Formado por Denise Gutiérrez y Dr. Zupreeme, MexFutura es un dúo que surgió en 2016 y cuya colaboración tomó un par de años en asentarse para entregar su primer trabajo, “La Última Selva”, disco de 16 canciones que se ha ido presentando en paquetes de cuatro temas –a manera de EPs–, del cual se desprenden “Rasgar” y “Entre Restos”, canciones que dieron pie al uso del sonido inmersivo para el estreno de su video: un clip con los dos temas, producido por la Universidad de la Comunicación (dirección de Israel Ahumada y Argel Ahumada en la dirección de fotografía), y el diseño sonoro de Carolina Anton desde GoroGoro Estudio.

Desde el concepto del disco

En 2016, Denise estaba en una pausa con su banda Hello Seahorse! cuando conoció a Dr. Zupreeme: “Buscaba algo nuevo que me trajera un respiro y una experiencia distinta”, recuerda; “conocí a Zupreeme y me enseñó todo el material que no había sacado y decidimos hacer algo juntos. Nos tomó dos años tener este disco porque lo que queríamos era que la música se sintiera viva, sin máquinas. Ya que tuvimos las maquetas, invitamos a amigos y amigas de la escena que vinieron poco a poco a su home studio, a grabar guitarra, chelos, pianos y demás. Se fue armando poco a poco y así, en la parte de la mezcla y masterización, ya lo teníamos muy claro”.

La producción de “La Última Selva”, estuvo dirigida por el oído de Dr. Zupreeme y la intervención de gente como Mabe Fratti (multi-instrumentista y cantante guatemalteca), y Money Mark (Beastie Boys); la mezcla fue realizada por Peter Franco y la masterización por Cem Oral, con la participación activa de ambos en los distintos procesos, como relata la intérprete: “Gracias a la experiencia de quince años de estar con mi banda y grabar en diferentes estudios, he aprendido a involucrarme más allá de la composición o las voces, así que me gusta clavarme también en el sonido de lo que vamos a publicar. Esta vez, cuando tuvimos todo el material, decidimos dividirlo en cuatro EPs e irlo sacando poco a poco; luego hicimos la producción de un video largo, de dos canciones juntas, donde además incluimos el sonido inmersivo, que es una experiencia nueva también para nosotros”.

Un video distinto

El video de “Rasgar” y “Entre Restos” fue producido por la Universidad de la Comunicación, con cuyos directivos y alumnos la dupla ha hecho buena mancuerna, dejando en sus estudiantes la realización de otros videos, como el del tema “Balas Negras”: “Al ser una institución que tiene carreras como cine, tienen mucho material y un foro increíble, así que decidimos volver a hacer con ellos este video doble porque realmente ha sido muy grato trabajar con ellos, son muy profesionales y tratan siempre de involucrar a sus estudiantes, lo que a Zupreeme y a mí nos parece muy importante, porque finalmente son las personas que estarán en el futuro. Fue una producción in house con la universidad, que tuvo la dirección y la dirección de fotografía a cargo de dos de sus maestros: Argel e Israel Ahumada, dos chicos egresados del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), que dan clases allá”, detalla Denise.

El video estuvo listo en febrero, con la intención de estrenarse en primavera, pero fue la pandemia la que modificó el plan y dio paso a la posibilidad de explorar con el sonido inmersivo para un nuevo lanzamiento:  “Ya había hecho algo con Carolina Anton en sound:check Xpo del año pasado, donde tuvimos un showcase con Hello Seahorse! en el espacio de SoundGirls y que fue con sonido inmersivo. Llegó la pandemia y Zupreeme y yo nos dimos un tiempo porque nos pegó bastante como a todos en la industria, y después, platicando con Carolina (a quien ya conozco y sé lo profesional que es), salió el tema del sonido inmersivo y le pregunté si se podía meter éste en el video que ya habíamos grabado; ella se entusiasmó mucho y nos explicó que sí era posible hacerlo y le dimos toda la confianza. Creo que es un momento interesante para mezclar en sonido inmersivo y que realmente sobresalgan las cosas respecto a lo que ya teníamos publicado”, comparte Denise.

Vínculo de talento y sororidad

Hace una década, Denise participó en la gira del disco “Unplugged” de Zoé y ahí conoció a Carolina Anton —ella era ingeniera de sistemas—, y desde entonces se ha mantenido su interacción: “Cuando volvimos a encontrarnos le platiqué justo del interés que he tenido de hacer mezclas con sonido inmersivo y pues su proyecto siempre me ha parecido muy interesante con Hello Seahorse!; luego me habló de MexFutura y ahí empecé a involucrarme con ellos; les hice monitores poco antes del confinamiento y le empecé a platicar y mostrar cosas del sonido inmersivo. Se interesó porque Denise me ha parecido siempre muy innovadora, luego le gustó muchísimo a Zupreeme la idea y nos decidimos a hacerlo”, menciona Carolina.

Así surgió la relación de trabajo con MexFutura; luego, con el video hecho y la casualidad de que los directores fueran gente con la que Carolina ya también había coincidido en otras producciones cinematográficas, se inició el trabajo de conceptualización sonora que hicieron que este video tomara forma y sentido: “Me llegaron con el video hecho y yo hice el sonido contra la imagen; ese fue un reto”, apunta Carolina.

El diseño sonoro

Con la libertad para crear, Carolina tomó todo el tracking para armar desde cero los movimientos y atmósferas sónicas: “Es algo muy interesante, porque como ingeniera de sonido en la música no estás acostumbrado a mezclar contra imagen y lo que veo, lo que escucho y lo que siento debe tener coherencia. Fueron varios procesos: tuve que hacer todo el diseño sonoro de los elementos que aparecen y que no son parte de la canción”.

Con el uso de herramientas como la interfaz Clarett 4Pre de Focusrite, audífonos DT770 de Beyerdynamic, plug-ins de Waves y Pro Tools, Carolina trabajó el diseño: “Usé varios plug-ins mezclados para dar diferentes conceptos desde realidad virtual o en específico de formato inmersivo, nativo; utilicé Head Tracker de Waves, que es un sensor en los audífonos, para dar movimiento de lo que yo quería que se escuchara; plug-ins de Universal Audio y Shadowhills para masterizar, que lo hicimos en GoroGoro Estudio  —propiedad de Carolina—, porque no es lo mismo masterizar un formato estéreo a un formato inmersivo, donde hay más espacialidad”.

“Tardé como mes y medio entre recolectar toda la información, escuchando track por track; tuve contacto con amigas diseñadoras sonoras, tuve un coach de mezcla de cómo hacer el diseño sonoro para que fuera mucho más real, estuve en contacto con mixers de cine para entender todos estos movimiento y atmósferas para que fuera no sólo mezclar sino también sentir. No quise escuchar tanto la canción original porque ya me iba a hacer una idea de cómo iba a sonar, sólo lo hice para darme una idea del concepto del disco, pero era otra cosa totalmente diferente hacer el audio inmersivo para las dos canciones del video; no me podía guiar por la mezcla original, cuando lo que quería hacer era algo totalmente diferente. Fue curioso, porque la forma en la que me imaginaba el sonido era viendo el video sin sonido. El tracking lo puse plano y de esta manera ya escuchaba qué elementos poner. Por supuesto, siempre tuvimos retroalimentación para ajustar, y creo que todo el tiempo estuvimos muy conectados”.

Acerca de la masterización, Carolina detalla: “Tuve varias pláticas con masterizadores para lograr un buen resultado, que a su vez, como está pensado para plataformas digitales, necesitan cubrir ciertos estándares de loudness cada una por su lado. Lo mismo el render, en el que la plataforma indica qué formato usar, qué se necesita para que traduzca bien lo realizado en el estudio y se pueda escuchar en el teléfono; todas esas características se aterrizan también en la parte técnica, y se debe tener mucho cuidado para que llegue bien a todos. Creo que MexFutura se presta mucho, por el estilo de música que están tocando y creando, para este tipo de mezcla inmersiva y cuando podamos la presentaremos en vivo”.

Aprendizajes

Finalmente, para Carolina este proyecto fue un viaje que la hizo mucho más sensible sensorialmente y tuvo la satisfacción de sumar en un terreno aún sin explotar, como reflexiona: “Que mi trabajo y el de MexFutura se haya plasmado en un concepto audiovisual más allá del disco o una canción, enriqueció muchísimo todo. Me quedo con la exploración, creación y culminación de un proyecto”.

Para Denise, la satisfacción de vivir algo distinto en la música, ser audaces y pioneros, además de aportar sororidad (término empleado para hacer mención a la solidaridad que existe entre mujeres), es lo que la marcó de este trabajo: “Me parece muy importante buscar otras alternativas, porque la realidad nos lo está pidiendo, desde hacer conciertos en línea, hasta ofrecer un video que tenga una experiencia distinta, sin miedo a sonar raros”.

“Cuesta trabajo aventarse primero, sabemos que hay muchos proyectos de sonido inmersivo y cosas que podemos encontrar en internet, pero Mexfutura está ofreciendo eso y nos da mucho gusto levantar esa bandera. Me llevo también este gusto de apoyarnos entre mujeres en la industria de la música”.

Entrevistas: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco