El nuevo ecosistema de festivales musicales temáticos se nota cada vez más rico e incluyente y dentro de esta oferta, el maridaje de comida, bebida y música va cobrando una importante presencia. Por segunda vez, el Tequila Sound Festival (TSF) en Zapopan, Jalisco, reunió bajo una estética cien por ciento mexicana a lo más selecto de los tequileros tapatíos. A mediados de febrero, y antes de comenzar la suspensión de conciertos y festivales en todo el mundo, a consecuencia de la contigencia sanitaria este evento reunió a más de 23 mil asistentes en la Terraza El Cerrito. Como en la primera edición, la producción del gran escenario no fue un elemento para escatimar, y así, flanqueados por las torres de una iglesia colonial gigante, se presentaron, entre otros, Nicky Jam, Mau & Ricky, Sabino, Ed Maverick y Moderatto.

Walter Madrigal

Un país de tradiciones visto con  tecnología de vanguardia

Esta gran fiesta fue conceptualizada por el empresario Walter Madrigal y el equipo creativo de su empresa Arquitectura de Eventos: “Hemos tenido la suerte de participar de muchos y diversos tipos de eventos con textura muy mexicana y en los que hemos utilizado cantaritos, chinampas y bailes folklóricos. Lo que tratamos de hacer es llevar esa experiencia y momentos a un festival dirigido a jóvenes, con el objetivo de que nuestro diseño engrandezca el tema de la cultura mexicana”, explica.

Walter contextualiza esta edición del TSF: “Esta vez, tomamos como estandarte a nuestros héroes patrios, entre los cuales consideramos a Emiliano Zapata y Pancho Villa, pero también a Frida Kahlo y Pedro Infante, que son personas que nos han ayudado a crear nuestra cultura. Contratamos a un artista que creara imágenes representando a estos personajes y a partir de ahí creamos todo el concepto. Nuestro escenario 2019 era un maguey gigante representando nuestro logotipo y para nuestro segundo escenario, Anid Nevárez se encargó de hacer el diseño arquitectónico sobre el que construimos una iglesia, resaltando nuestra cultura colonial, con vitrales de LED gigantes por dentro del escenario. Este año nuestra iglesia tuvo cuatro láseres, y tenemos considerado que en siguientes años esto sea escalable. Este año, nuestra iglesia tuvo doscientos metros de pantalla LED y pretendemos que el próximo año pueda ser más grande”.

“El año pasado trabajamos con 150 lámparas y esta vez trabajamos con 380. Quisimos hacer un evento, para el que tuvimos un nuevo slogan: ‘Magia inspirada en México’. Lo que quisimos hacer aquí con todos los recursos, era precisamente crearle magia a nuestro público con todo lo que representa nuestra cultura, esto montado sobre un gran escenario en donde todos trabajamos al ritmo del entretenimiento. Uno de los destacados fue el ‘Tequila Moment’, un video que nos hizo sentir orgullosos de ser mexicanos. Lo construimos en conjunto todas las cabezas del equipo creativo y creamos un show multidisciplinario con drones, una voz en off con un guión muy emotivo —producido por el productor Gabriel Altamirano—, y unos visuales que nos llevaban por todo este momento. Tuvimos un castillo de pirotecnia que funcionaba simultáneamente a la actuación de los Voladores y al mismo tiempo hubo un ‘baile’ de veinte drones, algo que no se había hecho en México nunca antes. De esta manera logramos enmarcar el pasado, presente y futuro que sorprendió al público y desplegó nuestros rasgos culturales más internos”, menciona el creador del concepto de TSF.

Por su parte, Leonardo Orozco Razo “Palomo” repitió en la compleja producción técnica: “En esta segunda edición obviamente nos ayudaron muchísimo los aprendizajes previos, que fueron muchísimos. En general, trabajar en un recinto ya conocido nos ayudó y agilizó mucho los montajes. Trabajar con el mismo crew —somos prácticamente el mismo equipo de trabajo—, y de alguna manera los mismos proveedores en ambas ediciones, no impide que cada año sea un reto diferente. El artista estelar por lo general exige su espacio y lo que tratamos en el festival fue brindarles el mismo espacio a todos. Diseñar este tipo de festivales es también analizar los recursos técnicos que tenemos, las dimensiones disponibles del escenario y administrar bien el presupuesto que tenemos. Los requerimientos de los artistas fueron muchos más que los del año pasado, pero afortunadamente y sin lugar a dudas, nos hemos acercado al objetivo que se nos pidió”.

Rodolfo González y Ricardo De León Terán “Alvin”

Además de “Palomo”, Alejandro Lamas Morfín “Barney”, co-productor general y operativo del festival, nos narra cómo fue la preparación del mismo: “Mi trabajo consistió en la parte que conlleva el cálculo de corrientes, el montaje de vallas de seguridad, proveer energía en todo lo que está alrededor y hacer el ‘sembrado’ del escenario, previo a que lleguen los equipos y se entregue el escenario a ‘Palomo’. Me encargo de que las cosas sucedan en el campo. En esta edición tuvimos más metros y hubo más gente. Los retos fueron bastantes, ya que a diferencia del año pasado, la escenografía fue relativamente más sencilla, pero el hecho de construir un templo siempre implica mucho trabajo, así como llevar a cabo la parte técnica y respetar el diseño para que la estructura pueda sostener las cargas sin perder la estética. Logramos hacer una modificación en la que unas torres de audio que se pensaban mover, se integraran a la estética, sin haber tenido que cambiarlas de lugar y a final de cuentas, la configuración general no cambió mucho, pero sí recibimos más gente, lo cual siempre es un reto, porque uno se anticipa tener control sobre esa cantidad de personas, pero no sabemos su comportamiento. Afortunadamente, todo salió muy bien”, comenta.

El sonido del tequila

Walter Madrigal habla del tema del audio: “Reforzamos muchísimo la parte de audio con la empresa Global Stage, con la que ya trabajamos el año pasado. Usamos todo el equipo Adamson disponible y sonamos muy bien. Construimos una discoteca gigante, ya que queríamos que el público tuviera esa sensación, pero en este caso estábamos en cuatro hectáreas al aire libre. Fue una gran labor de nuestros ingenieros de audio hacer que sonara potente. Con respecto al año pasado, los responsables del audio fueron las mismas personas, pero este año intercambiaron posiciones”.

Ricardo De León Terán, también conocido como “Alvin” fue el encargado del audio en sala (FOH) para el festival y menciona: “Este año, tocó a mi compañero Rodolfo González hacer el diseño y ajuste del sistema. Uno de los retos principales fue la decisión de las consolas que tendríamos en sala, ya que todos pedían diferentes modelos, además de que algunos riders que nos mandaron no estaban actualizados, por lo que tuvimos que hacer ajustes en la asignación de mesa a cada banda para que los ingenieros pudieran tener libre su consola asignada. Debido a esto se tuvieron que contratar varias consolas para tenerlas libres y así, contamos con una Digico SD9 con servidor de Waves, una Avid SC48, una Yamaha CL5 y una Midas M32, para que todos los ingenieros tuvieran la consola que habían pedido para su show”.

Por su parte, Rodolfo González López, ingeniero de sistemas, plasma su trabajo: “El año pasado estuve atendiendo las consolas y hoy me tocó hacer el cambio con ‘Alvin’. En esta ocasión, contamos con más altavoces de medios agudos. Tuvimos quince cajas Adamson Energy por lado y en cuanto a subwoofers, el año pasado hicimos un arreglo de una línea para que tuvieran presencia en todo el lugar, pero cuando lo haces así pierdes presión, entonces este año hicimos un gradiente, con el objeto de que fueran direccionales e incrementar la misma. De esta manera pudimos llegar mucho más lejos con mayor direccionalidad de las frecuencias bajas. El objetivo era cubrir una distancia de cien metros. Hicimos las gráficas en el software de modelado acústico de Adamson llamado Blueprint. Cabe mencionar que todo el equipo de audio fue Energy y tuvimos un out-fill de Spectrix de cuatro por lado para cubrir la zona VIP. Energy es un equipo que como lo dice el nombre de la marca, tiene mucha potencia, sobre todo en las frecuencias altas. Con los dos pisos pudimos controlar un poco más la direccionalidad de las frecuencias altas, atenuarlas un poco y tener un mayor control del arreglo”.

‘Alvin’ expresa sus conclusiones de esta edición: “Creo que el arreglo en gradiente de los subs fue un acierto para el festival, y en general hubo una mejor comunicación entre el promotor del evento y el jefe de producción, para no repetir los errores del año pasado. En general es un festival que en todos los aspectos está muy bien cubierto, en cuanto a personal y equipos. Creo que las mejoras en las siguientes ediciones es seguir con la misma actitud y entusiasmo”.

Las imágenes y colores del agave

La tarea de colorear el escenario fue del experto Jorge “Oso” Espinoza, encargado de la iluminación del festival. “Llegué al TSF a través de ‘Palomo’. Llevamos tres o cuatro años trabajando cosas juntos. Este año, la escenografía simulaba algo mucho más desde nuestra identidad, se buscó algo mas mexicano y en el diseño se incluyeron pantallas que entre un artista y otro, simulaban unos vitrales con contenidos específicos. De la paleta de colores, el rosa mexicano es el que predominaba. El proceso de preproducción es casi el mismo de cualquier festival: todo se basó en el grupo principal del elenco y de su rider empezamos a bajar esa información para definir los equipos a usar”, explica.

Leonardo Orozco Razo “Palomo”

El director del festival retoma la palabra para dar entrada a la participación de las cabezas de efectos y multimedia: “Chuy Tirado —director de la empresa de efectos T20—, mapeó el escenario desde el frente con los rayos láser, algo que fue la mitad de la vida del mismo, además de haber efectos de pirotecnia en los diferentes pisos del escenario. La encargada de todo el tema visual fue Daniela Gounds, gran artista visual muy joven y que ha participado en producciones nacionales e internacionales. Ella hizo todas las plantillas para uniformar nuestra salida de video con toda la escenografía y que tuvieran un mismo contexto. Creó los vitrales y todas estas plantillas que interactúan con el escenario y con cada artista”.

“Chuy” Tirado realizó el diseño de efectos especiales, rayos láser y pirotecnia del festival: “Este año, mi equipo contó con doce personas y se había propuesto una escenografía más elaborada que su edición pasada. Encontramos una excelente oportunidad para realzarla a través de mapping láser, dándole vida a los contornos y movimiento a la misma. Asimismo tuvimos un happening llamado ‘Tequila Moment’, en el que los asistentes disfrutaron de un espectáculo multimedia con un poderoso mensaje de amor y unión. Por nuestra parte se nos encomendó la tarea de automatizar este lapso, así como diseñar un show de rayos láser con acentos de efectos especiales y pirotecnia. El proceso de planeación, diseño y programación previa del espectáculo se llevó a cabo de forma muy detallada. Se planeó cuidadosamente cada cue, cada acento y cada frame y para ello, trabajar de la mano de los creativos del festival fue una garantía para lograr los resultados. Como en todo evento de este tipo, tuvimos que poner especial cuidado en las solicitudes del elenco para homologar riders y posiciones de los efectos especiales, que fue el caso de Moderatto, con quienes unificamos criterios y se brindó el apoyo a Pyrofetti, una de las compañías de efectos especiales más importantes del país que realiza los espectáculos de la banda”. Chuy concluye: “Siempre ser parte de un festival es muy emocionante. Es un punto donde profesionales de la industria se reencuentran y disfrutamos un momento como familia”.

Jorge “Oso” Espinoza

Daniela Gounds describe su propuesta aplicada al festival: “Llegué por la invitación que me hizo  Walter Madrigal, a quien le habían hablado de mi trabajo. Mencionó que necesitaba una persona para hacer equipo en relación al arte del festival. En nuestra primera reunión hablamos de paleta de color, personajes y arte en general, así como del contenido que se iba a reproducir en el momento más importante del festival: el Tequila Moment, para el que tenía que generar un video que captara la atención del espectador, que fuera mágico. Hice la producción del video reclutando a mis amigos y grabándolo en mi departamento un lunes de puente. Esperábamos se convirtiera en una atmósfera y conexión con el espectador y tuviera un equilibrio de color, mezclada con el show de drones y los Voladores de Papantla. En cuestión de los vitrales que se hicieron, proyectar una sensación de que no sólo parecieran composiciones superpuestas, sino agregar cierta textura e iluminación que nos diera la sensación de realmente estar presenciando una iglesia con sus vitrales”.

Drones en el cielo

Walter Madrigal describe el show de drones: “Este fue dirigido por Thiret, un productor jalisciense con grandes habilidades creativas y tecnológicas. Trabajamos tres meses en el show, el cual se construyó a través de maquetas digitales y —literalmente—, muchas horas de vuelo. Cuando hablábamos del amor, los veinte drones formaban un corazón; cuando hablamos de México pintamos una bandera y así sucesivamente”.

Finalmente Thiret, director creativo y productor en específico del “Tequila Moment”, narra sus experiencias: “Desarrollamos piezas de arte flotantes formadas por un enjambre de pequeños robots voladores. El creador del festival es buen amigo mío y decidimos crear una experiencia que el público no esperara: un momento que marcara el comienzo de la noche. Desde el comienzo los drones eran parte medular del proyecto. Toda la idea fue desarrollada pensada en la forma en la que interactuarían las figuras que formarían los dispositivos con el contenido de video que salía en pantallas, la iluminación que interactuaba con el público e inclusive qué estarían haciendo cuando los Voladores de Papantla se presentaran. Uno de los problemas más latentes era el hecho de estar tan cerca de la base aérea militar.  Se tuvo que hacer una solicitud de diversos permisos y se creó una puerta aérea para que en los momentos del show el espacio aéreo quedara libre para nosotros”.

Walter Madrigal cierra con buenas noticias: “Nos han pedido que llevemos el festival a otros países, y concretamente en Estados Unidos y Europa tenemos ya ofertas para irnos con el festival. Sería una oportunidad increíble para nosotros poder viajar con el festival, que es México metido en una caja, para poderla llevar a que más personas puedan ver, probar y sentir nuestra cultura”, concluye. Otros tiempos vendrán y seguramente el Tequila Sound Festival llegará a tierras lejanas, porque México siempre será digno de conocerse en cualquier lugar a donde se presente.

 

Tequila Sound Festival, desafío cumplido

Audio

PA 

  • (30) Altavoces Adamson Energy E15, (20) Adamson T21 20

Front Fill

  • (08) Altavoces BFT MITUS

Out Fill 

  • (16) Altavoces Adamson Spektrix 

Consola Sala

  • (01) Consola Digico SD9
  • (01) Yamaha CL 5

Controladores

  • Controlador Line Driver Meyer LD 3, LD 1A
  • Controlador Line Driver Meyer Galileo
  • Controlador Digital Lake LM26

Consola monitores 

  • (01) Consola Digico SD8 
  • (01) Yamaha CL 5

Monitores de piso

  • (08) Meyer Sound MJF 212, (04) UM100P 

In Ears 

  • (12) Sennheiser EW300 G3 / IE4 / AC3 / 2003 
  • (04) Shure In-Ear PSM 600 con audífonos E-3 

Side Fill

  • (08) Altavoces Adamson Spektrix
  • (04) Subwoofer Adamson Spektrix

Drum Fill

  • (02) Altavoces Meyer Sound 650-P, (04) UPA 2P

Snakes

  • (02) Snake Ramtech 54 Canales con splitter 
  • (10) Cajetines con manguera multipin

AC Audio 

  • (02) Centros de carga 3 fases de 200 amp 

Microfonía

  • (04) Micrófono inalámbrico Shure UHF SM 58 
  • (02) Micrófono inalámbrico Sennheiser E908 / SK 5212 / EM 3732, (04) EW335G3 
  • (02) Micrófono Shure Beta 91, (06) Beta 181, (06) Beta 56, (10) Beta 57, (02) Beta 52, (08) Beta 98, (03) KSM 32, (10) Beta 58, (10) SM58, (10) SM 57, (05) Beta181
  • (01) Drum Kit AKG
  • (12) Cajas directas Whirlwind activas Hotbox, 12 Cajas directas Whirlwind Pasivas Director 

 

Iluminación

Robóticas / DMX 

  • (34) Vari-Lite VL 10, (14) VL 3015
  • (24) DTS Nick 1201 24
  • (22) Elation Chorus
  • (14) Chauvet Maverick MK3 

Showco Thunder / Convencionales

  • (12) Blinder 4 Lamp 

LED

  • (30) Par LED

Consolas

  • (01) MA 2 Full Size, 01 MA2 Light 
  • (02) NPU MA 2
  • (02) Chauvet Nodo 

AC Iluminación 

  • (02) Centro de carga TMB Pro Power 8 X 6 – 220 V 4 X 6 – 110 V con 8 con splitter
  • (02) Máquinas de Humo Hazer, (02) Antari 3000 DMX 
  • (02) Seguidor 7R tiro largo

Pantalla LED

  • (108) Módulos de pantalla 4 milímetros SMD de exterior

Video

  • (03) Cámaras Sony XDCam PXWX200

CCTV

  • (01) Switcher 455

Soporte / Estructuras / Rigging

Truss

  • (14) Tom Cat Box Truss 12″ X 12″ X 10´, 18 Box Truss 20.5″ X 20.5″ X 10´, 08 Box Truss 20.5″ X 20.5″ X 5´

Rigging

  • (34) Motores de 1 tonelada
  • (02) Controles de motores
  • (02) Estuches con steels y chaklets

Plantas de energía

  • (04) Plantas de luz de 200 Kva (40 metros feeder iluminación)
  • (04) Plantas de luz de 200 Kva (40 metros feeder audio)
  • (04) Plantas de luz de 145 Kva

Otros

  • (100) Cubre cable 5 vías 

Drones

  • (20) Drones con iluminación RGB

 

La música de Tequila Sound Fest

  • Cheat Codes
  • Chemical Surf
  • The Magician
  • Tom & Collins
  • Midnight Generation
  • Bonhaus
  • Ramiro Rubio
  • Mendo Sandoval
  • Miguel Rechy
  • Nicky Jam
  • Mau & Ricky
  • Moderatto
  • Sabino
  • Ed Maverick
  • Valentino
  • Kurt
  • Carlos Unger
  • Branch B2B Bamboo
  • Maurice
  • Manny Varenn
  • Horner & Amadeus
  • Yinside Project
  • Ray Vega B2B Andrei Gleasson
  • Anti B2B Trexx
  • Allan Andrey
  • Don Camilo
  • Lankster
  • Zhamen & Xibaal
  • Rubs
  • D´JC
  • Yepiz & Hnuno
  • John Carpen
  • Mariachi Rey
  • Condor