Se cree que la palabra ónix viene del término griego onychion, y para diversas culturas significa una piedra con múltiples poderes, principalmente el de purificar el espacio y las personas que la portan. De color negro profundo como la noche, este mineral sirvió de inspiración cuando un grupo de inversionistas decidió tomar el camino del entretenimiento para brindar a la ciudad de Tijuana un recinto de clase mundial, donde lo mismo pudiera disfrutarse de una noche de música y baile, hasta conciertos de todo tipo de grupos. Así comienza la historia de Onixeus, que hoy es una realidad en una de las ciudades mexicanas fronterizas más famosas.

A partir del proyecto de establecer un bar para 500 personas, el ahora gerente técnico y DJ residente de Onixeus, Raul García “Rulas”, fue invitado por Édgar Cervantes, miembro del staff, con quien obtuvo información sobre otro local mucho más grande, mismo que fue adquirido por el corporativo Onixeus tiempo después. Se trataba del edificio que había sido anteriormente la discoteca Baby Rock, y así, comenzó la remodelación del lugar, en donde el nuevo objetivo era hacer el club más innovador del noroeste de México y sur de California, para lo que se incorporó el arquitecto Sergio Chaparro.

El reto no era menor. “De manera muy concreta y sencilla, puedo decir que los pasos fueron los siguientes: después de iniciada la remodelación, empezó la instalación del decorado y acabados del nuevo concepto del lugar, que tenía que ser muy contundente para que la gente sintiera que estaba en una discoteca completamente diferente. Finalmente se instalaron los equipos, empezando por la iluminación en barras, contra-barras y zona VIP. Para cerrar con el proyecto se instaló el audio y las pantallas de video”, explica Raúl.

“El diseño del equipo sonoro”, continúa, “quedó en manos de Representaciones de Audio, con el apoyo de Alejandro Peralta. El sistema final fue NEXO y consistió en un sistema lineal. Parte de la iluminación fue diseñada por el ingeniero Ricardo Flores, que en concreto consistió en un arreglo central de LEDs montados en una estructura muy innovadora de forma circular, que asemeja una araña, y que está controlada por una interfaz Madrix. Para el sistema de video hicimos un viaje hasta China para seleccionar los sistemas más nuevos en el mercado; lo seleccionamos tomando en cuenta su desempeño. Fue así como contamos con una videopantalla P10 y una videopista, todo en un sistema de alta definición”.

“En Onixeus también se decidió contar con un láser de cinco megawatts y una disco ball igualmente de láser, al centro de la estructura central de LEDs. La iluminación que al final quedó consta de luminarias Elation Beam Spot 5R y Elation Platinum Spot 5R, por la relación costo beneficio que ofrece la marca. La fachada también cuenta con pixeles de LED RGB, que consta de un arreglo de 1008 pixeles, controlado también por Matrix y que igualmente diseñó el ingeniero Ricardo Flores, para que Onixeus ofreciera una vista espectacular”, comenta el encargado técnico.

En cuanto al audio, Raúl García estuvo en estrecha comunicación con el personal de Representaciones de Audio, concretamente con el ingeniero Alejandro Peralta, del Grupo Especial de Aplicaciones de la empresa, para brindar los equipos y su instalación. “El audio se instaló en dos días y se agregó uno más para el ajuste y alineamiento. El sistema cubre excelentemente el recinto, los dueños comentan que superó ampliamente sus expectativas. De manera personal puedo comentar que ofrece una dinámica y un nivel de presión sonora impresionante. Como DJ y encargado técnico general de la discoteca es un placer hacer sonar el sistema y textualmente hacer vibrar a la gente”.

Por supuesto, hubo situaciones que debieron resolverse cuidadosamente: “Esto fue definitivamente la fachada, ya que todo fue diseñado y creado específicamente para el lugar. La instalación de 1008 pixeles y soldarlos uno por uno fue una tarea complicada. Se resolvió sin duda con trabajo en equipo.

La exactitud del cálculo
Mr. Disco. El ingeniero Ricardo Flores es el diseñador decano en la industria de la noche. Empezó trabajando en lo que fue el primer amplificador de transistores nacional, iluminó al Ballet Folclórico de México en Bellas Artes, donde aprovechó la oportunidad para estudiar con la gente que venía contratada desde Nueva York en sus giras foráneas.

Después se mudó a Acapulco. Trabajó en la instalación del sistema de video en el Centro de Convenciones de la ciudad. Durante sus ratos libres, Ricardo se relacionó con el medio discotequero de la bahía. En 1976, entregó su primera creación: Le Jardain. Al año siguiente, el Baby´O. Pasados 12 meses, ya era una celebridad.

Cuando lo invitaron a diseñar la iluminación de Onixeus, los nuevos dueños del edificio ya habían resuelto el proyecto arquitectónico: “La infraestructura sigue siendo maravillosa”, reflexiona Ricardo; “y para cambiar de alguna manera la percepción de los visitantes, decidimos crear una araña gigantesca, que cubriera todo el techo; sin embargo, para aclarar las dudas que pudieran surgir, hicimos planos y especificaciones. Finalmente, la estructura se realizó en aluminio”.

Once metros de diámetro y 1.20 metros de peralte (elevación de la parte exterior de una curva en relación con la interior). “Es una araña en 3D”, explica Ricardo; “dibujamos la discoteca y pudimos ver diferentes posiciones, como si fuera una fotografía, pero aunque hagamos una animación de la araña con las luces, definitivamente no es lo mismo que estando dentro de Onixeus y ver todos los efectos que hace. Los efectos son muy importantes”.

La discoteca puede alojar sin problema a dos mil personas. El interior tiene 14 metros de cielo, razón suficiente para instalar una estructura de forma arácnida. “Tenía que hacerse algo masivo”, explica Ricardo Flores; “actualmente es difícil impresionar a los muchachos que van a divertirse, porque ya pueden conocer las mejores dicotecas del mundo desde su teléfono. Eso nos llevó a hacer cosas diferentes”.
La araña en el techo de Onixeus es originaria de Jalisco. “Creo que algunos de los mejores artesanos de México están en Guadalajara; hay gente increíble”, reconoce Ricardo. “Contraté un rolador para que trabajara tubos de aluminio de dos pulgadas de diámetro. Fue la parte más difícil: que todos quedaran exactamente iguales, con la misma curvatura y largo, y había sólo dos formas de hacerlo: soldado o atornillado. La araña es 100 por ciento atornillable”.

En otro taller se hizo el núcleo. “Los rellenos se hicieron con un alma de plástico rígido que se utiliza para hacer engranes y se metieron en el extremo de los tubos para que al atornillarse, tuvieran fuerza de acero”, previno Ricardo”. Después se hicieron pruebas en Guadalajara: “Se armó totalmente, como si se fuera a colocar allá; se marcaron todas las piezas y dónde iban. Se numeraron como rompecabezas”.

“Llegamos con el rompecabezas a la discoteca a Tijuana”, relata Ricardo; “la araña estaba bien lograda, no tenía nada de soldadura y ya se había armado una vez”, expone tranquilo. “Fueron 115 kilogramos de patas y 280 de cuerpo. “Estamos hablando de 400 kilogramos de aluminio, que la verdad no es mucho para sus dimensones. Es ligera, comparada con las estructuras anteriores, que llegaban a las dos toneladas”.

Pieza central. “La araña es curva y necesitaba una tensión, entonces, sobre los tensores pusimos los tubos de La Galaxia y tienen otro efecto, porque no están horizontales, sino diagonales. Van siguiendo las barras de la araña. Dentro de los brazos, coloqué los tubos en zig-zag”, explica Ricardo, “para que cuando los encienda parezca que camina”.

El experto complementó su obra con pantallas de LEDs, iluminación automatizada y un videopiso. “Las luces son espectaculares; se hicieron modificaciones en la cabina y hay una nueva forma de conectar los equipos. Ahora se controlan las pantallas desde la consola de audio mediante lenguaje MIDI. El sistema es tan avanzado, que se puede manejar mediante un iPad y mientras el VJ anda por la discoteca, pueden manejar las luces. Le añade dinámica”.

En los niveles donde existe plafón; “se mandaron hacer unos washes de LEDs, para que tuvieran la misma ambientación en área de mesas”, sorprende Ricardo. “Cuando llegas al lugar, puedes tener el color y nivel de iluminación que quieras. También se controla desde la cabina”.

Es un todo. “En la fachada sugerí un diseño e instalamos pixeles. Se colocó una cortina a cada 50 centímetros vertical y a cada 60 horizontal. Toda la fachada enciende, concluye Ricardo Flores, “y por lo que he podido experimentar, lo que recomiendo es que nunca hagan cosas en las que cada quien vaya por su lado: tienen que ser integradas”.

Detalles sonoros
Alejandro Peralta, especialista de la marca Nexo en Representaciones de Audio, tuvo a bien estar al pendiente en todo momento de los requerimientos sonoros de Onixeus. Su participación en el proyecto fue a través de Ricardo Flores, para diseñar el sistema de audio principal de la discoteca, además del diseño técnico para los eventos en vivo a realizarse, lo que incluyó microfonía alámbrica e inalámbrica, sistemas de monitoreo personal y la mezcladora de sala.

“Las necesidades del equipo para el lugar eran funcionar con una dualidad difícil de cubrir: operar como discoteca y como centro de espectáculos en vivo. El lugar es bastante grande y tiene tres niveles, por lo que el sistema principal debía cubrir todo el espacio físico con características de presión sonora y respuesta en frecuencia muy parecidas”, inicia Alejandro.

Los equipos fueron seleccionados entendiendo la necesidad específica del lugar. “Primeramente, se necesitaba un sistema de audio principal que pudiera cubrir la geometría del lugar de manera correcta y con un nivel de presión sonora para funcionar como centro nocturno. A la vez, el mismo sistema necesitaba ser funcional para recibir artistas en el escenario, que pueden ser ser desde DJs hasta bandas musicales. De esa forma se decidió recomendar un sistema NEXO GeoS12, que por las características acústicas que tiene y la opción de poder usar un sistema de rigging para instalación fija, era la mejor opción. El complemento del sistema son los subwoofers RS18, que proporcionan el mejor desempeño para aplicaciones de discoteca y audio en vivo”, continúa Alejandro.

“Por otra parte, el equipo de complemento para la función dual del recinto fue determinada por equipos populares en el ámbito musical, como la gama de microfonía alámbrica, que incluye micrófonos de las series SM, Beta y KSM, así como micrófonía inalámbrica de la línea UHF-R y sistemas de monitoreo personal PSM900, todos de Shure. El complemento para los eventos en vivo es una mezcladora Yamaha M7CL48-ES con un snake digital con tres Stage Box SB168-ES. Se decidió seleccionar esta mezcladora gracias a que funciona con el protocolo digital de audio Ethersound, que ayuda a que cuando haya un evento, la mezcladora se ponga en el punto de mezcla y se enlace al escenario usando un solo cable de red, por medio de una terminal puesta de manera fija en este punto. Cuando no hay evento en vivo, la mezcladora se quita y ese espacio es para mesas. Hacer funcionar la mezcladora por medio de este enlace digital es extremadamente rápido y sólo toma un minuto, a diferencia de si usáramos solamente audio analógico”.

Alejandro complementa: “Los Stage Box de la M7CL48-ES, la micrófonía inalámbrica y los PSM900 están instalados en un solo rack móvil que se pone o quita según el evento, mientras que la micrófonía alámbrica está contenida en una maleta Pelican, diseñada específicamente por Shure México para cubrir prácticamente cualquier aplicación de audio en vivo, además de que con ella hay una mejor administración del equipo.

“Después que se absorbieron todas las necesidades y aplicaciones que querían abarcarse en el recinto”, prosigue Alejandro, “se pidieron los planos del lugar para hacer una simulación acústica del sistema que se proponía. En este caso específico se usó el software de predicción acústico NS-1 de NEXO, mientras que para el alineamiento se usó el SMAART Live”.
Figura 1

“Después de hacer el análisis acústico por medio del NS-1 se realizó una presentación a la gente de la discoteca. El sistema presentado quedó así: ocho altavoces GeoS12 de sistema principal por lado (seis GeoS1210 y 2 GeoS1230), tres gabinetes GeoS12 como outfill por lado (GeoS1230), seis subwoofers RS18 en arreglo al centro para tener una radiación sin interferencias, tres controladores NXAMP 4×4 para el procesamiento y amplificación del sistema completo, y la opción de rigging completo de GeoS12 para instalación fija”.

Ahondemos en la instalación del sistema sonoro: “Los altavoces GeoS12 ofrecen una capacidad de manejo de presión sonora adecuada para el recinto, además de ofrecer una coherencia en la respuesta en frecuencia notable. Además de sus características acústicas, el GeoS12 se instaló con herrajes especialmente diseñados para aplicaciones fijas, que permiten bajar considerablemente el costo del sistema, además que ofrece una estética formidable al arreglo. En el caso del RS18, puede tener una radiación omnidireccional o cardioide con sólo modificar su procesamiento, lo que lo hace una caja muy versátil. En el caso de Onixeus, el arreglo está al centro y la radiación es omnidireccional, con lo que se logró una dispersión uniforme de los graves sin interferencias por todo el recinto”.

“Posteriormente, y entendiendo el tipo de eventos que la discoteca recibiría, lo que siguió fue entender cómo querían que el recinto funcionara. Debido a esto se decidió utilizar un procesador Biamp Nexia CS para poder generar tres diferentes escenas, dependiendo de la aplicación. Estas escenas modifican parámetros de ecualización, nivel y ruteo de señales de manera sencilla por medio de un control físico denominado Select 8. Las escenas tienen función directa con el tipo de evento a manejar y son: DJ en cabina, Audio en vivo y DJ en escenario. Gracias al procesador es posible fusionar la mezcladora de sala con el DJ sin necesidad de tender demasiado cableado, mientras que por medio del Select 8 se habilitan entradas que permiten, por medio de dos cables, “parchar” las entradas que se necesitan según el evento”, comenta Alejandro.

Posteriormente empezaron a realizarse y definirse los detalles de la instalación de los equipos, que incluyeron posiciones y pesos de los arreglos NEXO, características eléctricas, definición de ducterías y de lugares a ubicar de equipos de electrónica, cableado y demás. Para esto se usó, como en muchos proyectos, AutoCAD.
Como en todo proyecto, hubo situaciones que sortear en Onixeus, como expresa el mismo Alejandro: “Instalar el arreglo fue de mucho cuidado, ya que no debíamos rebasar los límites físicos de los elementos que faltaban, además de hacer un cálculo correcto del peso de los arreglos NEXO para no exceder la carga mecánica de la estructura. Se trataba, además de los arreglos, de la araña del ingeniero Ricardo Flores y detalles adicionales. Todo se resolvió con comunicación entre las partes involucradas, porque el trabajo fue hecho realmente en equipo. El uso del AutoCAD en este caso específico fue primordial para poder hacer todo con exactitud, además que el análisis de mecánica de NEXO que se encuentra en el software NS-1 fue decisivo en este aspecto, ya que ahí pudimos definir detalles como el peso de cada arreglo y la altura”.

El responsable del montaje del audio por parte de Representaciones de Audio concluye: “Otra cuestión de cuidado fue también la definición de la alimentación eléctrica del sistema, ya que se requiere de bastante energía para que funcione correctamente. Sin embargo, todo se resolvió nuevamente con comunicación y por medio de diagramas de AutoCAD. Sin duda en proyectos como estos es importantísimo definir hasta los detalles más sencillos y llevar una bitácora del mismo”.

La noche en Tijuana siempre ha sido inspiración para habitantes y turistas; desde el visitante fronterizo que llega desde California hasta quienes han permanecido en la ciudad toda su vida y buscan distintas formas de entretenerse. Onixeus ha llegado para cubrir las más altas expectativas de todos ellos.