El ganador del Académie Charles Cros, el músico francés Julien Clerc, llevó su gira “Piano et Voix” a suelo canadiense para celebrar su aniversario número cincuenta. La profundidad y encanto de su repertorio estuvo acompañada de un potente diseño de iluminación, que tuvo como protagonistas a las luminarias Maverick de Chauvet Professional suministradas por la empresa LSM y la propuesta del reputado Lapointe, cuyos diseños han acompañado artistas, programas de televisión, eventos especiales a gran escala y producciones teatrales, y que en estos momentos están enfrentando la situación de salud a nivel mundial que ha afectado a toda la industria.

Dada la calidad lírica y poética de la música de Clerc, Lapointe consideró que un diseño teatral reflejaría mejor la esencia del artista en su concierto en el Grand Theatre de Quebec. “Esta gira ocurrió en los principales teatros, la mayoría de los cuales tienen escenarios masivos, por lo que queríamos recortar alto (como diez metros) y, por lo tanto, necesitaba un instrumento con salida potente para cortar la bruma y obtener una textura magnífica, incluso en colores saturados, ya que estos son esenciales para este espectáculo. Cada canción tiene su propio sabor y humor visual, con las luces sólo moviéndose de dos formas; eso pasa en las más de veinte canciones interpretadas. En lugar de movimiento, tratamos al público con desvanecimientos de color increíbles y zooms texturizados silenciosos”.

El especialista en iluminació,n Gil Perron, del equipo de LSM, consultó con Eric Lapointe y sugirió las luces Chauvet Maverick MK3 Profile y MK2 Wash por tener las características ideales para ayudarlo a lograr esa visión. “LSM trabaja con atención y diligencia con los clientes para que usen los equipos que mejor se adaptan a sus necesidades”, comenta Gil. “Cuanto más estudiábamos eso con Eric Lapointe, más sentimos que las Maverick eran la opción ideal”.

Y Eric estuvo totalmente de acuerdo. “Los desvanecimientos de color y de intensidad son tan precisos, tanto en el MK2 Wash como en el MK3 Profile, que se convirtieron en mis efectos principales para este espectáculo”. El reconocido diseñador de iluminación utilizó doce unidades Maverick MK2 Wash y ocho Maverick MK3 Profile en la gira.

Eric Lapointe iluminó a cada músico con un solo MK2 Wash dedicado. Las luces MK3 Profile se usaron para agregar textura a los elementos escénicos, así como para especiales en el artista y la textura en el piso.

Al final, cada canción recibió un tratamiento teatral, señala Eric. “Con un espectáculo de este calibre con instrumentos de cuerda, un piano muy silencioso y una voz melódica pero suave, el desafío fue establecer un estado de ánimo íntimo, incluso en escenarios que son tan grandes (de 24 metros). Fue muy útil tener luces que pudieran crear escenas tan diferentes dentro de ese espacio, todo mientras se vivía casi un silencio”.

Al crear estados de ánimo profundos que apoyan las canciones sin ser abrumadores, el diseño elegante y equilibrado de Eric Lapointe estuvo perfectamente alineado con la visión de su cliente. Así, Chauvet iluminó el inframundo en Beetlejuice.