La unidad Zacatenco del IPN, con mucha actividad. Recientemente, la institución fue sede de una plática acerca de la importancia de usar cajas de inyección directa (DI) activas y pasivas, en la que Steve Mckay, Export Sales Manager de Radial Engineering LTD, expuso la razón de la importancia de ocupar una caja directa, cómo elegirlas y sus usos principales, desde lo más básico a hasta lo más complejo. La sesión fue organizada por la compañía Representaciones de Audio, distribuidora de la firma en México.

El evento tuvo una duración de dos horas, en las que se abordaron cuestiones como la facilidad que conlleva encontrar las cajas directas en los sitios donde se hace música, ya sea un escenario, sitio de ensayo o estudio de grabación. Otro aspecto tratado fue la diversidad de necesidades por las que se recurre a estos equipos y cómo logran balancear una señal.

“Estoy muy contento de estar aquí; para Radial y para mí es muy importante estar en México, ya que podemos exponer las ventajas y beneficios que ofrecen nuestra gama de equipos. Es algo curioso, ya que nos hemos encontrado con que los músicos que más usan cajas son los experimentados y profesionales, y no así los que están comenzando. Estos equipos están al alcance de todos y no debemos esperar hasta ser un monstruo de la música para ocuparlos”, comenta Steve.

El motivo principal para usar una caja directa radica en la capacidad para transformar una señal de entrada no balanceada en una señal de salida balanceada. En la conferencia se expuso el ejemplo de cuando se toca en un escenario. Una caja directa es de gran ayuda para mantener una constante en la señal en instrumentos como la guitarra, el bajo y el teclado, sobre todo en casos en los que hay grandes longitudes de cable.

Otro tema que se destacó fue que pocos artistas o ingenieros se preocupan por elegir correctamente una caja directa (DI), ya que, según argumentaron en su mayor parte, simplemente conectan su señal a uno de estos dispositivos y asumen que su sonido aparecerá mágicamente en el sistema de PA o grabación sin ningún problema.

“De lo que no se dan cuenta, es de que al interior de estos equipos se encuentran transformadores de aislamiento pasivos o amplificadores activos, los cuales son los motores que hacen el trabajo. Una caja directa es, en esencia, un dispositivo que permite que un instrumento como un bajo o una  computadora portátil se conecte a un PA lejano o un sistema de grabación. Estas fuentes de alta impedancia y desbalanceadas están limitadas a un cable de hasta ocho metros antes de que el ruido se cuele; la carga de un cable de cien metros puede afectar seriamente el tono del instrumento. Las cajas de inyección directa se utilizan para balancear la señal frente a campos magnéticos y disminuir la impedancia para permitir largas distancias de cable sin pérdida”, finaliza el especialista.

La conferencia tuvo un sentido constructivo e integral en el que tanto estudiantes y el especialista resolvieron diversas dudas. Por muchas más sesiones como éstas.