Recientemente, la compañía francesa S Group amplió su stock de consolas SSL con la compra de dos Live L200, mezcladora digital que combina el excepcional rendimiento sonoro, el flujo de trabajo acelerado y el conjunto de características avanzadas de la marca en un paquete rentable que se hace accesible a un público mucho más amplio.

Con sede en Alès, Francia, S Group es un especialista en alquiler de eventos e integración de sistemas. Fue fundada por el CEO Leon Van Empel en 2001 y desde entonces se ha ido fortaleciendo, creando una impresionante cartera de tours y festivales, y suministrando desde sistemas básicos de sonido y luz, hasta pantallas, montajes y sistemas de apoyo.

Recientemente ha vuelto a liderar al agregar un par de L200 a su inventario, estrenándola en la gira del famoso cantante israelí Amir, con el ingeniero Ivan Herceg en sala.

“Se hizo evidente que sólo tener las dos L500 era muy limitante”, dice Van Empel. “Queríamos mantener esa solución de gama alta para nuestros clientes más exigentes. Cuando SSL nos presentó el concepto L200 me convenció de que era la solución perfecta: una consola SSL, con la fiabilidad y la firma sonora en la que ya confiamos, totalmente compatible con otras gamas altas y con la integración de Dante, a un precio que la hace mucho más asequible para los muchos tours de gama media que exigían la calidad de SSL.

“Rápidamente tomamos la decisión de ordenar dos L200, e Ivan Herceg se mostró muy entusiasmado con el uso de éstas para Amir; un espectáculo muy exigente con el rendimiento sonoro”.

Anteriormente, en una gira de 18 meses, Ivan Herceg ya había utilizado una SSL L300, por lo que el traslado a la L200 fue natural. “Tener un puerto Dante incorporado y 36 faders alineados para sala es simplemente genial”, señala. “Especialmente cuando se utiliza Super Query para desarrollar sub-mezclas o feeds a una mezcla”. Las consolas de SSL Live ahora pueden administrar el enrutamiento en toda una red de Dante. “El nuevo software de la cuarta versión trae muchas mejoras a toda la gama”, continúa. “Para mí, destaca en particular el enrutamiento XY y el nuevo plug-in Submonix para el FX Rack interno. Submonix genera hasta cuatro bandas filtradas independientemente, cada una de las cuales se transpone a una octava por debajo de la señal original y se mezcla de nuevo para subrayar y mejorar elementos como el kick-drum y los instrumentos de bajo”.

“La L200 coincide con la L300 y L500 en la calidad sonora”, afirma Ivan Herceg. “Otorgan una increíble profundidad de definición y un headroom tan excelente como cualquier consola analógica. La sensación es fantástica y la mezcla de sala suena muy bien en cualquier sistema”, finaliza.