Con tres conciertos consecutivos en el Foro Sol de la Ciudad de México, donde se reunieron más de 120 mil personas, la banda Panteón Rococó pudo al fin celebrar sus 25 años de trayectoria con su público. El show, una ofrenda musical con invitados especiales dedicada a los que partieron en este duro periodo de crisis sanitaria, contó con un planteamiento sonoro que logró enfatizar la relevancia del espectáculo para una banda nacional, en el desafiante recinto de la capital mexicana.

Tiempo y paciencia, preproducción

Pactado para realizarse a mediados de mayo de 2020, esta serie de conciertos de festejo debió postergarse por el encierro y paro de actividades que implicó el confinamiento sanitario en nuestro país. No obstante, el trabajo previo para cumplir aquellas fechas, marcó la pauta para lo que se haría tras darse luz verde en diciembre del año pasado, como comparte Óscar Gamas, ingeniero de sistemas y proveedor de las consolas para la ocasión, a través de SONAPSYS Audio (División de renta de Sonotribe):

“Todo demandaba mucho control, tanto de la parte técnica como para el público, por el nuevo protocolo sanitario que se iba a aplicar. Yo venía realizando el trabajo de sistemas para el grupo, así que pude construir a través del tiempo y los resultados técnicos un servicio de proveedor y me tocó llevar las consolas de sala: Midas Heritage-D y la Pro2C para la grabación. Lo que empezó como un servicio de backup acabó como uno de sonido principal y grabación, al punto que fue el debut de la consola, porque es la primera vez que se utiliza ésta en un show de este tamaño a nivel mundial -se han hecho arenas y cosas con giras, pero no algo tan grande- y nos tuvimos que preparar para que eso estuviera perfecto, con backup del backup, multi redundancia por todos lados y afinar todos los detalles como tal”.

“El Foro Sol es un lugar donde hemos gozado en conciertos y llegan los grandes nombres, pero esta vez era muy especial para el grupo, porque era la primera banda de rock mexicana que lo llenaba tres veces; era una celebración que se transformó en un concepto llamado “Ofrenda”, por todos los que ya no están. Se retomaron muchas ideas y todo el trabajo de la producción para mostrar ese estado de ánimo que quería compartir la banda con el público. De nuestro lado, en audio, ese fue el trabajo: creérsela porque estábamos representando un staff de tu país, al mismo nivel que el de los grandes nombres y, si se podía hacer mejor, se haría. Creo que llegamos a eso a raíz del trabajo de preproducción que se armó”.

Balance sonoro en un recinto desafiante

Con este escenario, un foro para 60 mil personas por noche, una de las claves fue administrar los recursos y planear -desde la perspectiva de la audiencia y lo que se vendió de boletaje-, las posiciones tradicionales de equipo, como las torres de delay, y cómo lograr una mejor geometría en el arco de éstas, considerando otra distancia para aprovechar el PA principal y tener el montaje ideal:

“Se hizo una gran labor con la gente de PRG; de entrada planteamos la necesidad de ir más allá de las cuatro torres de delay que suele haber en el recinto y solicitamos cinco; eso fue una cuestión técnica como tal de coberturas y de integración con el sistema principal, sobre todo con las zonas más lejanas. En mi perspectiva de ingeniero de sistemas voy tomando nota y en experiencias pasadas, sabía que eso podía ser una gran solución. Otro tema fueron las consolas, el manejo del backup, las señales redundantes, protocolos en digital como el AES50 de las consolas en Midas y Dante que usamos para la grabación”, explica Óscar Gamas.

“Fue un PA grande -con 247 altavoces-; se colgaron los subs en cardioide para limpiar el escenario y tener esa proyección de baja frecuencia al final del foro, obviamente balanceamos las cosas, hubo una línea de subs pequeña para la parte frontal con tratamiento de delay para abrir en arco; se tomaron detalles de todo eso y se hizo un balance en las áreas para tener transición entre sistemas y que todo estuviera lo más claro posible y con el impacto adecuado. Esos detalles en balance se tomaron como prioridad. Nos llegaron a decir que para qué tanto equipo, pero fue una cuestión de balance en todo el lugar y no de  tener una fuente más que la otra: había que balancear mucho las cosas y esa fue la razón de tener tales cantidades de equipo”.

“Me ha tocado como público estar en las gradas y no sentir el impacto que se debe, así que mi ajuste de sistemas fue con SMAART, del que conozco la metodología y también la de otros sistemas ya integrados y cómo operan, como lo que ofrece L-Acoustics. A partir de eso sé que se pueden partir todavía más esos protocolos y procedimientos, hacerlos más detallados. Hice mediciones multicanal tanto eléctricas como acústicas con mis micrófonos inalámbricos especializados, los Lectrosonics TM400, hice una serie de mediciones con ruido rosa y con música, sin interferir con los demás. Realicé un proceso de ecualización en silencio de todas las particiones que hice del sistema, saqué una gráfica de esas ecualizaciones que decidí y luego la comparé otra vez acústicamente, en ciertos puntos de medición, corroborando qué iba quedando o qué detalles modificaba. Hay que hacer un balance para lograr el detalle, porque al final tienes un equipo de millones de dólares y a eso tiene que sacársele hasta el último decibel, de la mejor manera y en el mejor provecho del grupo y de la gente”.

“Con eso pudimos tener uniformidad en las zonas de pista y de las gradas que, lo más importante que se habló con el grupo, fue cumplir la promesa de vivir la misma experiencia que hay en la pista, cercana al escenario y equipo, porque en recintos como éste hay una experiencia muy diferente entre el público que recibe el concierto en la pista y el que lo percibe en las gradas, por cuestión de la baja frecuencia, la inteligibilidad, el clima y factores de temperatura y demás”, recuerda Óscar.

“El grupo y el equipo de management estuvieron muy al pendiente de eso desde el montaje hasta las pruebas; en el sound:check, gracias al gran trabajo de RF que se hizo, hubo la posibilidad de salir bastante lejos del estadio a escuchar atrás de las torres de delay o la reverberación que se hace en la esquina del estadio y ver cómo estaba la situación. Se pudo visualizar un poco más lo que iba a pasar con el público y tomar nuevas decisiones de detalles como en la ecualización. Ese involucramiento ya particular de tener al músico ahí cantando y los instrumentos sonando como deben ya en sitio, nos dejó afinar los detalles que creo hicieron la diferencia; no quedarse tan de libro y usar la experiencia. Llegar al sitio y hacer las cosas, no quedarse tampoco solo con las computadoras, porque éstas capturan datos como tal y al final, debe haber una sensibilidad con el músico y lo que va a escuchar la gente”.

Audio potente que emocione

Con el sistema calibrado, la tarea en sala por parte de Édgar “Nico” Morales fue sacar provecho de la captura de los ensayos y ahondar más en las prestaciones de la consola Midas Heritage-D:

“Cuando nos dieron luz verde con las fechas otra vez, retomamos lo que habíamos trabajado Óscar Gamas (sistemas), Roberto Barillas (back up y grabación de audio del show) y yo. El calendario se llenó de ensayos y salieron juntas de pre producción con la gente extra que apoyó en este evento. En nuestro caso ya teníamos muy hecha la plancha de la propuesta sonora y fue retomarla, conectar los puntos ya con la gente de PRG por parte de OCESA para ver los equipos. Fueron dos meses y medio máximo de un trabajo fluido y excelente donde logramos hacer en conjunto lo que queríamos y se propuso”.

“Los músicos retomaron ensayos y se hicieron varios ya con microfonía y algunos cosas que usamos en el Foro Sol. En el recinto estuvimos desde el domingo previo al primer concierto para montaje; se armó un escenario a piso en la zona de prensa donde se ensayó con todo el equipo y yo tuve otra punta del snake para montar todo lo de sala que íbamos a recibir, así que cuando ya pasamos al foro y a nuestro punto de FOH se volvió a probar, hacer linecheck, sonar y se hizo un pequeño ensayo con 4 o 5 canciones. Armamos un ensayo general e hicimos chequeos internos todos los involucrados. El viernes y sábado se dedicó a pruebas de audio con los invitados, se les daban indicaciones y ya dejamos todo más pulido”.

El punto de partida para el planteamiento en mezcla -además de los casi siete años de sonorizar a la banda-,  fue conocer el setlist para la ocasión y los invitados convocados. Nico trabajó con la consola Midas Heritage-D y así describe su labor:

“Lo que hice fue prevenir los canales de invitados, ver cuáles eran simultáneos y así tener los micrófonos debidos. Al principio eran ocho, pero ya contra el setlist lo logramos apretar y quedó en cuatro para los invitados. Desde hace un par de años estamos usando las consolas Midas con la banda cuando es posible. Normalmente traemos 48 canales y en este show se fue a 72, entre invitados y más instrumentos. Se grabó el concierto en multi track con otra consola y yo ajusté un input list a 56 canales, quitando algunos elementos y dejando otras cosas en mono. Gracias a los stage racks, que tienen un split digital, pudimos obtener la señal en ambas consolas de forma simultánea y tener un respaldo en todo momento. Esta consola tiene muchísimo rango, ya no hablamos de potencia, sino de rango en cuestión de cómo se sentía lo que oía porque ambas consolas son excelentes; incluso comparten el mismo stage box”.

“Todo lo que trae integrado la consola en cuestión de periféricos funciona muy bien; hay mucha dedicación en el sonido y lo puedes explotar en un PA tan grande como el que hubo. Se agregó un rack de periferia con cosas análogas, algunas de ellas también conectadas por AES3 digitalmente, para no perder esa calidad. Yo estuve dos días a full metido con la escena, canal por canal, armando todo el tratamiento que se le iba a dar, haciendo mi radiografía de la escena, el armado y llamado de mis grupos y cómo lo voy ruteando para ubicar bien y saber cómo funciona”.

“En microfonía, además del apoyo que se tiene con Shure, tenemos un input list con base en mi gusto auditivo y en lo que me funciona. Hubo Sennheiser en los toms y percusiones, en timbales puse Beyerdynamic; Shure en bombo, coros y voces y en metales, DPA. Todo lo inalámbrico se gestionó con Shure por Axient Digital. Dr. Shenka (el cantante de Panteón Rococó), usa un Shure Beta 58 inalámbrico Axient y un Super 55, negro. Tiene unas bases especiales y donde quedó el 55, es una base con una cadena que sube en espiral y por el centro trae un tubo de acrílico con LEDs que se prenden con un pedal. En la base, que llamábamos basculante, va un resorte muy grande, que es como una lengüeta que se pisas y hace lanzar al micrófono inalámbrico; es el que usa en las canciones movidas. Las hizo Marco Rojas, quien se puso a armar eso en el tiempo que no podíamos tocar. Hubo un par de canciones donde Dr. Shenka cantó con los dos micrófonos y fue un buen reto igualar la voz, que estuviera con el inalámbrico y al llegar a la otra posición, tomara el Shure Super 55 y cantara sin que se percibieran cambios en su voz”, señala Edgar.

“Aquí el reto fue no volverme loco y hacer lo que sabemos. El show creció en calidad al tener esta consola y más recursos para el estadio -porque eso es el Foro Sol-, y confiamos en la experiencia de 25 años que ya tenemos, porque conocemos a la banda y sabemos cuáles son los momentos que marcan las canciones. Yo mezclo con base en eso y busco que no se pierdan las intenciones. Me apoyé en todo momento con Óscar, tuvimos mucho headroom por explotar y se sintió cómo la mezcla se compactaba y amarraba mejor. Siempre tuvimos un vaivén de ideas y pudimos replicar y mejorar”.

En colaboración para el registro de esta memorable ocasión en audio estuvo Roberto Barillas, quien brinda soporte técnico para Midas y es colaborador de Distribuidora Gonher como representante de la marca y el conglomerado de Music Tribe en México:

“Fue la primera vez que utilizamos la consola Midas Heritage-D en un evento tan grande y complejo. Toda la configuración partió de la consola principal y en todos los puntos de la cadena íbamos usando un back up o spare. Teníamos la Heritage-D y una Pro2C más los stage boxes de Midas, unos DL231 como splitter digital con distintos convertidores y preamplificadores para que las ganancias se manejaran independientes y eso fue  fundamental en el proceso de grabación, porque cada una de las consolas tenía una distinta ganancia para grabar y usar Dante para transmitir al sistema de grabación. Usamos una red de Dante sofisticada con una tarjeta Focusrite PCI de 128 canales que recibía la grabación principal y teníamos la otra independiente; digamos que teníamos la cuenta de canales completa y en la otra era reducida con los backups de las cosas más importantes y elementales que pudieran surgir durante el evento”.

“Esta consola tiene un preamplificador que suena increíble, con muchísimo headroom, y ese es el punto de partida para todo: tanto la mezcla de sala como lo que se registró para la grabación vienen del mismo preamplificador. Nico pudo customizar como él quiso la mesa -cómo quería tener sus snapshots, los accesos y envíos-, y además usar muchas de las características de la mesa, que ayudan a la creatividad, como los procesadores internos, ecualizadores y efectos y atender los requerimientos máximo de canales porque fueron muchísimos. También usamos procesadores de hardware externo que se pasaron a todo el sistema de grabación, porque tuvimos que decidir usar algo más sofisticado para recibir toda esa cuenta de canales y optamos por Dante mediante esta tarjeta de Focusrite que recibe hasta 128 canales; lo que estaba transmitiendo era de unas tarjetas Klark Teknik que van directamente a la consola”.

“Hicimos un gran equipo: Óscar hizo un excelente trabajo en sistemas, la mezcla de Nico que ya conoce muy bien a la banda porque ha girado con ellos muchísimo tiempo y sabe cómo tienen que sonar y las herramientas que tenía se maximizaron; la parte de la grabación fue sumamente importante y todo fue muy limpio, salió increíble”.

Que los nuevos protocolos sumen

“Este show nos exigió que, si bien había la oportunidad de regresar, hiciéramos lo mejor de nosotros para que eso quedara al nivel que siempre habíamos gozado y visto. OCESA, junto con Live Nation, han implementado bien los protocolos sanitarios con lo aprendido de las bandas y shows en Estados Unidos. Hubo una colaboración enorme de todos; se tuvo un espíritu de colaboración y eso dejó claro que esto es un trabajo en equipo y no se podría hacer sin las áreas y las personas que se requieren ahí”. 

“Esta vez fue una banda mexicana la que hizo un sold out en uno de los recintos más importantes que hay en América Latina y todo fue hecho por mexicanos; lo podemos hacer a esta magnitud o más allá, de excelente forma. No hay dudas, sabemos hacer las cosas y también hay que creérsela y sí emociona porque hemos estado ahí en distintas ocasiones, pero no es lo mismo hacerlo para una banda en concreto; eso se dimensionó y lo gozamos más por todo lo que ha pasado. No fue un show más, fue una celebración y por eso tanto detalle”, concluye orgulloso Óscar Gamas. Y tiene razón en estarlo, indudablemente.

Entrevistas: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco

Equipo de audio en sala (Proveedor SONAPSYS Audio)

  • (01) Midas Heritage-D96 -TP w/Dante Cards
  • (01) Midas Pro2C – TP
  • (03) Midas DL-231 Audio System Input Splitter
  • (01) Midas DL-251 Audio System I/O
  • (02) Empirical Labs Distressors EL8X
  • (01) Midas XL-48 Preamp @ 96kHz – AES3
  • (01) Waves Maxx BCL @ 96kHz- AES3
  • (01) Lexicon PCM 92 @ 96kHz- AES3
  • (02) Yamaha SPX-2000 @96kHz – AES3
  • (01) Focusrite RedNet D16R @96kHz – AES3
  • (01) Focusrite RedNet PCIe Dante Card @96kHz
  • (01) KT-DN9650 – Dante Card @ 96kHz
  • (01) KT-DN9680 – AES50 Exteder Optical/Cooper
  • (01) Smaart v8 Multi-Channel
  • (02) IsemCon EMX-7150 Mics
  • (02) Lectrosonics TM400 Wireless System
  • (01) Tower Mac Pro
  • (01) Liknsys Gigabit switch

Crew Audio Panteón Rococó

  • Ingeniero FOH: Edgar Morales
  • Ingeniero de sistemas: Oscar Gamas
  • Ingeniero de monitores: Carlos Sierra
  • Ingeniero de Grabación – Roberto Barillas
  • Coordinador de RF: Miguel Moncada

P.A. Panteón Rococó en el Foro Sol

  • (Proveedor PRG México)
  • (92) Altavoces L-Acoustics K1, (24) K2
  • (56) Subwoofers L-Acoustics KS28, (06) K1SB, (16) SB28
  • (30) Altavoces L-Acoustics KARA, (14) V-DOSC +, (03) dV-DOSC, (06) ARCS   
  • L-Acoustics NETWORK Manager (Red de control) w/ L-A 12X Amps.