Recientemente, el diseñador de iluminación Pablo Gutiérrez usó más de una cincuentena de luminarias Robe Pointe, para iluminar la nueva gira “Desnuda” de Fey. El tour inició en la Arena Ciudad de México.

Para el show en la Arena Ciudad de México, todos los aspectos de la producción técnica, incluyendo el video de La Catrina Films y el rigging de TYM Riggers, fueron administrados por Live Entertainment.

La continuación de una larga historia

Fey es cantante, compositora, diseñadora, bailarina, productora, directora y actriz nominada para el Grammy Latino, y ha grabado siete discos de estudio. Su éxito, iniciado en los noventa, después del lanzamiento de su primer álbum “Fey” en 1995, ha sido potenciado gracias a su actitud proactiva y en esta ocasión, su objetivo era causar el máximo impacto posible en su regreso a las giras. Por ende, su equipo pidió a Pablo Gutiérrez crear el diseño de producción en un nivel adecuado para el show.

Además de ser espectacular, el diseño tenía que ser escalable para la gira en arenas que la cantante prepara en 2019 y para posibles presentaciones en festivales. Tres diferentes personas recomendaron a Pablo para el diseño del tour, ya que se le conoce por su enfoque fresco en el diseño de iluminación y por su habilidad para armonizar las disciplinas de iluminación, video y escenario.

Para el show en la Arena Ciudad de México, el audio, la iluminación, la escenografía y todos los aspectos de la producción técnica, incluyendo el video de La Catrina Films y el rigging de TYM Riggers, fueron administrados por Live Entertainment, una empresa que Pablo dirige junto con Soho Ávila, quien fungió como gerente de producción para este espectáculo.

Se distribuyeron las Pointe sobre una serie de seis trusses por encima del escenario, creando así un forma trapezoidal más amplia en la parte superior. Cada truss se movía hacia adentro y hacia afuera individualmente con un sistema automatizado.

“Fey quería mostrar una fuerte impresión de empoderamiento femenino en el espectáculo y en la producción en general”, explica Pablo; eso fue lo que le dio la inspiración para la forma del escenario. La geometría contrastaba con las líneas rectangulares de las cinco grandes pantallas LED para video en el escenario, y el más bajo de los seis trusses estaba justo arriba de la parte superior de la pantalla central de video, de manera que se dirigía hacia al público, lo cual le daba más profundidad al montaje. Las Pointe crearon el enfoque visual principal y sirvieron para reducir dramáticamente el espacio teatral, creando rápidamente un sentido de intimidad.

La primera canción del concierto llevó 120 cues y las demás tuvieron un nivel similar de complejidad. El espectáculo llevó la producción de pop a nuevas alturas.

Las pantallas y su contenido

El diseño de pantallas aseguró que Fey estuviera justo al centro del espectáculo, junto con el contenido de video, dirigido por Antonia Roma, y la dirección de cámara en vivo de Jorge Olvera. Con tanto material gráfico, en el escenario, Pablo entendió que necesitaría fuentes de luz muy brillantes para asegurar que hubiera un equilibrio.

En cuanto se decidió la configuración de las pantallas de video, las ubicaciones para las luminarias quedaron definidas. De hecho, aunque hubo algunos cambios en el diseño general del escenario, los elementos de iluminación quedaron como estaban en el primer boceto que hizo Pablo.

El grupo de luminarias Pointe también proporcionaron luz principal y wash frontal para la sección acústica del escenario, la cual se llevó a cabo en el tablado B, ubicado justo detrás del riser en el área de sala. Fueron útiles en todos los aspectos y los haces luminosos se proyectaron sin problema hasta la parte posterior de la arena.

Pablo Gutiérrez utilizó casi toda la funcionalidad de las Pointe, proporcionadas para la producción por la compañía PRO3; creó un rango de atmósferas innovadoras y efectos holográficos con los prismas, mientras Fey movía al público con sus rítmicos números de power-pop, deteniéndose a respirar solamente por unos momentos en el escenario B.

Pablo ha estado usando productos Robe intermitentemente en su trabajo por aproximadamente doce años, y desde que se lanzó la Pointe hace un lustro, se ha convertido en “una luminaria estándar en la mayoría de mis diseños”, como él comenta. De hecho, Pablo es uno de los principales responsables de la popularidad de estas luces en nuestro país.

Pablo comenta: “Pointe es una luminaria muy buena; los colores son vivos y los efectos son dinámicos y rápidos. Son óptimas para un show de pop como éste, con muchos bailarines y mucha acción”. El diseñador de iluminación aprovechó la funcionalidad de la luminaria como spot y beam y creó unas simulaciones de láser que combinaron muy bien con los láser reales en el espectáculo: cuatro Kvant Spectrum 30.

Las luminarias Robe Pointe crearon el enfoque visual principal y sirvieron para reducir dramáticamente el espacio teatral, creando rápidamente un sentido de intimidad. Éstas fueron proporcionadas para la producción por la compañía PRO3.

El reto con este primer show del Tour Desnuda Tour fue cumplir los tiempos programados bajo presión y con poco tiempo.

Mientras tuvieron el set list del concierto previamente y programaron una cantidad razonable de iluminación, el contenido de video, elemento principal en la estética del show, sólo se recibió unos días antes del evento. Fue sólo entonces que Pablo pudo ajustar y equilibrar los detalles esenciales en todos los pistas de iluminación.

La primera canción contuvo 120 cues y las demás tuvieron un nivel similar de complejidad; sin embargo, todo valió la pena al final, porque el espectáculo llevó la producción de pop a nuevas alturas emocionantes, algo que los asistentes disfrutaron.

Fey y su equipo talentoso de producción comprobaron que ella está lista para salir de gira este año, cuando Desnuda se presente a lo largo de México y Centroamérica este mes.

Pablo Gutiérrez aprovechó la funcionalidad de la luminaria Pointe como spot y beam y creó simulaciones de láser que combinaron muy bien con los láser reales en el espectáculo: cuatro Kvant Spectrum 30