Rodolfo González, “Rudolph”, ha labrado una carrera consagrada mayormente al apoyo de la escena mexicana. Su formación ha desembocado en una carrera constante y coherente, con un prestigio que le ha traído una clientela firme y de larga duración. Actuando como respaldo técnico de diversas bandas, ha tenido fuertes experiencias a lo largo de las carreteras y en esta ocasión hacemos un recuento de ellas.

La música y el sonido, principios de vida

Rudolph inicia la narración de su vida: “Nací en la Ciudad de México, en una familia de cinco hermanos. Aunque mis padres nacieron en Guadalajara, mi padre se tuvo que mover al entonces llamado Distrito Federal, debido a su trabajo, y ahí nacimos. Él era muy melómano. En la casa siempre había infinidad de discos y casetes, se armaba la fiesta y algún primo sacaba la guitarra y cantábamos. Mi papá conectaba micrófonos para que sonara en el estéreo y de ahí empezó mi afición por la música. En algún momento él me regalo mi primer disco que fue “The number of the beast” de Iron Maiden. Yo tendría doce o trece años”.

Rodolfo decidió llevar su pasión al siguiente nivel, cuando nació para él la necesidad de educarse en la materia: “Cuando estaba en el proceso de entrar a la universidad, Eduardo Galván, esposo de mi hermana —gran guitarrista y músico—, me invitó un fin de semana a Lagos de Moreno a ayudarle con la consola, ya que yo había tenido algunas experiencias previas de aficionado. Richie Arreola (La Dosis, Belanova) tocaba el bajo en su grupo. Esta experiencia me gustó mucho y le pregunté si habría en Guadalajara alguna escuela donde aprender audio. Por sugerencia de Lalo y Richie, llegué a Dynamix, escuela de Mauricio Ramírez “Magú”, y me quedé definitivamente en Guadalajara. Esto fue hace 26 años”.

Con Sussie 4

La era Dynamix

“Toda mi formación profesional se la debo a Magú. Él me acogió en Dynamix. A los cinco días de mi ingreso me pidió que lo ayudara con una instalación y me quedé trabajando con él. Aunque es un maestro exigente, me acostumbró a exigirme a mí mismo. Trabajar así me gustó muchísimo, ya que esto, junto con la escuela, me abrió el panorama y me dije que ya no habría marcha atrás. Estuve ahí hasta que él se fue a trabajar a Meyer Sound, aunque seguí colaborando y continué en Dynamix dando clase junto con Armando Chong, Germán Cuervo, Charly Haro y Sergio Muñoz”

El técnico prosigue: “cuando yo estaba en la escuela, Magú ya mezclaba a Azul Violeta, cuando sacaron el disco “América”. Acompañándolo a los shows, viendo la manera tan profesional en que trabajaba, me empezó a gustar cómo se aplicaba a la escena local. Un año después tuve la oportunidad de probarme con Cuca en Mazatlán y afortunadamente me dieron el trabajo. Cuca fue mi primera banda profesional y a la fecha llevo quince años haciendo monitores para ellos, aunque inicialmente estuve con ellos seis meses. En ese lapso, la monitorista de Azul Violeta dejó el puesto y obtuve el trabajo. En los espacios en los que no trabajaba con Cuca y Azul Violeta, mezclaba bandas de covers en diferentes bares de Guadalajara”.

Peligro en la carretera

En este punto de la historia, Rodolfo evoluciona: “Llegó un momento en el que estas bandas empezaron a crecer y los empezaban a invitar a mejores lugares. De las discotecas o bares de rock, un día con Cuca pasé a hacer monitores en el Toreo de 4 Caminos en la Ciudad de México: un lugar gigante de 20 mil personas. Esta fue una de mis primeras experiencias en un masivo. En aquel tiempo trabajábamos con consolas análogas con las que tenías que hacer la prueba y anotabas en hojas todos tus volúmenes y parámetros, y llegando la noche tenías que mover los miles de botones. Azul Violeta también fue escalando hasta llegar a hacer el Vive Latino, por ejemplo”.

Una fuerte experiencia se atravesó en la carrera ascendente de Rodolfo: “En una pausa de Azul Violeta, tuve la oportunidad de trabajar con Sussie 4 y puedo afirmar que toda la teoría que tuve en mis inicios fue con Azul Violeta y la práctica fue con Sussie. Con ellos hice más de quinientos shows, festivales y fechas que me llevaron a Europa, Centro, Sudamérica y Estados Unidos. En 2002, íbamos por carretera hacia Mazatlán, cuando el chofer dijo: ‘Agárrense’, y de repente vimos un desfiladero ante nosotros. La camioneta dio varias vueltas por el barranco hasta que caímos llanta para arriba. Esto fue muy difundido en los medios. César y Picho fueron los más golpeados y los que se la pasaron mucho peor. Lo bueno es que todos estábamos vivos. después de un año la banda volvió a tocar y siguió muchos años. Después del accidente fue duro volver a subirme a la camioneta a hacer giras. Pasaron tres meses y los que me rescataron de la pausa fueron Zoé, quienes me contrataron para una pequeña gira. Fue una buena experiencia en la que como ejercicio me sentaba en el mismo lugar en el que viajé durante el accidente”, recuerda.

En Dynamix 2.0

De análogo a digital

“Cuando fue el cambio a digital y las marcas empezaron a dar los cursos de capacitación fue muy interesante, ya que agilizó mucho el trabajo. Pasamos de tener racks de periferia gigantes a tener todo dentro de la consola, aunque de inicio, creo que el sonido se sacrificó. Las primeras consolas digitales no tenían buen sonido, a diferencia de las análogas, que sonaban mucho mejor. Con el tiempo fueron mejorando y te puedo decir que las consolas actuales son de muy buen nivel. Midas, Digico, consolas que tienen un muy buen sonido análogo. Además son increíbles los nuevos programas de medición, con los que uno puede alinear la fase y hacer correcciones. Con estas nuevas tecnologías es mucho más fácil hacer buenas mezclas, y los altavoces son de mucha más calidad, con más potencia y mejores diseños. También es necesario adaptarse a todos estos avances para no quedar obsoletos”.

Rodolfo habla de su setup ideal: “Si voy a hacer sala, me gustan las consolas Digico. He trabajado con muchas de ellas y me gustan mucho. En PA, para mí L-Acoustics K1 y K2 suenan perfecto, y en la microfonía me gusta Sennheiser, aunque en los riders que manejo, uso mucho Shure, por disponibilidad en ciertas plazas. Para monitores me gusta la consola Yamaha PM5D RH. Me parece que tiene un sonido análogo bueno. Los in ears tienen que ser Sennheiser sí o sí. En monitores me gustan las cuñas de L-Acoustics y las Arcs para side fill”.

 

Emprendimientos y regla de oro

Rudolph nos comparte sus actividades actuales: “Tengo una empresa de renta y venta de equipo con Charly Haro y Jonathan de la Peña, llamada DB Audio, la cual lleva varios años funcionando. El año pasado, durante el confinamiento sanitario, estuvimos activando la versión virtual de Dynamix por medio de un canal de YouTube, y por el momento está en pausa, aunque hay mucho material que sacaremos muy pronto, y nuevas clases”.

Rodolfo González finaliza la entrevista con una recomendación para los nuevos técnicos: “Les digo que traten bien a toda la gente implicada en el show. Tienes que llevarte bien con todos, porque el mundo da muchas vueltas y te los vas a volver a encontrar, y si llevas una enemistad no te van a tratar bien o van a ser más duros contigo. Todos somos iguales, y eres un ingeniero igual que todos. Disfrútalo, pásatela bien, y sé educado. Cuando me canse de viajar, que aun no sucede, tal vez me clave en el estudio. Por lo pronto, y hasta que se canse el caballo, seguiré mezclando, produciendo, vendiendo y rentando equipo. No me veo haciendo otra cosa”.

 

Las bandas en la carrera de “Rudolph”

  • González
  • Cuca
  • Azul violeta
  • La Dosis
  • La Grand Mama
  • Machingon
  • Plástico
  • Nata
  • Quiet Riot
  • Telefunka
  • Sussie 4
  • Zoé
  • Porter, entre otros.

Shows

  • Sussie 4 abriéndole a Daft punk
  • Azul Violeta en el Auditorio Nacional
  • Sussie 4 en el Teatro Metropolitan
  • Rock x la Vida (Todas sus ediciones)
  • Festival RMX (casi la totalidad de ediciones)

About The Author

JUAN CARLOS FLORES Nace en Guadalajara el 23 de abril de 1967 En sus inicios opera el sello Mix Records, primera discográfica enfocada a proyectos de rock de Guadalajara, y con ésta realiza y comercializa 12 producciones, entre 1993 y 1997. Posteriormente se enfoca a representar sellos de música alternativa nacional e internacional como Opción Sónica, DiscosCoraSón y Putumayo World Music, con los que coordina lanzamientos y promoción de artistas como Jorge Reyes, Nortec Collective, Hocico, Lost Acapulco, Buena Vista Social Club, Los Esquizitos y muchos otros. En el terreno de los conciertos, ha operado diferentes áreas de espectáculos de artistas como Alan Parsons Live Project, Toto, Scorpions, JethroTull, Sargento García, Carlinhos Brown y Gustavo Cerati. Ha colaborado realizando producción, booking y prensa en eventos como la Feria Internacional del Libro, Feria Internacional de la Música, el Festival Cultural de Mayo, el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y el Festival de la Cerveza, cuyo foro musical ha programado y producido en sus doce ediciones hasta la actualidad. Durante diez años tuvo la dirección artística del sello tapatío Fugazi Records, con el que realizó producciones para artistas como Forseps, Azul Violeta, Gerardo Enciso, Sara Valenzuela y Jaramar, y que actualmente esta en proceso de renovación.. Fue programador del foro Teatro Estudio Cavaret durante un período, y asesoró los lanzamientos de los discos “Cupaima”, de Chavela Vargas y de las óperas rock “Dr. Frankenstein” y “Orlok”, de José Fors, para la Universidad de Guadalajara, además de realizar producción para la Coordinación de Difusión y Producción Musical, para la misma universidad. Fue docente en el área de negocios de la Universidad Libre de Música desde 2010 hasta 2016. En la actualidad dirige la agencia Artist House Booking & Management, con la que realiza booking, producción, management y asesoría para artistas nuevos y eventos empresariales. Es el corresponsal colaborador en Guadalajara de las publicaciones Soundcheck e Install, y realiza las relaciones públicas del centro de producción musical Mix Estudios. Es productor y conductor del programa de TV por streaming Negocios de la Música TV, es responsable del área de enlace administrativo y de producción del Conjunto Santander de Artes Escénicas, y es profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, en la carrera de producción musical.