que fue solicitado para crear algo sorprendente para la víspera de año nuevo, con una escenografía incendiaria.

Propósitos como uvas

El punto de partida de Andy fue proyectar imágenes del jet militar inglés Harrier como fondo del concierto, con lo que estableció un punto de inicio creativo, seguido de un montaje de iluminación (ambos sobre el escenario y la audiencia), que dio la impresión de que la Arena O2 fuera un hangar gigante, desarrollando una audaz estética en el show.

Como principal desafío de producción, el montaje tuvo que ser instalado en un solo día, así que el diseñador del escenario debió asegurarse de que el diseño fuera práctico para llevarlo y tenerlo listo para la puntual apertura de puertas. Para ello, el profesional tuvo que pensar cómo ganar tiempo.

En la noche anterior, en el área del público fueron colocadas diversas secciones de trusses, dispuestos en seis “dedos” con un breve espacio entre ellos y que siguieron el diámetro de un arco previamente formado por otras trusses sobre el escenario. La magia empezó allí, puesto que cada una de estas secciones incluyó luminarias Clay Paky Sharpy, un listón con unidades PixelLine 1044 LED, efectos estrobo Martin Professional Atomic con un cambiador de color y una luz Robe LEDBeam 100. Estas líneas de trusses tenían el aspecto y la sensación de una iluminación de estilo industrial propio de un hangar, asegurando el efecto de que toda la energía pudiera viajar por la arena e integrarse a todo el público.

Sobre el escenario, la fuerza de la música de The Prodigy siempre ha destacado gracias a su  iluminación y esta vez también se echó mano de las luminarias Robe Pointe. La apertura del show fue algo sorprendente, ya que el imponente arco de 20 metros ideado por Andy Hurst brindó la sensación de estar efectivamente en un hangar, teniendo posiciones de iluminación en los lugares precisos. Justo en este arco fueron colocadas 32 luces Pointe y 16 piezas 2 Lite Mole, de las que el diseñador de la producción usó al máximo su brillo y efectos dinámicos, sobre todo de las recientemente lanzadas Pointe como parte de un ataque implacable de iluminación que comenzó en cuanto el reloj indicó la medianoche y que acabó con el último acorde del concierto de 90 minutos de la banda.

Luces donde quiera

Para completar el cuadro en la Arena O2, más iluminación trasera fue provista por dispositivos colgados en diez torres que disminuían en altura desde el centro hacia afuera en cada lado para continuar con la forma del arco que estaba dispuesta. Cada torre fue coronada con un reflector Patten 2013 y un total de 18 luces Robe LEDBeam 100, además de 18 Atomic con cambiadores de color y más Sharpys en ocho de las diez torres.

El piso también estuvo cubierto por la iluminación. Diez Robe LEDWash 1200 estuvieron al fondo, más otras 25 LEDWash 600, que se ubicaron en las esquinas. Diez Omni floods fueron ubicados en soportes de piso.

Frente al scenario hubo otros estrobos Atomics con cambiadores de color, 12 Robe LEDWash 600 y cinco piezas de Chroma-Q Color Force 12 LED, utilizados para la iluminación clave de la banda. Otros diez Color Force se enfocaron en los reflectores Patten 2013, así que Andy Hurst pudo cambiar su color para lograr un elegante efecto que no chocó con otros recursos lumínicos y visuales.

HSL-Prodigy-NYE-O2-Render-8Imágenes con fuerza

El video fue parte integral del diseño de producción en este concierto de inicio de año, con pantallas laterales que formaron parte del look del show. Las pantallas estuvieron hechas de páneles Martin Professional LC2140, que sirvieron muy bien a la forma en la que se conservó la estética fragmentada del video. El uso de los páneles LC dio a Andy Hurst la posibilidad de iluminar a través de ellos, destacando su aspecto similar a una malla. El diseñador de producción corrió la iluminación con una consola High End Systems Road Hog Full Boar.

La tecnología láser fue otra de las presentes en este show. Para esto fueron utilizados seis rayos de 20 watts y uno de 35 watts para comenzar el show con un remezcla del clásico de Ennio Morricone, Ecstasy of Gold, realizado por Liam Howlett, y seguido de una proyección que se extendió desde la parte frontal del escenario, para dar pie a la música de The Prodigy y también al inicio de este 2014. Cabe mencionar al staff de iluminación, que incluyó a profesionales como Richard Larkum (asistente de iluminación), Nigel Monk (jefe de staff), Tim Fawkes, Rob Starksfield, Steve Major, Jon Trincas, Dave Gibbon and Dom Crookes (técnicos de iluminación) y Jake Jevons (técnico LED). Todos trabajaron muy de cerca con el jefe de rigging, Andy Flack.

Andy Hurst concluye: “Fue un logro realizar un show de este tamaño en un solo día sin ensayos de producción y estando listos a las cinco de la tarde. Todos trabajaron muy duro para hacerlo posible y tuvimos un concierto sorprendente”. Un show que dotó al público de gran energía en el año que comenzaba.