Es principio de año y para comenzarlo con más opciones tanto para estudio como para en los escenarios, la firma estadounidense ha lanzado hace algunas semanas adiciones a su famosa serie Beta, para instrumentos y aplicaciones concretas como batería. Con la línea se abre una opción más para los usuarios que cada vez buscan una optimización del espacio en los escenarios y un sonido claro que realmente refleje lo que el músico está interpretando. Como es costumbre, Shure no se duerme en sus laureles y lanza estas innovaciones que seguramente serán bien aprovechadas. Comencemos con el vistazo.

Beta 181 para instrumentos
Para una colocación discreta y mejor control tanto en vivo como en el estudio, este micrófono es ultra compacto de condensador y captación lateral y se trata del primer transductor alámbrico de Shure para actuación en vivo que cuenta con cápsulas de patrón polar intercambiables –cardioide, supercardioide, omnidireccional y bidireccional– para ofrecer mayor versatilidad en los escenarios actuales. Además de estas bondades, el Beta 181 tiene un diseño de diafragma pequeño que es capaz de proveer un audio superior con respuestas polares consistentes, todo en su tamaño compacto, lo suficiente para acercarse a la fuente lo más posible en las condiciones más estrechas.

Al igual que los demás micrófonos en la serie Beta, el Beta 181 cuenta con reproducción de sonido superior, bajo ruido y alta ganancia antes de la retroalimentación. Está disponible en cuatro diferentes variaciones: Beta 181/C (cardioide), Beta 181/S (supercardioide), Beta 181/O (omnidireccional), y Beta 181/BI (bidireccional). Sus cápsulas de reemplazo también están disponibles en cuatro variaciones: RPM181/C (cardioide), RPM181/S (supercardioide), RPM181/O (omnidireccional), RPM181/BI (bidireccional). El preamplificador Beta 181 también estará disponible por separado.

 
 
Beta 27 para refuerzo de sonido y estudios de grabación
Con la capacidad de funcionar de manera óptima en ambos ambientes, el Beta 27 cuenta con respuesta en frecuencia plana y bajo ruido propio. Su patrón polar supercardioide asegura control de ganancia y aislamiento máximo de otras fuentes de sonido; entre sus usos recomendados están voces en estudio, conjuntos vocales, piano, órgano, instrumentos de viento, metales, cuerdas en orquestas, bajo acústico, platillos, percusiones y guitarra acústica. Está hecho a la medida para una respuesta transitoria superior, con un diafragma Mylar ® de una pulgada de polarización externa, ultradelgado en capas de oro de 24 quilates.

 

Para reducir el ruido de fondo no deseado o para contrarrestar el efecto de proximidad y obtener tonos graves consistentes y extendidos, el Beta 27 cuenta con un filtro de baja frecuencia seleccionable de tres posiciones.

Gracias a su atenuador seleccionable de -15 dBs, el micrófono maneja altos niveles de presión sonora (SPL) con facilidad e integra además componentes electrónicos de alta calidad y conectores con chapa de oro internos y externos. Su filtro interno con tres capas independientes reduce el ruido del viento y de la respiración.

Micrófonos nuevos para batería Beta
Para reforzar la ya reconocida línea Beta para batería, las nuevas adiciones de Shure son el micrófono de superficie Beta 91A, el micrófono miniatura para instrumentos Beta 98A, y el micrófono miniatura para batería Beta 98AMP.

 

Primeramente, el Beta 91A es de condensador medio cardioide para bombo y aplicaciones de frecuencias bajas. Su nuevo diseño de cartucho provee una respuesta limpia y mucho más natural y gracias a su preamplificador integrado y conector XLR no requiere de hardware externo para maximizar su colocación; todo lo contrario, elimina el desorden de equipo innecesario sobre los escenarios. También incluye un interruptor de ecualizador para rango bajo y medio, mismo que ofrece una notable flexibilidad de tono.

Por su parte, el Beta 98A es un micrófono miniatura de condensador cardioide para refuerzo de sonido de instrumentos y grabaciones. El manejo de altos niveles de SPL hacen que el Beta 98A sea ideal para una variedad de instrumentos acústicos o amplificados, incluyendo batería, piano, instrumentos de viento y cuerdas. Su nuevo diseño de su cartucho integra un patrón polar cardioide completamente uniforme que produce una respuesta de frecuencia natural y se encuentra disponible tanto con soporte de cuello de ganso (Beta 98AD/C), como con soporte para pedestal (Beta 98A/C).

 
  Para concluir con las nuevas versiones de Beta, el 98AMP es una variación del Beta 98A que combina un nuevo cartucho con un cuello de ganso flexible y un preamplificador XLR integrado, además de que incluye el nuevo soporte universal para micrófono A75M, el cual permite su colocación en cualquier configuración de toms, tarolas u otros instrumentos de percusión, que brindan un mayor control y reducen la complejidad del montaje.